Primera Prueba Pruebas

Toyota Supra Launch Edition 2020: Primera Prueba

MotorTrend prueba el Supra GR 2020 en la pista

MotorTrend prueba el Supra GR 2020 en la pista

Casi todos los miércoles llega una nueva cosecha de autos y SUVs al estacionamiento del Auto Club Speedway donde se forman a lo largo de la acera para cada prueba: un lote de nuevos concursantes para nuestro pequeño episodio semanal privado de America’s Got Automotive Talent. Son las 7:30 a.m. y, justo a tiempo, los vehículos pasan por la guardia de seguridad y se forman ordenadamente para presentarse. De antemano comienzan a mirarse nerviosamente unos a otros.

Entre todos ellos sobresale la enorme Kia Telluride, que parece tener el peso de 14 Fortes. En teoría, es la primera SUV con su propio campo gravitacional. ¿Su truco de rendimiento? En vez de correr alrededor de los conos del circuito de figura en ocho, va a orbitar alrededor de ellos. Justo detrás de la Kia está la Mercedes-Benz GLE 450, que puede saltar neumáticamente. Este va a ser un vehículo muy, muy popular. Aunque oficialmente puede salir de las dunas del desierto Sahara, la GLE también puede ser confundida por un lowrider en las calles de Hollywood; lo único que le falta es un botón en su llave para poder hacerlo de forma remota.

Y luego tenemos lo que parece ser un Stormtrooper de Star Wars sobre ruedas. Es blanco y está cubierto de una armadura brillante pero amenazante. Pero debajo del casco y del equipo de combate, se ve curiosamente familiar.

“¿Acaso no conocí a tu padre?” Le pregunto. Se queda viendo hacia delante, concentrado en su misión. “Lo dudo”, responde de manera cortés, con un acento que denota rasgos de japonés y de alemán. “Ha estado desparecido por casi 20 años”.

“¡Lo tengo! Es la cuarta generación del Supra Turbo 1993. Definitivamente hay un parecido familiar.” Frente largo, popa corta tipo cola de pato. “¿Puedes quitarte algo de eso para poder verte mejor?”

“No. Todo está integrado en mí. Lo siento.” Camino alrededor pregunto, “¿Anda Darth Vader cerca de aquí?” Sus faros se tuercen como una mirada desaprobatoria.

En realidad, me gusta mucho cómo los cristales de la cabina se sujetan en la popa. Crean un efecto parecido a un monoplaza. Trato de ser amigable otra vez. “¿Sabes? He probado todas las ramificaciones de tu árbol familiar desde su primer brote con el Celica Supra”.

“¿Cuántos años tienes?” Sus faros se agrandan. ¡Touché! Francamente, el último Supra es el que realmente formó la reputación de este auto. Pero en última instancia se volvió demasiado costoso y las personas comenzaron a respingar y susurrar: “Por $39,900 dólares (en ese entonces) podría obtener un BMW”.  Y es lo que muchos hicieron. Toco tímidamente mi barbilla y luego pregunto: “Ah, ¿cuánto cuestas?” “$56,180 el modelo base”, responde tajantemente. Nada mal. “Y soy parte alemán también”, tose el Supra con poca fuerza.

Luego suspira impacientemente, “Mira, esto no es un concurso de elegancia, ¿verdad?” Sabe perfectamente que su rapidez actual en la pista de arrancones y en la pista en forma de ocho será lo que le ayude a entrar a cualquier prueba exótica de comparación en el futuro; tal vez unas vueltas con la cámara de carreras de Randy Pobst y, quién sabe, a lo mejor hasta el estrellato con videos automotrices. Pero si echa las cosas a perder, se quedará escuchando a los grillos al lado de nuestra minivan Chrysler Pacifica de largo plazo. Lo muevo hacia las básculas para el pesaje.

Sube por la rampa y se asienta ligeramente en las plataformas de pesaje: 3,363 libras. Distribución del peso: 52 por ciento adelante, 48 por ciento atrás. Frente pesado, pero solo un poco. En cuanto a las dimensiones, esta es una versión a escala 9/10 del Supra anterior, 5.2 pulgadas más corto y 142 libras más ligero (a pesar del equipo de seguridad adicional de hoy). Por fortuna, todo lo demás que importa sobrepasa las expectativas; el editor de pruebas de manejo Chris Walton anota afanosamente las especificaciones técnicas.  ¿Caballos de fuerza? 335 a través de su 3.0 litros turbocargado de seis cilindros en línea, en comparación con los 320 hp de la cuarta generación de 1 cc menos (además dispone de 50 libras-pie de torque más que el de cuarta generación a 2,400 rpm menos).

Su transmisión representa un gran avance: ahora es una elegante transmisión automática rápida y con palancas de cambio al volante, que dispone del doble de cambios que la vieja Autobox de cuatro velocidades. Y ustedes, neandertales de las cajas de cambios, confíen en mí cuando les digo que realmente les convienen esos cambios que se activan con el dedo índice en vez de los recorridos largos y malos además de las pisadas texanas con el pie izquierdo de la vieja palanca de cambios manual. Pero francamente, el mayor avance probablemente sea uno que no tenemos en cuenta: los neumáticos. Estos Michelin Pilot Super Sport, con las medidas 255/35R-19 al frente y 275/35-19 atrás, son zapatos gomosos para cancha de squash en comparación con los “suecos de madera” de 1997, los Michelin Pilot SX 235/45-17 y 255/45-17.

Después de hacer todo el papeleo, Chris instala el Vbox en el asiento del pasajero y lleva el vehículo lentamente a la pista de arrancones.

Tal vez usted haya notado los emblemas “GR” y “Launch Edition” asociados al nombre de este nuevo Supra. Las primeras dos letras son de Gazoo Racing, el rostro de alto rendimiento de Toyota para ganar Le Mans, campeonatos mundiales de Rally y ahora, para desarrollar la dinámica del Supra en torno a la Nürburgring. De hecho, fue la conducción en Nürburgring de Akio Toyoda en el viejo Supra lo que le convenció de invocar a un sucesor.

La parte Launch Edition se refiere a los espejos, frenos y detalles en el interior en color rojo, pero es el software de control en el arranque del Supra lo que le preocupa a Walton ahora. En el interior, según sus notas en el habitáculo: “Presione el botón Sport y luego el botón TC para mostrar SPORT TRACTION. Mantenga ambos pedales presionados, vea el icono de la bandera a cuadros, las revoluciones se estabilizan en 2,000 rpm” El Supra se agacha como un gato corpulento, tenso y listo para echarse a correr. “Después suelte los frenos. Maneja su derrape bastante bien con aceleración y cambios cortos. Después de varias carreras consecutivas consistentes probé mi control en el arranque orgánico (es decir, el control de Walton) y empaté con el control en el arranque a una centésima de segundo (lo hice dos veces). Debe ser todo el agarre que tienen esos neumáticos”. ¿El mejor tiempo? De 0-60 mph en 3.9 segundos y el cuarto de milla en 12.5 a 111.2 mph.

Toyota GR Supra Launch Edition 2020
PRECIO BASE $56,180 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $57,375 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, RWD, 2-pasajeros, hatchback de 2 puertas
MOTOR 3.0L/335-hp/365-lb-ft turbo DOHC 24-válvulas I-6
TRANSMISIÓN Automática de 8 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DE PESO ATRÁS/ADELANTE) 3,363 libras (52/48%)
DISTANCIA ENTRE EJES 97.2 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 172.5 x 73.0 x 50.9 pulgadas
0-60 MPH 3.9 segundos
CUARTO DE MILLA 12.5 segundos @ 111.2 mph
FREANDO, 60-0 MPH 99 pies
ACELERACIÓN LATERAL 1.01 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 24.0 segundos @ 0.83 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 24/31/26 mpg ciudad/carretera/terreno combinado
CONSUMO DE ENERGÍA CIUDAD/CARRETERA 140/109 kW-hr/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.73 lb/milla

Esto lo coloca en el 19 por ciento superior de los 500 vehículos que no son SUVs y las camionetas que hemos probado en los últimos cinco años. Y comparte ese tiempo con vehículos tan deleitables como el Porsche 911 Carrera 2017, el Alfa Romeo Giulia Quadrifoglio y el Corvette Grand Sport. Para poner esto en perspectiva, el nuevo Supra alcanza las 70 mph en los mismos 5.1 segundos que su predecesor tardaba en alcanzar 60.

Un auto deportivo también debe frenar bien. Más de Walton: “Parte trasera intranquila y ligera desde 100 mph, algunos pulsos ligeros del ABS y un pedal de freno más firme y con recorrido más corto que los prototipos que había conducido originalmente en España. Y en vez de desvanecerse, parece que a esos frenos les gusta el calor. La parada más corta desde 60 mph fue la séptima de ocho. En orden: 103, 102, 103, 102, 101, 100, 99, 101 pies”. Es extraño.

Los noventa y nueve pies lo colocan en el 12 por ciento superior de nuestros 500 autos y en la misma zona de paradas cortas que el Ferrari 812 Superfast, el Civic Type R y el Porsche 911 GT3.

Cuando Chris regresa de la pista de arrancones, deslizo el asiento de piel rojo hasta atrás y hacia arriba en donde me gusta, ajusto los espejos por hábito, me abrocho el cinturón y evalúo el habitáculo. En comparación con el tablero tipo avión de combate repleto de botones de su predecesor, este se ve bastante moderado. Y entre mi asiento elevado, mi altura de 6 pies 1 pulgada y los topes bajos de las ventanas laterales, siento como si estuviera usando un sombrero sobre la cara. Para la prueba en el circuito de figura en ocho, prefiero bajar la ventana lo más posible para escuchar los neumáticos, pero de antemano se escucha un ruido estruendoso del viento a pesar de que ambas ventanas están bajas. Comienzo a acelerar y a circular por los conos, aumentando la velocidad y sacando conclusiones:

Voy en tercera marcha todo el tiempo, ya que la segunda era demasiado corta. Al quitar el pie del acelerador se generan algunos crujidos y chasquidos divertidos del escape, luego el frenado que es muy predecible si además se presenta cierta caída del frente. Al soltar el pedal del freno y girar el volante se acciona un índice de giro rápido y notable. No es que el Supra salte; es solo que su movimiento inicial llama la atención. Al entrar a las curvas, el auto se desvía bastante. ¡Vaya! ¿Es este un auto para derrapar o un auto deportivo? La parte trasera se mueve hacia fuera y hay que resolverlo con acciones calculadas tanto del acelerador como de las manos. Pero nunca deja de derrapar. Es cierto que podemos “balancearlo”, pero los neumáticos traseros deben estar sufriendo mucho. Al salir de la curva, si pisamos el acelerador, la parte trasera se sale aún más, y es un ángulo que debemos eliminar rápidamente para evitar anular la velocidad. El pie se va hasta el fondo, presionando la espalda contra el asiento con un torque a bajas vueltas agradable mientras revoluciona hacia su nada preocupante línea roja de 6,500 rpm.

Más tarde calculamos su agarre lateral en 1.01 g, con lo cual se coloca en el 13 por ciento superior, junto con compañeros como el Type R y el Audi R8 V10 Plus 2017; su tiempo de 24.0 segundos en el circuito de figura en ocho está en el 17 por ciento superior junto a vehículos como el Aston Martin Vantage y el Jaguar F-Type SVR.

Después de unas vueltas de enfriamiento, el Supra y yo nos detenemos. El Telluride y el GLE, que habían estado observando todo el tiempo con una expresión fija de asombro, comienzan a aplaudir. El Toyota hace una ligera reverencia. Las cifras de prueba registraron las alturas de sus atléticos saltos en nuestro escenario del miércoles, pero Chris y yo tuvimos el placer de bailar con un socio genuinamente talentoso y divertido.

“Chico, pasaste la audición”, le susurro. “Has hecho que tu padre se sienta orgulloso”. El Supra sonríe.