Primera Prueba Pruebas

Volvo S60 y V60 2019: Primera Prueba

Conduciendo finalmente los nuevo Volvo

Conduciendo finalmente los nuevo Volvo

Con una excepción, los modelos de Volvo nos han impresionado desde que la XC90 se convirtió nuestra SUV del Año 2016. A pesar de ser un modelo exitoso, el S60 2017 terminó en el último lugar en una comparativa de ocho sedanes de lujo. Ese compacto fue “superado en casi cada categoría”, pero finalmente fue renovado y el nuevo S60 2019 llega en su variante sedán junto con la vagoneta V60 2019. Cuando están equipados de la forma correcta, los modelos 60 brillan, mostrando su enfoque sueco hacia el lujo y estilo.

El diseño es una gran parte de la identidad de marca de Volvo, al igual que la seguridad y el S60 y V60 tienen una presencia seria. Mucho de ese crédito es para la nueva plataforma en la que están basados, entregando más proporciones de lujo y 4.9 pulgadas más de largo. El S60 2019 es el modelo más largo de los ocho sedanes que comparamos y cuenta con un asiento trasero que se siente mucho más espacioso que lo que encontramos en esta categoría hoy en día.

Los Volvo S60 y V60 entregan su mejor trabajo cuando usted sabe lo que quiere en un auto de lujo; quienes busquen más performance deberían de quedarse con el Alfa Romeo Giulia o el Genesis G70. Incluso en su versión R-Design con tracción integral y el motor 2.0 litros turbo y sobrealimentado de 316 hp, los S60 y V60 carecen de la respuesta de transmisión y sensación de la dirección que sus competidores ofrecen. Volvo puede ser su favorito en una carretera, pero incluso con el color de pintura Rojo Fusion metálico, el S60 R-Design no es el auto deportivo del segmento. Dicho esto, el manejo rígido decepciona en una carretera de doble sentido. Si a usted le gusta la versión R-Design o Inscription, considere conducir los modelos con las ruedas de 18 pulgadas y vea si hay alguna diferencia con las ruedas de 19 pulgadas.

Lo mismo sucede con el híbrido enchufable S60 T8 Polestar. Es como un unicornio sueco, ya que sólo hay 20 unidades que llegarán a los Estados Unidos y todos se han vendido. Con 415 hp, se espera que el híbrido enchufable tenga un rango eléctrico de 21 millas antes de que el motor turbo y sobrealimentado entre en acción. Debido a que en Estados Unidos no tendremos el V60 T8, la variante Polestar Engineered incluye una suspensión y frenos actualizados, así como ruedas de 20 pulgadas. El resultado es sorprendente: 0-60 mph en 4.5 segundos, pero tener un modelo híbrido enchufable tiene sus sacrificios en el maletero, ya que es más chico, al igual que el espacio para los pasajeros de la segunda fila y espacios de almacenamiento más reducidos. Lo que realmente nos decepcionó fue su rendimiento de frenado, ya que es difícil llegar a frenar por completo.

Si la tracción integral no es necesaria, entonces eche un vistazo al S60 T5 y V60 T5 con 250 hp. Aunque el V60 tarda 6.9 segundos en llegar de 0-60 mph, no se siente mucho más lento que otros modelos T6, que hacen lo propio un segundo más rápido. Si decide quedarse con el T5 obtendrá mejores números de ahorro de combustible – 21/31-32 mpg en ciudad/carretera o 24/36 mpg. Además, puede ahorrarse unos $4,500 dólares.

O también puede gastar parte de ese dinero en obtener el sistema de monitoreo de punto ciego, que desafortunadamente es un costo adicional en el sedán de lujo de la marca conocida por su seguridad. Aunque nos gustaría que esa tecnología llegara de serie en todos los modelos y no únicamente en el R-Design e Inscription, es importante notar que el modelo base llamado Momentum es miles de dólares más barato que el Lexus IS, Alfa Romeo Giulia y Mercedes-Benz Clase C. E incluso con ese precio, el S60 obtiene un techo panorámico, una pantalla táctil de 9.0 pulgadas con Apple CarPlay y Android Auto, faros LED con las luces de circulación diurna que se ven espectaculares, ruedas de 18 pulgadas y tecnologías de seguridad que incluye mitigación de salida de la carretera, así como un asistente de mantenimiento de carril y frenado automático de emergencia que detecta peatones, ciclistas y animales grandes.

Todas las variantes ofrecen Pilot Assist, que combina el control crucero adaptivo y el sistema de mantenimiento de carril. Aunque este último solo funciona cuando el carril está bien marcado, el control crucero adaptivo funciona bien en el tráfico. No nos gusta mucho el sistema de infotenimiento en la pantalla táctil de 9.0 pulgadas. Cuando está complementado con el metal de la versión R-Design o la madera del Inscription, la pantalla y los botones debajo de ella le dan al Volvo un interior moderno y limpio. Pero el sistema tiene algunos problemas. Cambiar el aumento del aire o recircular el aire requiere tres clics, incluyendo uno pare quitar la pantalla del sistema del aire acondicionado. E incluso cuando Apple CarPlay y Android Auto simplifican el uso del sistema de navegación, audio y teléfono, el sistema toma aproximadamente la mitad de la parte inferior de la pantalla.

Pero ese estrés se puede reducir al activar los asientos con masaje del modelo Inscription. Los principales competidores del S60 no cuentan con esta función bajo ningún precio. Volvo continúa impresionándonos con la función de doblar el reposacabezas al presionar un botón en la pantalla táctil, lo que mejora la visibilidad hacia atrás. Esta convenincia se extiende en el V60, que con solo pulsar un botón, los asientos traseros se pueden doblar a una posición casi completamente plana. Y si usted prefiere el estilo del Audi A4 Allroad o la Subaru Outback, Volvo le dirá que está por sacar un V60 Cross Country. La producción del S60 inició hace un mes aproximadamente, mientras que el V60 comenzará a fabricarse en el primer trimestre de 2019.

Cualquiera de los dos modelos se distinguen por dentro o por fuera. Si combina eso con el espacio interior, los S60 y V60 se vuelven bastante fuertes. Únicamente hay que evitar la variante T8 híbrida enchufable y las ruedas de 19 pulgadas, ya que estos modelos no impresionan como otros líderes en el segmento. Debido a que es un modelo de $50,000 dólares, Volvo quiere tener la atención de quienes quieren algo diferente en comparación al Serie 3 y el Clase C. No podemos esperar a comparar el resto del segmento.

 

 

Este es el Volvo S60 T8 Polestar Engineered 2019 híbrido enchufable