Toyota Corolla 2020: Primer Manejo

Toyota fabricó su mejor Corolla hasta la fecha... pero ¿acaso es suficiente como para superar a la competencia?

Toyota fabricó su mejor Corolla hasta la fecha... pero ¿acaso es suficiente como para superar a la competencia?

Hay cierta nobleza en aceptar su lugar en la cadena alimenticia y asegurarse de ser el mejor que pueda ser en ese estrato.

Esta es la posición del Toyota Corolla 2020.Es la doceava generación del Corolla, el económico sedán de una marca que transita en la confiabilidad. Hay tanta gente que prefiere un transporte que los lleve del punto A al punto B que el Corolla es el auto con más ventas en el mundo.

Pero ya le hace falta un cambio. El último rediseño importante del Corolla llegó a las calles en otoño de 2013.Mientras tanto, casi todos los demás autos compactos se renovaron, cada uno con cualidades impresionantes como para ser el primer auto nuevo de un conductor novato.

En el pasado, la reputación permitió al Corolla salirse con la suya con un estilo insípido y una dinámica desganada. Era más brillante que comprar algo usado, tenía una sólida ecuación de valor-precio y mucha resistencia; por ello, varias generaciones de familias Toyota han aconsejado a sus hijos que compren un Corolla como su primer auto. Desde que se presentó en 1966, Toyota ha vendido la impresionante cifra de 46 millones de copias. Y los datos internos muestran que el 65 por ciento cambiaron ese primer Corolla por otro Toyota. En otras palabras, es un vehículo clave para la franquicia en términos de lealtad del propietario.

Toyota aún considera que el Corolla es el auto perfecto para el conductor y el comprador primerizos. Por fortuna, no está durmiendo en sus laureles. Para esta nueva generación, que comenzó con el hatchback 2019 y continúa con el sedán 2020, Toyota mejoró su juego de manera considerable.

Para empezar cambió a la sólida plataforma TNGA de Toyota, que pronto servirá de base para todos sus autos y crossovers. Algunos puntos a destacar son: centro de gravedad más bajo, 60 por ciento más de rigidez de la carrocería y la adición de una suspensión trasera tipo multilink (que sustituye a la vieja barra de torsión), además de Active Cornering Assist (asistencia activa en las curvas) para combatir el subviraje.Tal vez la dinámica de conducción no supere al nuevo Mazda3 o al Honda Civic, pero este cambio pone a Toyota de vuelta en la conversación de los autos divertidos de conducir.

Y con un menú completo de características de seguridad de serie y un precio inicial de $20,430 dólares, el nuevo Corolla obtiene una alta puntuación en algunos criterios clave de MotorTrend.

Parece que podría ser el momento de volver a hacer una Gran Prueba sobre los sedanes compactos como la que hicimos en 2016 cuando el Corolla (el participante más antiguo del segmento, incluso en ese entonces) terminó en sexto lugar, en un grupo de siete autos. El panorama ha cambiado desde entonces: el Civic recuperó parte de su magia y el Mazda3 se lanzó con tracción integral, además de un punto de precio mucho más alto, aunque sustituyó su suspensión trasera tipo multilink por una barra de torsión menos costosa. El nuevo Jetta ya está en el mercado, pero su diseño no es tan inspirador. Hyundai y Kia agregaron porciones de estilo y rendimiento. Mientras tanto, Ford retiró el Focus en Estados Unidos y GM va a descontinuar el Chevy Cruze.

Para aquellos ejecutivos de Detroit que votaron para retirarse de los autos porque las SUV son tan populares, “seguimos optimistas con los sedanes y los autos pequeños”, dice Ed Laukes, vicepresidente del grupo de marketing de Toyota Division.Después de todo, los estadounidenses compraron 1.8 millones de autos compactos el año pasado y Toyota está feliz de poseer una rebanada más grande de ese pastel.

Toyota no se disculpa por la naturaleza de nivel de entrada de este auto. No está tratando de ser de primera clase ni potente. Manteniéndose fiel a sus valores básicos de un transporte seguro y asequible, el nuevo modelo es un poco más deportivo y elegante.

En ese aspecto el sedán conservó la misma distancia entre ejes, pero la longitud es un poco más corta, mientras que ahora es más ancho y más bajo.

Hay varios sabores de Corolla, pero es seguro considerarlos como vainilla, grano de vainilla y vainilla francesa.

Los niveles de equipamiento L, LE y XLE base están orientados definitivamente al comprador primerizo que no se desanima por los asientos manualmente ajustables y las ruedas de 15 pulgadas (hay ruedas de 16 pulgadas como equipamiento de serie en el XLE).Los compradores pueden optar por actualizar a las ruedas de aleación de 16 pulgadas y añadir un quemacocos, además de los faros LED.Al menos se eliminó el freno de mano de la “caja económica” de la década de 1970.

Sin embargo, el motor base es casi de la misma época. El Corolla es el único Toyota restante que se ofrece en Estados Unidos con el motor 1.8 litros de cuatro cilindros que se remonta a la década de 1998, cuando se introdujo para la octava generación del Corolla. El motor se actualizó con más potencia y una nueva generación de sincronización variable de válvulas. Para 2020 dispone de un aumento de 7 hp para un total de 139 y mantiene las 126 libras-pie de torque. El motor sigue acoplado a una CVT.No hay un sistema start/stop automático, pero los niveles de equipamiento L y LE logran 30/38/33 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado.El XLE, con peso y contenido adicionales, logra 29/37/32 mpg.

El segundo sabor es más deportivo, en la forma del SE y del XSE con un alerón de borde lateral, alerón trasero, escape cromado de doble punta, ruedas de aleación de 18 pulgadas, asientos deportivos y una supuesta suspensión con calibración deportiva. Bajo el capó hay un nuevo motor de 2.0 litros que genera 169 hp y 151 libras-pie de torque.(Este motor también se encuentra en el crossover Lexus UX.)Está acoplado a una CVT diferente con una primera marcha física. Las paletas de cambios ayudan a enfatizar la deportividad. La variante SE con transmisión CVT entrega 31/40/34 mpg, mientras que la XSE logra 31/38/34.

O puede optar por la SE con una transmisión manual de seis velocidades y ajuste de revoluciones para suavizar los cambios y evitar que los novatos apaguen el motor. Los recorridos de los cambios son largos, pero fluidos y sencillos. Ningún principiante debería tropezar aquí. El SE con transmisión manual entrega 29/36/32 mpg.

Poner una transmisión manual en el hatchback fue una decisión sencilla; aplaudimos a Toyota por ofrecerla en el sedán también. En la actualidad, aproximadamente el 3.5 por ciento de los compradores se deciden por ella a nivel mundial, según el ingeniero de Corolla Yasushi Ueda. Y él piensa que esta cifra aumentará al 5 por ciento con el nuevomodelo. Sin embargo, en Estados Unidos la tasa de captura está más cerca del 1 por ciento. ¿Quién hubiera pensado esto?

El tercer sabor es el primer Corolla híbrido, disponible en la versión base LE. Usa el motor 1.8 litros de cuatro cilindros de ciclo Atkinson, dos motores eléctricos, baterías de hidruro de níquel-metal bajo el asiento trasero y una e-CVT para desarrollar 121 hp y 105 libras-pie de torque. El paquete está certificado en 53/52/52 mpg.Aunque Toyota eligió los niveles de equipamiento superiores para la RAV4 híbrido, para el Corolla el fabricante automotriz se decidió por el nivel de equipamiento LE, ya que representa el mayor volumen, alrededor del 65 por ciento de las ventas totales del Corolla. Nos dijeron que podría agregarse un segundo nivel de equipamiento para el modelo híbrido en el futuro.

El LE Hybrid tiene ruedas de 15 pulgadas exclusivas e insignias especiales. La decisión de usar baterías de hidruro de níquel-metal de la vieja escuela en vez de iones de litio mantiene los costos bajos, preserva los iones de litio para los otros modelos y proporciona una batería comprobada con menor complejidad para el Corolla de alto volumen a nivel mundial, que se vende en al menos 150 países. La expectativa es que los híbridos representen hasta un 10 por ciento de las ventas totales del Corolla. No hay planes para un híbrido enchufable o un Corolla totalmente eléctrico para Estados Unidos.

Para crédito de Toyota, el híbrido se conduce en forma muy parecida al sedán. Los ingenieros hicieron un buen trabajo al evitar que los frenos del híbrido se trabaran, y la transición de energía eléctrica a un motor de gasolina es impecable y difícil de detectar.

En general, este es por mucho el mejor Corolla que haya conducido en la historia reciente. En los caminos alrededor de Savannah, Georgia, el nuevo sedán exhibió una vitalidad mucho más considerable que su predecesor en casi cualquier medida. Además, difiere del nuevo hatchback, ya que es más largo y está diseñado para un andar más cómodo. La longitud adicional y la mayor anchura se combinan para contribuir con una sensación de estabilidad que los conductores primerizos pueden apreciar. Está diseñado para ser más cómodo para los pasajeros del asiento trasero (que están menos incómodos en lo que respecta a los asientos traseros de sedanes).

Nos gustaría que hubiera más caminos sinuosos cerca de Savannah para evaluar en forma apropiada la nueva suspensión del Corolla. En los puntos donde encontramos pavimento en malas condiciones, la suspensión no vaciló en absorber los baches y mantener el andar fluido. Pero necesitamos algunos caminos de cañón para poder deliberar si el haber cambiado la barra de torsión demostrará la superioridad del diseño multibrazo avalada por la tradicional sabiduría convencional.(Lo intrigante es que Mazda decidió lo contrario en su nuevo Mazda3).

Con todos los motores, la potencia es adecuada pero no alentadora; además los motores se vuelven algo ruidosos a máxima aceleración. Respetando el lugar del Corolla en el universo de Toyota, los ingenieros confirman que no hay planes para que llegue a Estados Unidos una versión turbo, aunque en otras partes del mundo se ofrece una variante con el motor 1.2 litros turbo. El ingeniero Udea piensa que el motor de 2.0 litros se adapta mejor a la forma de conducir de los estadounidenses, con una entrega de potencia y una gama de torque más lineales para la conducción en carretera. El motor de 1.2 litros tiene un torque a bajas revoluciones exagerado para conducir en ciudad y se quedaría sin aire en las autopistas de Estados Unidos dijo. Toyota no ofrece versiones turbo en los Estados Unidos; la notable excepción es el Supra con sus biturbos. Sin embargo, habrá una variante TRD del Corolla en algún momento, según nos dijeron.

Tampoco hay planes para un modelo con tracción total. Eso es costoso y el Corolla no es un vehículo de primera clase. Lo mismo aplica para la C-HR, que en un principio iba a ser un Scion. Si desea tracción integral, los compradores pueden optar por la RAV4 o el Prius e-AWD, dijo Ueda.

Lo impresionante es que se incluye la tecnología Toyota Safety Sense 2.0 como equipamiento de serie en todos los niveles, la cual ofrece una variedad de características para detectar y evitar una colisión al frenar, acelerar o desviarse de un auto, persona, bicicleta u otro objeto que se acerque en dirección opuesta. Hay control de velocidad crucero dinámico con la CVT y el auto alertará al conductor si se está cruzando la línea del carril; en caso de no haber línea, el sistema detecta el borde delcamino. Nos pareció que el asistente de dirección es demasiado suave. El monitoreo de punto ciego es equipamiento de serie en los niveles superiores y opcional en el SE con CVT y en el LE. El asistente de arranque en pendientes es equipamiento de serie. Las opciones para los niveles de equipamiento XSE y XLE incluyen iluminación delantera adaptativa, que gira y ofrece una zona de iluminación más amplia.

En el interior, el Corolla ofrece una gama de materiales y telas. No es tan genial como la RAV4, pero al menos pierde un poco de su esencia de “caja económica”. Mi combinación favorita: asientos de cuero sintético con insertos de tela y un patrón de costura azul en el XSE.Y los asientos pueden contar con calefacción. Los materiales mantienen su calidad de textura y brillo en el asiento trasero, pero hacen falta cosas allá atrás; no hay ventilas ni tomas de corriente. Al menos los asientos traseros tienen portavasos; también se pueden plegar hacia abajo con facilidad y se abaten por completo. El maletero es espacioso para ser un auto pequeño.

En términos de conectividad, hay Apple CarPlay pero no Android Auto.Toyota llegó a un acuerdo con Google y contará con Android Auto en algunos modelos 2020, pero todavía no en el Corolla. Hay Wi-Fi y carga inalámbrica disponible. Las aplicaciones del teléfono proporcionan la navegación. La pantalla de infotenimiento base es de 7.0 pulgadas; si opta por un nivel superior al L, obtendrá la pantalla flotante de 8.0 pulgadas. Está tan bien integrada que no se ve como si se hubiera anclado en su lugar y está rodeada por adornos en color negro brillante. Hay partes con acabados brillantes para evitar que la cabina se vea demasiado oscura.

Los sedanes representan alrededor del 90 por ciento de las ventas del Corolla. El hatchback, que se lanzó en junio del año pasado, está resultando ser popular con los compradores jóvenes masculinos y debe representar el resto de las ventas.Corolla también se identifica con los compradores multiculturales que representan alrededor del 57 por ciento de las ventas. Y esa demografía seguirá en aumento.

El sedán 2020 está comenzando a llegar a los concesionarios ahora. Los precios comienzan desde $20,430 dólares (incluyendo el cargo por destino de $930 dólares), una cantidad $815 dólares más alta que el precio del modelo saliente. El LE, que es el nivel de equipamiento con mayor volumen de ventas, tiene un precio inicial de $20,880 dólares, un incremento de $1,300 dólares en comparación con la última generación. El XLE, que viene siendo el nivel más alto, tiene un precio de $24,880 dólares.Podemos considerar el híbrido como una ganga, con un precio inicial de $23,880 dólares.Del lado deportivo: el SE CVT tiene un precio inicial de $22,880 dólares (si añade la transmisión manual el precio aumenta $700 dólares), mientras que el XSE vale $26,380 dólares.

El auto se fabrica en 15 plantas distribuidas por todo el mundo. Los inventarios iniciales para Norteamérica provendrán de Japón, pero la planta en Blue Springs, Mississippi comenzó a fabricar el modelo 2020 en marzo. Cuando la nueva planta de Toyota en Huntsville, Alabama abra en 2021, servirá como la única casa para los Corolla en Estados Unidos con la excepción de los híbridos, que se ensamblan en Takaoka, Japón.

Los Corolla han conservado su popularidad con el paso de los años, incluso cuando no merecían completamente dicho reconocimiento. Esta nueva generación ha dado en el clavo para los conductores y compradores primerizos. La seguridad se incluye como equipamiento de serie. Tiene una potencia adecuada, pero no la suficiente como para meterse en problemas. Tal vez sea el mejor Corolla de Toyota. Ahora que es un competidor legítimo, ansiamos ver cómo se defenderá contra el resto del grupo.