Comparativas Pruebas

Toyota RAV4 2019 vs. Honda CR-V 2018: Comparativa

¿Puede Toyota desbancar a nuestra pasada SUV del Año?

¿Puede Toyota desbancar a nuestra pasada SUV del Año?

Otro año, otro enfrentamiento entre Toyota y Honda. El año pasado, el Honda Accord compitió contra el Camry y le ganó. De hecho, casi ni hubo competencia. El Toyota presentaba muchas mejoras en comparación con su predecesor, pero evidentemente el Honda era un auto superior.

Un año después, Toyota regresa con un nuevo contendiente en una categoría distinta. Los gustos del consumidor indican que los crossover compactos ahora son más importantes que los sedanes. En 2017, el reinado de 15 años del Camry como el vehículo más vendido en Estados Unidos (que no es una camioneta) terminó gracias a que la propia RAV4 saliente de Toyota. Se puede ver la misma tendencia en toda la industria. Las ventas de los sedanes se están reduciendo mientras que las de los crossover se están disparando. Por primera vez, Honda también vendió más CR-Vs en 2017 que unidades del Accord o Civic.

Considerando cuánto había en juego, Toyota se arriesgó mucho cuando rediseñó su éxito de ventas para 2019.Abandonó el estilo anónimo pero inofensivo de la RAV4 anterior a favor de una apariencia más robusta y ruda. Incluso la versión Adventure, que está enfocada para conducirse en los senderos, dispone de una parrilla inspirada en la Tacoma y ruedas de 19 pulgadas.

La RAV4 también se basa ahora en la versión mediana de la plataforma TNGA (Toyota New Global Architecture), lo que significa que mecánicamente se relaciona más estrechamente con el nuevo Camry. Esto significa una mayor distancia entre ejes, unos ejes más anchos y un poco más de distancia al suelo, aunque la RAV4 en realidad es ahora más corta en general. Toyota dice que también es más ligera y mucho más rígida que el modelo saliente. En la presentación en el auto show de Nueva York, los ejecutivos y diseñadores se veían muy orgullosos de su logro.

Ahora vamos con el campeón defensor. Hay una razón por la que nombramos a la CR-V nuestra SUV del Año 2018: Honda definitivamente se lució con el rediseño. Un andar fluido, dirección precisa, un equipamiento sumamente funcional, enorme espacio en la segunda fila, tecnología de seguridad avanzada, trenes motrices con una aceleración concisa y un grandioso ahorro de combustible y, tal vez lo más importante, un fantástico valor. Destronar a este rey sería un desafío para cualquier recién llegado.

Pero al ver la nueva RAV4, Toyota realmente estaba buscando la victoria. No creo que alguien haya participado en esta comparativa esperando que la decisión fuera fácil.

Consideremos el estilo, por ejemplo. Ni la CR-V ni la RAV4 son convencionalmente atractivas, pero ambas tienen sus propias ventajas. La apariencia de la CR-V lleva al límite el término “polarizadora”, pero en general su diseño es el más cohesivo de las dos. Por otra parte, la RAV4 probablemente aleje menos a compradores potenciales, incluso aunque algunos elementos de diseño estén mejor ejecutados que otros. Por ejemplo, los arcos cuadrados de las ruedas funcionan bastante bien en la RAV4 Adventure, pero se ven un poco fuera de lugar en otros niveles de equipamiento.

Pero este tampoco es un segmento en el que los compradores tienden a dar prioridad a la apariencia. Si fuera así, la Mazda CX-5 se vendería mucho mejor. Pero ese es un tema para otro día.

Al abrir la puerta de la RAV4 nos encontramos con una cabina que tal vez sea un avance estilístico aún mayor que el exterior. La gran pantalla de infotenimiento se sitúa en una posición elevada en el tablero con perillas y botones reales en ambos lados para facilitar su lectura y operación. Y dependiendo del nivel de equipamiento, Toyota le ofrece paneles con detalles en distintos colores y costura contrastante.

Los asientos son cómodos y ofrecen un buen apoyo, además de que los materiales se sienten en su mayor parte de alta calidad. Hay algunos elementos de plástico duro en algunos lugares, pero en general es una actualización masiva en comparación con la apariencia y sensación de otras cabinas de Toyota conscientes del presupuesto de los últimos años. Los pasajeros traseros no sufrirán, ya que hay suficiente espacio para dos adultos o tres niños. Además, los materiales en la parte trasera se sienten tan agradables como los de adelante.

Tal vez porque estemos más familiarizados con la CR-V, su cabina no se ve tan fresca como la de la RAV4.Además, Honda se arriesgó menos con el diseño, optando por un esquemasimple. Pero mientras que el interior de la Toyota puede verse más intrigante, recordé rápidamente por qué la CR-V ganó el premio a la SUV del Año 2018.

Además de la sensación de primera calidad en general de la cabina de nuestro modelo Touring, la funcionalidad de la CR-V es verdaderamente impresionante. Hay tanto espacio de almacenamiento para los pasajeros delanteros que la mayoría de la gente tendrá problemas para saber cómo usarlo todo. Y aunque no hay nada malo con lo que la RAV4 ofrece, si usted es un poco acaparador, querrá la CR-V.Simplemente es mucho mejor. Para quienes quieren una comparación, Toyota no proporcionó cifras de volumen de carga, pero los cálculos de mi cinta de medir indican que la CR-V tiene más espacio para sus cosas.

Además hay pequeños detalles de ejecución que marcan la diferencia. Por ejemplo, las puertas de la Honda se abren con mucha mayor amplitud que las de la Toyota. Tal vez esto no suene como gran cosa, pero los padres apreciarán la mayor facilidad con que la CR-V permite lidiar con los niños y asientos infantiles. La CR-V también merece su propio premio por un equipamiento y funcionalidad inteligentes.

Dicho esto, sí tuve algunas objeciones variadas sobre cada una. En la CR-V, la palanca de cambios se mueve lo suficiente como para volverse molesta. Y en la RAV4, el plástico usado para la llave y la tapa de la gasolina se siente sorprendentemente barato. Ninguna de estas cosas es un factor no negociable, pero ambas compañías pueden (y deben) hacerlo mejor.

En el mismo sentido, descubrimos que las puertas de la RAV4 se cierran con un sonido metálico, que en definitiva corresponde a un mercado inferior. Parece como si no tuviera una pieza de aislamiento o insonorización. Por lo general lo atribuiría al supuesto estado de preproducción de nuestro vehículo de prueba, pero las puertas del Camry hacen ese mismo sonido hueco. Tal vez a los compradores no les importe, pero una vez que lo nota es imposible de ignorar.

Antes de ponerse detrás del volante, ésta es una breve nota del editor: las Toyota RAV4 2019 que se usaron en esta prueba de comparación realizada en septiembre eran unidades de preproducción, a lo que posteriormente Toyota alegó que tal vez no serían totalmente representativas del producto final con respecto a la calibración final del motor, la calibración de la suspensión o del software. Sin embargo, cuando nos las entregaron, la Limited se describió como con “especificación de producción” y nuestra Adventure únicamente tenía “algunas piezas sin terminar”. Con esto en mente, también condujimos versiones de preproducción más nuevas y actualizadas en un evento para los medios en noviembre y, en su mayor parte, notamos mejoras en la calibración del tren motriz.

Éstos son algunos detalles sobre los motores de Honda: siempre pasan desapercibidos. Uno presiona el botón de arranque, se enciende el motor de cuatro cilindros turbocargado de 1.5 litros y eso es todo. Nadie que conduzca una CR-V pensará en la forma en que suena ese motor sedoso y fluido. Con la RAV4 este definitivamente no es el caso. Incluso los viajeros sin ningún interés en los autos notarán que el motor I-4 de 2.5 litros de Toyota suena burdo, poco refinado y odiosamente ruidoso.

Al menos la RAV4 desarrolla muchapotencia. El motor turbo de cuatro cilindros de la CR-V desarrolla 190 hp y 179 libras-pie de torque, pero la RAV4 tiene una ventaja. Su motor produce 203 hp y 184 libras-pie de torque. Esto fue suficiente para lanzar nuestra RAV4 Limited con tracción delantera de 0 a 60 mph en 8.2 segundos, 0.4 segundos más rápida que la CR-V con tracción total. (Anteriormente habíamos registrado una sucesión de 7.5 segundos en varias CR-V 2017 con tracción total en un clima más frío, pero confiamos en que la RAV4 sería mucho más rápida también bajo mejores condiciones.) El director técnico Frank Marcus comentó: “El motor de la RAV4 suena cascajoso, pero desarrolla una buena potencia para su segmento”.

En la pista de pruebas, la Honda hizo su mejor esfuerzo por compensar su déficit de aceleración con su capacidad superior de frenado y un mejor rendimiento en nuestras pruebas de manejo. Pero si vemos más allá de las cifras en bruto, la CR-V nos impresionó con la compostura que mantuvo sin importar qué tanto la presionáramos. La Honda permaneció serena y calmada; la Toyota, sin embargo, presentó un considerable balanceo de la carrocería y se sintió caótica durante las curvas difíciles. Aparte de la dirección imprecisa y de los problemas de balanceo de la carrocería, también se sintió una indeseable vibración del tren motriz a través del volante y la parte inferior del auto en la RAV4 que no estuvo presente en la CR-V.

“Hay mucho rebote de la parte delantera de la RAV4 y la dirección está prácticamente muerta, sin ningún tipo de comunicación”, dijo el editor en línea asociado Stefan Ogbac.”La RAV4 carece del equilibrio de la CR-V”.

Algo que no esperábamos fue lo mucho que preferimos la transmisión continuamente variable de la CR-V. Casi todos en MotorTrend odian a las CVT por su monótona entrega de potencia. Pero Honda conforma un buen ejemplo. De todas formas, no importa qué tan bien esté calibrada una CVT, la transmisión automática tradicional de ocho velocidades de Toyota debería sentirse superior y más precisa, ¿correcto?Incorrecto.La transmisión automática de la RAV4 se sintió con frecuencia como si estuviera un paso detrás de nuestros deseos, especialmente al alejarnos tambaleando de las continuas “paradas de California”.

“La programación de la transmisión de la RAV en modo Sport es apenas más agresiva” dijo Markus sobre la conducción entusiasta en la Toyota.”Pero cada vez que se levanta para entrar a una curva, las revoluciones del motor se desploman hasta 3,000 rpm como si tuviera la ferviente esperanza de que el conductor dejara de comportarse como un chico de secundaria que acaba de robarle las llaves del auto a su mamá”.

En la conducción cotidiana, es difícil imaginar a la mayoría de los propietarios sometiendo a cualquiera de los dos vehículos a tanta presión. Y cuando se las conduce, como diría Markus, “como un civil”, la RAV4 y la CR-V son “vagonetas con un andar decente, agradables y razonablemente silenciosas”. Eso no significa que las condenemos con falsos halagos. Son dos vehículos versátiles e increíblemente prácticos para conducción cotidiana que harán felices a muchos de sus propietarios. Nada destacó más este punto que unas cuantas horas de conducción en autopista.

Comenzando con la Honda, no tardé mucho en recordar por qué la CR-V es un vehículo tan grandioso para viajar en la carretera. Era silenciosa, los asientos son cómodos e incluía una impresionante cantidad de tecnología. Sería excelente si la pantalla de infotenimiento fuera un poco más grande, pero de todas formas es fácil de leer y fácil de usar.

Probablemente la mayoría de los propietarios ignoren por completo el sistema de Honda, optando mejor por usar Apple CarPlay o Android Auto. Esto probablemente sea más común ahora que a principios de este año, ya que ahora CarPlay cuenta con soporte para aplicaciones de navegación de terceros, como Waze. Al menos la usarán si funciona.

“Yo presioné el botón Apple Maps y la pantalla se puso totalmente negra”, dijo Markus.”Esto después de tener un problema de brillo con bajo contraste realmente difícil de explicar con la pantalla, que también se resolvió milagrosamente por sí solo sin razón aparente”.

Por fortuna, las características de asistencia al conductor de Honda resultaron más confiables. Impresionantes, incluso. El control de velocidad crucero adaptivo aumentó y redujo la velocidad sin problemas con el flujo del tráfico y el sistema de asistencia de dirección para centrado de carril mantuvo a la CR-V bien centrada en su carril (en vez de estar rebotando entre los límites).Hay sistemas que son más avanzados, pero solo están disponibles en autos que cuestan varias veces más.

Como la CR-V ha estado a la venta durante un par de años ya, no hubo mucho que descubrir ni tantas preguntas por responder durante ese período de conducción en carretera. Por otro lado, la novedad de la Toyota la convirtió en algo un poco más misterioso.

Cambiar a la RAV4 sirvió como un excelente recordatorio de que el equipo de diseño de Toyota realmente se lució con el interior. El almacenamiento delantero seguía siendo un problema, pero al menos la cabina se veía elegante. Los asientos eran también más cómodos y ofrecían más apoyo de lo que recuerdo en el Camry rediseñado.

Es refrescante ver cómo Toyota se esfuerza más con su sistema de infotenimiento. La pantalla actualizada de 8.0 pulgadas se sitúa en una posición elevada en el tablero, rodeada en ambos lados de botones físicos. Sería excelente si los botones fueran más grandes, pero estoy feliz de que existan. Sin embargo, la interfaz de usuario del sistema no es excelente.

“Entune 3.0 es súper lento y no responde”, se quejó Ogbac.”El diseño es simple, pero uno tiene que esperar a que cargue la mayor parte del tiempo”. Estos posiblemente sean problemas del prototipo que todavía tienen que resolverse.

Las buenas noticias, al menos para los usuarios de iPhone, son que Toyota decidió ofrecer soporte para Apple CarPlay con la nueva RAV4, pero incluso los autos más nuevos durante el lanzamiento de prensa sufrieron fallas de CarPlay. Por ahora, los usuarios de Android no tendrán la misma suerte. La pantalla táctil hace que Entune sea más fácil de usar que Enform, la calamidad que Lexus sigue forzando a usar a sus clientes.

También habría que felicitar a Toyota por crear Safety Sense 2.0, su paquete de funciones de asistencia para el conductor, que llega de serie en la RAV4.Honda solo ofrece su versión, Honda Sensing, en los modelos EX, EX-L y Touring. La desventaja es que la función de asistencia para mantenerse dentro del carril de la RAV4 no es tan refinada como la de Honda. Ayudó el hecho de reducir la sensibilidad, pero de todas formas le costó mantener centrada a la RAV4 en el carril tan bien como lo hace el sistema de la CR-V.

Dicho esto, fueron más minucias que verdaderas quejas. Y aunque la CR-V fue mejor en algunos aspectos, la RAV4 tuvo algunas ventajas que los clientes principales apreciarán, como un diseño más atractivo, una cabina más elegante y una mejor aceleración. En un momento dado llegué a preguntarme qué haríamos en caso de no poder elegir un ganador. Y si realmente hubiera un empate, ¿acaso la existencia de los niveles de equipamiento Adventure y XSE Hybrid podrían dar ventaja a la RAV4? Dependiendo de cómo se sintieran mis contrapartes, existía la posibilidad.

Pero cuando intercambiamos autos de nuevo, esa confusión desapareció. Los asientos de la CR-V eran más cómodos. El volante se sentía mejor en mis manos. Era más silenciosa en la carretera. De hecho, el ruido del pavimento en la CR-V era tan bajo que me sorprendí de no haberlo notado antes. En mi opinión, la CR-V era la clara ganadora.

Sorprendentemente, cuando llegó el momento de sentarnos para tomar una decisión oficial, los tres pensábamos lomismo. La rediseñada RAV4 es un excelente crossover y es, por mucho, mejor que su predecesora. También es posible que Toyota pudiera mejorar o refinar algunas cosas como resultado de esta prueba. Pero incluso aunque Toyota remediara todas nuestras quejas menores a tiempo, estamos preparados para defender nuestra decisión.

Parafraseando los resultados de la comparativa entre el Camry y el Accord del año pasado, tal vez Toyota haya fabricado una mejor RAV4, pero la CR-V sigue siendo el mejor vehículo.


Frank Markus colaboró en este artículo.