Pruebas

Primera Prueba: Volvo S60 R-Design 2013

Una inmersión sueca

Una inmersión sueca

Estamos parados en la esquina de Draper y Marion, en Kingsburg, California viendo un desfile. Los espectadores — la mayoría familias que parecen sacadas de comercial usando ropa azul — llenan las calles, aplaudiendo al mismo tiempo que desfila la banda, la escolta de la preparatoria Kingsburg, y tractores antiguos.

Kingsburg, con una población de 11,832 personas según el Censo de Población Americana del 2010, es conocida como la “villa sueca del centro de California” de acuerdo con el sitio web del pueblo, debido a sus raíces suecas. La torre de agua para el pueblo tiene la forma de una taza de café y está adornada con los motivos del Kurbit (pinturas suecas que atraen la fertilidad). Nuestro Volvo S60 T6 AWD R-Design azul parece ser el único auto sueco en la cuadra. Vinimos al Festival Anual Sueco en Kingsburg por pura curiosidad. Y al final terminamos aprendiendo todo sobre el Volvo S60 durante todo el viaje.

El Auto

Lo primero que nos gustó fue el motor, 3.0 litros con 6 cilindros montado a lo largo del auto adicionado con un turbo compresor de doble entrada de 1.02 kg/cm2. El I-6 de 325 hp y 354 libras pie de torque tiene una personalidad divertida a la antigua (sólo disponible en la versiones Ambition y R-Design). Cuando se activa el boost, nuestros reflejos se agudizan instintivamente y las manos se alistan para controlar el viraje mientras el auto cambia de carácter. El motor empuja fuertemente una vez estabilizado. Curiosamente, el gráfico dinámico de Volvo nos muestra una plataforma de torque dramáticamente más corta comparada con la versión Kinetic. No solo tiene 64 hp y 89 libras pie de torque menos, pero las marcas de potencia son bastante diferentes también.

Con la tracción de cuatro ruedas Haldex y una transmisión automática decente, la versión R-Design acelera de 0-100 km/h en 5.3 segundos, 0.4 segundos más rápido que un estándar S60 T6 AWD. Honestamente, eso es más que suficiente para nuestro viaje redondo de 725 km del sur de California. Las ventajas de tener un motor que parece funcionar como un gran turbo es que puede virar felizmente en la autopista con carga ligera o media. La clasificación EPA para este auto es de 7.6/10.6 km/l en ciudad/carretera, pero logramos 11.61 km/l con el control de velocidad ajustado a 104-128 km/h.

Los consumidores compran automóviles por muchas razones, pero cualquiera está obligado a experimentar el placer de conducir cuando la competencia natural incluye un Audi A4 y un BMW 335i xDrive. Para este fin, el S60 confía en el chasis sport de la versión R-Design. Los nuevos amortiguadores de reacción más rápida reemplazan los twin-tubers, y una variedad de cambios al ajuste de la suspensión prometen dar mejor control en el chasis. Los rotores de los frenos delanteros se ampliaron de 12.4 a 13.2 pulgadas y se instaló una barra (petite front strut).

Todas esas modificaciones se ven excelente en diseño, pero en la realidad el S60 T6 R-Design tiene un pequeño problema de identidad. El pequeño, sedán deportivo de lujo siempre ha intentado balancear un manejo ágil y sencillo con una experiencia de viaje refinada, firme pero controlada. El RD comienza a incursionar en aguas más deportivas, pero le hubiera convenido tomar unas lecciones de nado primero. Las imperfecciones del camino no pasan tan filtradas como esperábamos, y las entradas de baja amplitud se hacen muy obvias. Estas cualidades podrían haberse pasado por alto si conducir en terrenos rocosos fuera una aventura.

Pero manejar en terreno rocoso simplemente empeoró nuestra frustración. La suspensión firme ayuda a permitir buen control del movimiento –el auto avanza por terreno inestable sin sacudir al conductor y la sectorización del torque nos permite elevar la aceleración tan pronto como salimos de curva. Desafortunadamente, el conductor estará demasiado distraído por el volante, el acelerador y los frenos. El acelerador es demasiado sensible, necesitando la mayor delicadeza posible para dar el empuje correcto. El pedal de los frenos tiene una sensibilidad razonable, pero se siente muy suave. Lo raro es que ambos pedales varían en sensibilidad intermitentemente sin razón aparente, y se sienten y suenan como si hubiera un empuje tratando de regresarlos a neutral.

El esfuerzo de virar y la respuesta están muy enfocados al centro. Hay que girar con fuerza para mantener el volante inclinado hacia cualquier dirección. El impulso de vuelta al centro es suave. En lo que a susceptibilidad a la corrección se refiere, en conducción entusiasta, el Volvo no es de los mejores. Tampoco figura entre los mejores el diseño del asiento del conductor y su ajuste en conductores pequeños, aunque tiene suficiente acolchonamiento como para un viaje de 300 km.

Una vez que todos los controles del conductor se ajustan apropiadamente, tenemos un resultado de 25.6 segundos en la pista de ocho en un promedio de 0.74 g. Pronto saldrá al mercado una versión Polestar con más potencia y una suspensión más firme para posicionarse a la cima de los S60. El R-Design por ahora resulta un poco difícil acomodarlo en un lugar de la jerarquía Volvo.

Pero supongamos por un momento, que no nos importan los detalles de conducción. Les interesará saber que el asiento trasero del S60 es uno de los más cómodos en el segmento para tres pasajeros. Les interesará también saber que el interior de excelente gusto minimalista tiene seis bolsas de aire que contribuyen a el rating de 5 estrellas para este auto dentro de la clasificación NHTSA (Administración de Seguridad de Tráfico en Carreteras Nacionales, por sus siglas en inglés), así como la “Top Safety Pick” (la elección más segura) por la IIHS (Instituto de Seguros para Seguridad en Carreteras). También les gustará saber que aquellos que aprendieron a escribir mensajes de texto usando el teclado QWERTY de la era pasada estarán encantados de ver la nueva habilidad de Volvo Sensus de ingresas direcciones de navegación a través del teclado numérico central. Querrán también saber que el principal ruido en la cabina proviene de los neumáticos y que la nueva palanca de cambios iluminada se gira a la izquierda en vez de la derecha para activar las modalidades manuales y sport de la transmisión.

Un poco de información de este automóvil Sueco es tal vez demasiado para retenerla toda.

El Festival

Con la luz del sol pegando directo, el color azul brillante del S60 parece casi idéntico al azul de las banderas suecas ondeando en el pueblo. Una multitud se aglutina para la ceremonia y los disfraces de todos se ven fantásticos. La próxima vez tendremos que llegar antes para comer los Svenska pannkakor (hot cakes suecos). No es un mal lugar para visitar en un Volvo.

Volvo S60 T6 AWD R-Design 2013
Precio Base $763,000 pesos
Configuración Motor delantero, AWD, Capacidad para cinco pasajeros, sedán de cuatro puertas
Motor 3.0L/304-hp/ DOHC 24-valve I-6
Transmisión Automática de 6 velocidades
Peso neto (Distribución Frontal/Trasera) 1,736 kg (62/38%)
Distancia entre ejes 2.77 m
Largo x Ancho x Alto 4.62 x 1.86 x 1.48 m
0-100 km/h 5.3 seg
Cuarto de milla 13.8 seg @ 163 km/h
Frenado, 100-0 km/h 33.83 m
Aceleración lateral 0.90 g (promedio)
Pista en forma de 8 25.6 seg @ 0.74 g (promedio)
Rendimiento de gasolina ciudad/carretera 7.65/10.62 km/l
Consumo de energía ciudad/carretera 187/135 kW-hrs/100 millas
Emisiones CO2 264.99 g/km