Primer Manejo Pruebas

Toyota Highlander 2020: Primer Manejo

El más popular se renueva

El más popular se renueva

El Toyota Highlander es el SUV de tres filas más popular en Estados Unidos. Pero en los últimos años, el modelo ha recibido una competencia muy fuerte. Kia Telluride, Hyundai Palisade y Subaru Ascent son tres modelos que no existían hace dos años, y los tres han llegado con propuestas fuertes que han tratado de desbancar al Highlander del primer lugar. Por eso Toyota ha decidido renovar a su SUV de tres filas, y para el año modelo 2020 llega con más espacio interior, mucha mejor tecnología y un nuevo diseño que la ha elevado un poco más.

El Toyota Highlander 2020 entra a una nueva generación con una nueva plataforma llamada TNGA-K, lo que ha hecho que incremente su capacidad, comodidad y seguridad. La distancia entre ejes ha crecido por 2.4 pulgadas, mientras que su largo incrementó por 3 pulgadas, lo que quiere decir que hay más espacio interior que antes. Como aquí le comentamos en abril, el Highlander recibió un nuevo diseño exterior que le da un aspecto más premium, mientras que el interior también ha sido completamente rediseñado para integrar un aspecto más similar al de un auto de lujo. Tuvimos la oportunidad de conducir el Highlander 2020 en San Antonio, Texas y sus alrededores para conocer un poco más a detalle todas las características nuevas que tiene.

El Highlander 2020 será propulsado por el mismo motor de antes, un 3.5 litros V-6 que entrega 295 hp y 263 libras-pie de torque y está acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. También está disponible el nuevo motor híbrido, que consiste en un 2.5 litros de cuatro cilindros acoplado a un motor eléctrico que entregan una potencia combinada de 243 hp y trabaja junto con una transmisión CVT. Ambos modelos cuentan con tracción delantera o tracción integral, y esta es la primera vez que el modelo híbrido cuenta con tracción delantera, por lo que Toyota espera que este modelo expanda sus ventas.

En las carreteras al norte de San Antonio, rodeadas de cerros y bordeando el Rio Guadalupe, notamos que el Highlander 2020 cuenta con buena potencia, sobretodo con el motor V-6, que responde bien a los llamados del acelerador y trabaja bien con la transmisión de ocho velocidades. El motor híbrido se sintió un poco más lento, pero ahí es en donde Toyota va a destacar con el Highlander. El otro modelo que cuenta con una versión híbrida es el Ford Explorer, pero su ahorro de combustible es de solo 28 mpg con tracción trasera. El Highlander híbrido entrega hasta 36 mpg con tracción delantera, y está disponible en todas las versiones a excepción de la L, que es el modelo base.

El Toyota Highlander 2020 estará disponible en las siguientes versiones—L, LE, XLE, Limited y Platinum. Durante nuestro manejo pudimos comparar las versiones LE, Limited y Platinum, y nos gustó la calidad de materiales que Toyota ha impulsado, incluso en las versiones menos equipadas, como la LE. El Highlander llega de serie con buenos terminados y buena tecnología, como una pantalla táctil de ocho pulgadas con Apple CarPlay, Android Auto y Amazon Alexa, cinco puertos USB y opción de Wi-Fi. La versión Limited llega con un sistema de audio JBL con 11 altavoces que se escucha de maravilla, sistema de navegación, iluminación ambiente, y tapizados de cuero. La versión Platinum incrementa el equipamiento con una enorme pantalla táctil de 12.3 pulgadas, un head-up display de 10 pulgadas, techo panorámico y cargador inalámbrico.

Tras pasar todo un día conduciendo el nuevo Highlander, lo que más me llamó la atención fue el diseño interior. No importaba si estaba en la versión LE o Platinum, el interior se ve y se siente nuevo, con un diseño tipo flotante en la consola central y los paneles de las puertas que no solo le dan un mejor aspecto, sino que también ayudan en cuanto a espacio interior. Ha sido diseñado para tener pequeños espacios de almacenamiento útiles, como una bandeja debajo de la pantalla central y otra que se extiende a lo largo del tablero frente al pasajero delantero. La versión Platinum con su interior Glazed Caramel sube todavía más el nivel; su aspecto tipo camello se ve elegante, y la mezcla de colores en su interior le dan una percepción de más lujo.

Al obtener la nueva plataforma y ampliar su espacio, Toyota también hizo algunas configuraciones para mejorar la entrada y salida a la tercera fila. La segunda fila se desliza un poco más hacia adelante, y yo, que mido 6 pies de alto, apenas tuve espacio para entrar. El espacio en la tercera fila no es realmente cómodo, pero es suficiente para hacer viajes cortos en la ciudad. Una de mis quejas principales está en la tercera fila—no hay puertos USB para mantener conectados a los pasajeros que viajen en esta fila. Aunque hay cinco puertos en todo el Highlander, tres se encuentran en la consola central para el conductor y el pasajero delantero y dos se encuentran abajo en la consola central de la segunda fila. Otros competidores del Highlander, como el Kia Telluride, cuentan con puertos USB hasta en la tercera fila y los puertos están ubicados en los respaldos de los asientos delanteros para una mejor comodidad para los ocupantes traseros. Sin embargo, las butacas individuales en la segunda fila llegan de serie a partir de la versión XLE. Las variantes L y LE únicamente cuentan con asientos tipo banca en la segunda fila.

Pero al ser un Toyota, el Highlander ha sido diseñado con mucha seguridad. Toyota Safety Sense 2.0, que llega de serie en todos los Highlander, cuenta con control crucero adaptivo a todas velocidades (lo que le permite detenerse por completo en caso de un embotellamiento y poder seguir al vehículo de enfrente cuando éste avanza), sistema de pre-colisión con detección de peatones, alerta de salida de carril con asistente de dirección, faros altos automáticos, asistente de seguimiento de carril e identificación de señales de la carretera. El monitoreo de punto ciego llega de serie a partir de la versión LE. Las variantes Limited y Platinum cuentan también con asistente de estacionamiento delantero y trasero con frenado automático, que puede aplicar los frenos para evitar un choque. Los modelos Platinum también cuentan con un nuevo espejo retrovisor inteligente, que cuando está activado despliega la vista de la cámara trasera para evitar obstrucciones desde la cabina.

La gran ventaja del Highlander está en el modelo híbrido. Su precio es únicamente $1,400 dólares más caro que el modelo de combustión interna, y con una autonomía de alrededor de 600 millas y hasta 35 o 36 mpg dependiendo del modelo que elija, el Highlander híbrido resulta muy atractivo. Los modelos de combustión interna también cuentan con un buen rendimiento de combustible, entregando hasta 29 mpg con tracción delantera o 27 mpg con tracción integral.

El Toyota Highlander llegará a los distribuidores de los Estados Unidos a partir de hoy, 18 de diciembre. Los precios para el modelo de gasolina van desde los $35,720 dólares para la variante L de tracción delantera, y hasta los $49,920 dólares para el Platinum con tracción delantera. Los modelos híbridos empiezan a partir de los $39,320 dólares y llegan hasta los $51,320 dólares.