Pruebas

Toyota Tacoma TRD Pro 2020: qué mejoró y qué sigue igual

Monitor multiterreno, asientos eléctricos y más

Monitor multiterreno, asientos eléctricos y más

Estoy en el interior de la Toyota Tacoma TRD Pro 2020 actualizada, viendo el cielo azul intenso de Moab mientras se asoma un par de manos sobre el capó y señala hacia la izquierda. Volteo brevemente hacia abajo a la pantalla TFT del panel de instrumentos y veo un ángulo de inclinación de más de 30 grados. Con mi cuerpo, víctima de la gravedad, está presionado contra el respaldo del asiento, la Tacoma avanza lentamente hacia la cima para darnos una vista increíble de la roca naranja en Hell’s Revenge y las montañas La Sal en el fondo. Esta área del este de Utah, conocida por sus dos parques nacionales y actividades recreativas, sirvió como nuestro punto de partida hacia el FJ Summit, una reunión de entusiastas de Toyota FJs que se lleva a cabo cada año en Ouray, Colorado. No importó que la temperatura de 103 grados y el ardiente sol estuvieran asando nuestra piel, la Tacoma TRD Pro fue nuestro carruaje para esta larga y escénica ruta hacia este festival.

Tomamos el camino largo, lo que nos dio la oportunidad de usar las nuevas características y capacidades de la Tacoma TRD Pro. Equipada con amortiguadores Fox, neumáticos Goodyear Wrangler todoterreno y una suspensión con elevación de 1 pulgada, esta es la camioneta mediana más capaz de Toyota. Para el modelo 2020, la transmisión de la Taco TRD Pro recibió varias actualizaciones, de las cuales la más importante es que evita que la camioneta se vaya hacia adelante cuando movemos la palanca de cambios de Park a Drive, aunque mantengamos el pie presionado en el freno, y fue algo de lo que recientemente nos quejamos en la Tacoma 2019. Las ruedas de aleación de 16 pulgadas perdieron alrededor de 4.1 libras cada una, lo cual fue suficiente para que los ingenieros realizaran pequeños cambios en la calibración de los amortiguadores y muelles, en un esfuerzo por mejorar el andar de la camioneta tanto en pavimento como en todoterreno. La Tacoma aún sufre de cierta caída del freno, pero mejoró en comparación con el modelo 2019.

El motor 3.5 litros V-6 aún desarrolla 278 hp y 265 libras-pie de torque; el modelo que condujimos tenía la transmisión automática de seis velocidades (la manual de seis velocidades continúa para 2020).Toyota tampoco cambió nada en el sistema 4×4; la Tacoma aún cuenta con una caja de transferencia de dos velocidades y un bloqueo del diferencial trasero, ambos de los cuales usamos en Utah y Colorado.

Redujimos la presión de los neumáticos a aproximadamente 26 psi y comenzamos nuestra expedición por Hell’s Revenge. La mayoría de los vehículos que vi en este sendero tenían algún tipo de suspensión aumentada. Nuestras TRD Pro de serie no sufrieron mucho; tuvimos un par de rayones en la parte baja protegida y las placas de deslizamiento, pero no hubo obstáculo que evitara que avanzáramos. La buena articulación y la elevación de la suspensión de la Tacoma fueron bastante espectaculares en algunos de los obstáculos, en especial cerca del comienzo del sendero, en donde los estrechos desfiladeros rocosos son especialmente engañosos. La entrega de potencia uniforme facilitó el proceso de sortear dichos obstáculos.

Dos sistemas ayudaron a la Tacoma a pasar sobre algunas de las rocas más inclinadas: el nuevo Multi-Terrain Monitor (MTM) y el Panoramic View Monitor (PVM), ambos de los cuales se incluyen de serie en la Tacoma con el nivel de equipamiento más alto. Estas características muestran una vista de las cámaras delantera y lateral a través de la nueva pantalla de infotenimiento de 8.0 pulgadas, que fue bastante útil cuando el ángulo de inclinación era pronunciado. Es una agradable mejora con respecto a la Tacoma 2019, y algo que los conductores todoterreno usarán con frecuencia. Solo quisiera que tuviera una cámara con mayor resolución.Si usa las nuevas cámaras ubicadas debajo de los espejos laterales, el conductor puede ver la posición exacta de los neumáticos delanteros y, aunque no usamos esas vistas tanto como la de la cámara delantera, puedo pensar en muchas situaciones en donde sería beneficioso. Estas características no proporcionan una vista de 360 grados completa, pero ayudan en el sendero.

También es favorable la adición de un asiento eléctrico ajustable de 10 vías para el conductor, que ahora incluye soporte lumbar y ajuste de altura. Anteriormente nos quejamos sobre la incómoda posición del asiento de la Tacoma y, aunque el ajuste de altura no necesariamente resuelve el problema, sí hace la diferencia. La altura del asiento puede ajustarse hasta por 2 pulgadas, además de que hay soporte para los muslos, lo cual es útil dado el elevado piso de la Taco.

La nueva pantalla de 8.0 pulgadas es ahora compatible con Apple CarPlay, Android Auto y Amazon Alexa.Todas las Tacoma 2020 tienen esta compatibilidad, pero la SR incluye en cambio una pantalla de 7.0 pulgadas. Desde luego que la adición de CarPlay hace una enorme diferencia, facilitando el acceso a su música, contactos, mensajes de texto y Google Maps. Esta pequeña actualización hará una gran diferencia para muchos compradores, por lo que nos complace que finalmente haya llegado.

Con un diseño actualizado de la parrilla, nuevos faros LED con circulación diruna, además de luces direccionales secuenciales, la Tacoma TRD Pro 2020 también se ve un poco más moderna. Nuestro nuevo color favorito es Army Green (verde militar), exclusivo para el nivel de equipamiento TRD Pro. Se mezcló bien con los pinos cuando cruzamos las montañas de La Sal en nuestro camino hacia Ouray. Al igual que el modelo anterior, puede añadir unos cuantos accesorios exteriores, como la toma de aire elevada, que son funcionales y además hacen que la pickup se vea genial. Los niveles TRD Sport y superiores cuentan con llave inteligente para el pasajero, de modo que la puerta delantera del pasajero tiene acceso sin llave.

Una vez que nos desviamos del sendero y condujimos sobre pavimento hacia el FJ Summit, la Tacoma se comportó de forma muy parecida al modelo 2019. La cabina es silenciosa en general; el motor puede rugir al subir por una colina o al tratar de rebasar en la autopista, pero en general proporciona un buen andar. Una queja: nos gustaría que el volante tuviera más espacio para el ajuste telescópico, ya que solo se puede ajustar muy poco.

Como nuestro carruaje hacia la FJ Summit, la Toyota Tacoma TRD Pro 2020 resulto ser muy buena. Gracias a sus actualizaciones es una camioneta más agradable de conducir en pavimento y en todoterreno. No estamos seguros de cuándo llegará la nueva generación, pero mientras tanto, estas actualizaciones ayudan a mantenerla renovada.