Primera Prueba Pruebas

Toyota 4Runner TRD Pro 2017: Primera Prueba

Utilitaria en todos los sentidos

Utilitaria en todos los sentidos

No quedan muchas SUV de carrocería sobre bastidor en el mercado, pero si acaso está buscando una, la Toyota 4Runner es un buen comienzo. A pesar de que no ha obtenido muchas actualizaciones, excepto un rediseño exterior que le dio una apariencia más agresiva, la 4Runner sigue siendo única gracias a su funcionalidad y capacidad donde termina el pavimento. Sin embargo, fuimos a dar una vuelta en una TRD Pro 4Runner para ver si hace honor a la codiciada insignia que adorna su pilar C y si aún es una opción viable frente a los crossovers basados en autos.

En la pista, está claro que la 4Runner TRD Pro es un vehículo todoterreno fabricado para ese fin. El director de pruebas Kim Reynolds observó “muchos movimientos de elefante” en el circuito en forma de ocho y comentó que la SUV se mueve “como en cámara lenta”, pero también puede dejar que gire si tiene paciencia suficiente para esperar que la SUV se “coloque” en una curva. La 4Runner TRD Pro terminó el circuito en forma de ocho en 28.9 segundos con un promedio de 0.57 g y desarrolló 0.71 g de aceleración lateral.

El motor de la 4Runner TRD Pro es un 4.0 litros V-6 de 270 hp y 278 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de cinco velocidades. En la pista de arrancones, la 4Runner TRD Pro fue de 0 a 60 mph en 8.0 segundos y terminó el cuarto de milla en 16.1 segundos a 85.8 mph. El editor de pruebas de manejo Chris Walton comentó que la SUV era lenta en el arranque y que había un espaciamiento considerable entre cada cambio ascendente, debido a que la transmisión solo dispone de cinco marchas. Para detenerse desde 60 mph requirió 127 pies con una respetable resistencia al desgaste; sin embargo, Walton también comentó que la 4Runner TRD Pro tenía un pedal de freno blando, la parte delantera bajaba demasiado y había una inestabilidad direccional que incluso provocaba que el volante se contoneara ligeramente.

Las características que distinguen a una 4Runner TRD Pro de una 4Runner estándar son: suspensión TRD Pro con amortiguadores TRD Bilstein de 2.5 pulgadas y muelles recalibrados. La SUV también tiene una distancia al suelo más elevada, de 1.0 pulgadas en la parte delantera y 2.0 pulgadas en la parte trasera. Las ruedas TRD de aleación en color negro mate de 17 pulgadas, que se incluyen como equipamiento de serie, cuentan con neumáticos Nitto Terra Grappler para todo tipo de superficies, para un máximo desempeño en todoterreno. Al frente cuenta con una placa de deslizamiento de aluminio estampada con el logotipo TRD para que ni rocas y ni escombro golpeen los componentes del tren motriz. La 4Runner TRD Pro incluye también como equipamiento de serie  tracción en las cuatro ruedas, un diferencial de bloqueo, Crawl Control y el sistema Multi-Terrain Select para ayudarlo a cruzar los senderos más difíciles.

En el camino, la gran sorpresa es la suavidad de la 4Runner TRD Pro, pues ofrece un andar cómodo incluso con los neumáticos todoterreno; sin embargo, hay una cantidad considerable de ruido del viento y de los neumáticos en la carretera. Al igual que muchas SUV todoterreno, la dirección de la 4Runner TRD Pro es lenta y no le gusta tomar las curvas con demasiada rapidez. Con un peso de 4,631 libras, la 4Runner TRD Pro es pesada, e incluso con 270 hp y ​​278 libras-pie, el motor 4.0 litros V-6 apenas si logra desplazar todo ese peso. Los cambios bastante espaciados de la transmisión automática de cinco velocidades contribuyen a que el vehículo se sienta lento. Y también responde con lentitud a las interacciones cuando deseamos más potencia. Al igual que todas las 4Runner con tracción en las cuatro ruedas, la TRD Pro cuenta con una clasificación de la EPA de 17/20 millas por galón en ciudad/carretera; no es lo mejor, pero con un tanque de 23 galones, debe tener un rango respetable.

Fuera del pavimento es donde la 4Runner TRD Pro cobra vida. En los senderos más tranquilos en el parque Hungry Valley en Gorman, California, las capacidades para correr en el desierto de la 4Runner TRD Pro entraron en acción, en donde se mantuvo estable en las secciones con irregularidades en el terreno a altas velocidades. Si pasa a los senderos más difíciles y que requieren destreza técnica, en donde tiene que navegar a baja velocidad, el vehículo avanza lentamente con facilidad por las grandes rocas y las prominencias, incluso al subir por una pendiente pronunciada. El sistema Multi-Terrain Select le ayuda a obtener más tracción en caso de que la necesite en una ruta accidentada, adaptando el sistema de control de estabilidad del vehículo a la superficie del camino en donde se encuentre. Independientemente del tipo de terreno que uno se encuentre, la 4Runner TRD Pro lo hace a uno sentirse imparable donde termina el pavimento. Se siente como en “su salsa” al avanzar lentamente sobre las rocas, acelerar a través del desierto y conducir por el lodo; esto hace que la 4Runner TRD Pro sea una gran opción para quienes deseen algo con mayor capacidad que los crossovers basados en autos.

Si entra a la cabina de la 4Runner, de inmediato se dará cuenta de lo anticuado que es este vehículo. El sistema de infotenimiento es una versión anterior de la interfaz Entune de Toyota, y cuenta con una pantalla táctil de 6.1 pulgadas que no es capacitiva, por lo que tiene que presionar con fuerza para que registre lo que usted seleccionó. Aunque es fácil de usar por sus menús simples y cuenta con comandos de voz que funcionan mejor que otros sistemas de infotenimiento, los gráficos de los mapas en el sistema de navegación estándar son poco nítidos, especialmente en modo 3D. Además, no hay integración con Android Auto o Apple CarPlay, y el soporte disponible para aplicaciones se limita a cosas como iHeart Radio, Pandora y Yelp.

La 4Runner TRD Pro tiene espacio para cinco personas, pero puede optar por otros niveles de equipamiento con una tercera fila opcional con espacio para hasta siete pasajeros; la desventaja es que el espacio de carga se reduce a 9.0 pies cúbicos con todos los asientos habilitados. Las 4Runner de dos filas de asientos como la TRD Pro disponen de 46.3 pies cúbicos detrás de la segunda fila y de un generoso espacio de 88.8 pies cúbicos detrás de los asientos delanteros. Esto hace de la 4Runner una de las SUV todoterreno más prácticas disponibles, que se adapta sin problemas a las familias con estilos de vida activos y a quienes les gusta salir hacia rutas accidentadas. Ambas filas de asientos ofrecen suficiente soporte y son bastante cómodas para viajes largos. Los pasajeros de la segunda fila también pueden reclinar los respaldos de los asientos si desean estar un poco más cómodos en un viaje por carretera.

La calidad del material varía, con mucho plástico duro particularmente en el tablero, la consola central y los paneles de las puertas, pero se sienten fuertes y no frágiles. Las áreas donde se apoyan los brazos son acolchadas y suaves al tacto; gracias a esto el interior se siente de una calidad no tan inferior. A diferencia de algunos autos más recientes con botones pequeños o inclusive sin botones, la Toyota 4Runner TRD Pro sigue utilizando botones y perillas grandes, que facilitan la interacción con los sistemas multimedia y HVAC, incluso aunque uno esté usando guantes. La visibilidad es mayormente excelente gracias a las grandes ventanas, pero los pilares C son bastante amplios y bloquean la vista al mirar hacia el frente.

A pesar de que la nueva generación no llegará en un futuro cercano, la actual Toyota 4Runner, en especial nuestro vehículo de prueba TRD Pro, demuestra que sigue siendo una opción viable, especialmente para los aventureros, pues ofrece una excelente capacidad todoterreno sin sacrificar la comodidad del viaje en carretera. A excepción de la Jeep Grand Cherokee y de la Wrangler Unlimited, no hay muchas SUV que puedan igualar la combinación de capacidad todoterreno, utilidad, comodidad y funcionalidad que ofrece la 4Runner. Además, la reputación de confiabilidad de Toyota ha mantenido la solidez de las ventas de la 4Runner a pesar de su antigüedad. Sin embargo, la actualización del sistema de infotenimiento, del tren motriz y de la cabina, podría ayudarle a mantener su relevancia como la alternativa resistente y de mayor capacidad frente a los crossovers basados en autos, que son más populares.

Toyota 4Runner TRD Pro 2017
PRECIO BASE $43,360 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $43,794 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, 4WD, 5-pasajeros SUV de 4 puertas
MOTOR 4.0L/270-hp/278-lb-ft DOHC 24-válvulas V-6
TRANSMISIÓN Automática de 5 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 4,631 libras (53/47%)
DISTANCIA ENTRE EJES 109.8 pulgadas
LARGO X ALTO X ANCHO 191.3 x 75.8 x 72.0 pulgadas
0-60 MPH 8.0 segundos
CUARTO DE MILLA 16.1 seg @ 85.8 mph
FRENADO, 60-0 MPH 127 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.71 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 28.9 seg @ 0.57 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 17/20/18 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA 198/169 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 1.06 lb/milla