Primer Manejo Pruebas

Toyota 4Runner TRD Pro 2020: más tecnología, el mismo tren motriz

Pantalla, panel de instrumentos y botón de arranque nuevos

Pantalla, panel de instrumentos y botón de arranque nuevos

La actual generación de la Toyota 4Runner no es nueva, pero el SUV de carrocería sobre bastidor ha vendido más unidades año tras año desde 2011. El 4Runner ha tenido unas cuantas actualizaciones desde su lanzamiento hace una década, pero los factores que le ayudan a lograr ímpetu son los precios bajos de la gasolina y su buena confiabilidad. Para el año-modelo 2020, el 4Runner recibirá más actualizaciones que podrían ayudarle a mantener ese impulso de ventas. Condujimos el TRD Pro en uno de los senderos más desafiantes de Utah, Hell’s Revenge cerca de Moab, para probar las nuevas características y ver cómo se desempeña el 4Runner fuera del pavimento.

Tal vez la actualización más importante sea el nuevo sistema multimedia con una pantalla táctil de 8.0 pulgadas compatible con Apple CarPlay, Android Auto y Amazon Alexa. Esta es una gran mejora en comparación con la pantalla anterior de 6.1 pulgadas, que era pequeña y obsoleta. La nueva pantalla se incluye como equipamiento de serie en todos los niveles (desde el SR5 hasta el TRD Pro) y hace que el 4Runner sea un poco más moderno.

También se incluye un nuevo panel de instrumentos con pantalla de 4.2 pulgadas como equipamiento de serie en toda la gama de modelos. Se rediseñó todo el panel; el velocímetro y el tacómetro se ven más renovados; además la nueva pantalla proporciona mejores gráficos y un color más nítido. El resto del interior, desde los controles del aire acondicionado hasta la palanca de cambios y los revestimientos, no presentan ningún cambio. Sin embargo, los niveles SR5 Premium, TRD Off-Road Premium y TRD Pro disponen de un botón de arranque; además ahora todos los 4Runner tienen dos puertos USB para los pasajeros del asiento trasero.

También se incluye como equipamiento de serie el sistema Toyota Safety Sense P (TTS-P), la suite de tecnologías de seguridad que Toyota prometió incluir en todos sus modelos. En el 4Runner 2020, el TTS-P incluye un sistema de precolisión con detección de peatones, alerta de salida de carril, luces altas automáticas y control de velocidad crucero adaptivo. Lo raro es que los botones para la alerta de salida de carril y el sistema de precolisión se localizan en el volante, puesto que no hay suficiente espacio a la izquierda de la columna de dirección.

Lo que sigue sin cambios es todo lo que hay debajo de la chapa metálica. El motor V-6 de 4.0 litros desarrolla los mismos 270 hp y 278 libras-pie de torque que antes, y la transmisión automática de cinco velocidades envía toda esa potencia a la parte trasera o a las cuatro ruedas, dependiendo de la transmisión con la que cuente. Dado que el 4Runner TRD Pro del año pasado tenía los mismos amortiguadores Fox que la Tacoma TRD Pro, Toyota no realizó ningún cambio en la suspensión para el modelo 2020. Sin embargo, todos los 4Runner TRD Pro incluyen un nuevo escape TRD tipo “cat-back” que suena un poco mejor que el del modelo del año anterior.

En términos de conducción, el 4Runner TRD Pro se comporta en forma muy parecida al modelo 2019. Durante el tiempo que pasamos en Hell’s Revenge, el 4Runner mostró buena articulación y tracción en las ruedas. Aparte de reducir la presión de los neumáticos, el resto de nuestro TRD Pro era totalmente de serie. El control de avance lento (Crawl Control) se deshizo de una parte de la tensión al descender por una colina pronunciada: todo lo que el conductor tiene que hacer es controlar la dirección y seleccionar una de las cinco velocidades disponibles.  El sistema controla la velocidad del motor y el frenado, facilitando el proceso de sortear algunos obstáculos difíciles.

El sistema Multi-Terrain Select, que viene siendo el mismo que el del año pasado, también es útil para conducir en todoterreno. Ajusta el deslizamiento de las ruedas dependiendo del modo que seleccione: Mud (lodo), Sand (arena), Rock (rocas) o Mogul (mogol). Pasamos la mayor parte del tiempo conduciendo en modo Rock, ya que se adaptó mejor al terreno de Hell’s Revenge.

Aunque el 4Runner es viejo, demostró ser bastante capaz en el sendero. La suspensión Fox ayuda a mantener la cabina tranquila y proporciona buena amortiguación al pasar por topes; el sistema de suspensión dinámica KDSS (Kinetic Dynamic Suspension System) ofrece al 4Runner un mayor recorrido de la suspensión. A mí me sorprendió en especial ver la buena articulación del 4Runner en el sendero; los modelos TRD Off-Road y TRD Pro pasaron por los mismos obstáculos por los que otros Jeep y Lexus GX con una suspensión más elevada. El motor V-6 tiene buen rugido, pero la transmisión de cinco velocidades hace que el 4Runner avance a tumbos al cambiar de estacionamiento a directa. También observamos un par de cambios torpes al conducir en pavimento

Para 2020 el 4Runner TRD Pro recibirá nuevos colores. Nuestro favorito (como en la Tacoma) es el color Army Green (verde militar) exclusivo de TRD Pro. El SUV también dispondrá de los colores Super White (súper blanco), Magnetic Gray Metallic (gris metálico magnético) y Midnight Black Metallic (negro metálico medianoche).

Quienes buscan comprar un 4Runner deberían esperar en definitiva por el modelo 2020, ya que estas actualizaciones realmente hacen la diferencia en el interior y en cuanto a la seguridad. El 4Runner actualizado estará disponible en los concesionarios Toyota a finales de este verano. Los precios se anunciarán un poco antes de la fecha en que saldrá a la venta y, considerando las diversas actualizaciones que recibió, es probable que aumenten un poco.