Car of the Year Premios

Volvo S60 y V60: Finalistas al Auto del Año 2019 de Motor Trend

Keeping the ball rolling

Keeping the ball rolling

Nos gusta: mirarlo, estar en él, su excelente motor base

No nos gusta: la suspensión deportiva, la calibración de los frenos híbridos, la seguridad opcional

Volvo se ha disparado desde que obtuvo el premio SUV del Año 2016 con la XC90. Al ofrecer un estilo vanguardista consistente, seguridad y valor, todos los vehículos que nos ha enviado desde entonces terminan en la categoría de finalistas. El sedán S60 y la vagoneta V60 2019 mantienen rodando el balón en un segmento increíblemente competitivo.

Tanto el S60 como la V60 se ven atractivos y definitivamente parecen un Volvo. La apariencia y sensación del espacioso interior es mejor aún, en donde cada nivel de equipamiento tiene una personalidad distinta. La V60 Momentum base aporta un toque escandinavo fresco: “ligero y espacioso con algo de ‘tela escocesa’ contemporánea”, dijo Chris Theodore.

El motor 2.0 litros T5 turbo de cuatro cilindros de 250 hp de serie es nuestro favorito de los tres trenes motrices, ya que produce un rendimiento sólido en general.  Algunos pensaron que el motor 2.0 litros T6 sobrealimentado y turboalimentado de 316 hp carecía de refinamiento, pero a otros les gustó su maniática entrega de potencia. Sin embargo, el T8 híbrido enchufable de 415 hp mostró una aceleración errática al entrar en funcionamiento los motores eléctricos, el sobrealimentador y el turbocompresor individualmente. Los frenos también se mostraron inconsistentes; un problema con los T8 que se remonta al año 2015.

Estamos menos complacidos con las versiones deportivas de los nuevos Volvo. El S60 R-Design era un sedán deportivo razonablemente convincente, pero sacrificar la calidad del andar por un manejo mejorado realmente no vale la pena. El S60 T8 Polestar se sintió “desenfocado y a medias”, dijo Angus MacKenzie.

Y más desenfocado: el sistema de seguridad semiautónomo Pilot Assist de Volvo quedó fuera de la lista de características de serie. No tenemos duda de que el S60/V60 logre altas puntuaciones en seguridad, pero nos decepciona que la única medida de seguridad activa que se incluya como equipamiento de serie sea su sistema City Safety. Como señala Mark Rechtin, Honda incluye su tecnología de seguridad semiautónoma como equipamiento de serie en el Insight de $23,725 dólares. Volvo debería hacer lo mismo de forma generalizada.