Premios Truck of the Year

Ram 1500 TRX es la Camioneta del Año 2021 de MotorTrend

Ram se convierte en un tricampeón.

Ram se convierte en un tricampeón.

La cosa menos interesante de la Camioneta del Año 2021 de MotorTrend es que es propulsada por un motor V-8 sobrealimentado de 702 caballos de fuerza.

La Ram 1500 TRX 2021 es una camioneta que reinicia el estándar de lo que es posible. Cambia el juego tanto en el pavimento como en el sendero: una camioneta que se siente igual de capaz al remolcar carga pesada o al competir en los cuartos de milla contra autos deportivos. La TRX no solo es la Camioneta del Año 2021 de MotorTrend—la tercera vez consecutiva que Ram ha ganado el premio—sino que también se convierte en el nuevo punto de referencia de las camionetas rápidas.

La Ram 1500 TRX es un importante ejercicio de ingeniería. Aunque la TRX comparte su nomenclatura con la 1500, nuestra Camioneta del Año 2019, es más fácil hablar de las pocas similitudes que sobre las diferencias.

El trabajo extensivo que los ingenieros de Ram hicieron para crear la TRX empezó con su chasis. Aunque la TRX está nominalmente relacionada con la 1500, los ingenieros modificaron el 74 por ciento de su arquitectura para convertir a la TRX en el vehículo de performance que puede llegar a cualquier parte. El chasis es más grueso, tiene una forma diferente y utiliza más acero de alta resistencia para evitar que esta Ram lo que les pasaba a las primeras Ford F-150 Raptors—daños al chasis al saltar en el todoterreno.

El nuevo chasis también le permitió al equipo de Ram a modificar los ejes y los puntos de montaje de la suspensión para hacer que la TRX se convirtiera en una camioneta legal tipo trophy-truck. El eje delantero se movió hacia adelante para albergar los enormes neumáticos Goodyear Territory All-Terrain de 35 pulgadas (diseñados específicamente para la TRX) con las ruedas de 18 pulgadas; el eje trasero Dana M250 está montado al chasis a través de una suspensión trasera de cinco puntos. Gracias a los nuevos ejes y neumáticos, la anchura de los ejes (y por ende estabilidad fuera del pavimento) de la TRX incrementó por 6.0 pulgadas en comparación con la 1500 estándar.

El nuevo chasis y los ejes fueron diseñados alrededor de la pieza más importante en la TRX: sus amortiguadores adaptivos Bilstein Black Hawk e2. Aunque es fácil de confundirlos por otros sistemas de amortiguación—pero sin los enormes pistones de 2.5 pulgadas—hay mucho más de lo que se puede ver a simple vista.

Esos amortiguadores Bilstein combinan una construcción de aluminio para ser más fuertes y emplear una disipación del calor con las válvulas electrónicas de amortiguación que le permitió al equipo de Ram controlar independientemente el control de la compresión y rebote de los amortiguadores. Lo que esto significa en términos prácticos es que los ingenieros de Ram tuvieron la libertad de interponer diferentes puntos de compresión para el manejo diario, manejo deportivo, remolque, manejo sobre terrenos arenosos como las dunas, al escalar rocas e incluso cuando la camioneta está en el aire. Es una tecnología verdaderamente impresionante.

La 1500 TRX es propulsada por el famoso motor Hellcat de FCA—que, para ser pedantes, técnicamente sólo lleva el nombre Hellcat en los productos de Dodge. Pero la iteración del Hellcat en la Ram cuenta con cambios que no hemos visto en el Dodge Challenger o Charger, o incluso en la Jeep Grand Cherokee Trackhawk. Este motor 6.2 litros V-8 sobrealimentado es la variante menos potente del Hellcat, produciendo “sólo” 702 caballos de fuerza y 650 libras-pie de torque.

Hay una buena razón para esto—la TRX tiene un ciclo diferente que los Dodge o Jeeps. Los motores Hellcat se calientan rápido, así que no nos sorprende saber que los cambios más grandes al V-8 tienen que ver con la forma en que el motor respira. Al igual que lo hizo GM con la actualización de su motor Duramax en las camionetas de trabajo pesado, Ram agregó dos tomas de aire a la TRX. Una de ellas se encuentra en el capó, mientras que la otra—tomando otra estrategia de GM—se encuentra detrás de las letras RAM en la parrilla. Estas dos tomas de aire cuentan con dos filtros de aire de trabajo pesado y drenajes para evitar que la arena, polvo, barro o agua llegue al motor y que pueda entregar los 702 caballos de fuerza rápidamente.

Para quienes piensan que 702 caballos de fuerza es demasiado: vivimos en una era donde algunas camionetas pueden remolcar tanto peso que es necesario obtener una licencia de manejo comercial. Sí, sabemos que los caballos de fuerza y torque (así como las 1,050 libras-pie de la Ford F-Series Super Duty) son cosas diferentes, pero estamos hablando de lo que se considera excesivo. Y a los estadounidenses nos gusta empujar los límites de lo excesivo.

Pero es mucho más que unos simples caballos de fuerza. El otro cambio importante fue hacer que el motor se encuentre lubricado cuando la camioneta se encuentre en ángulos extremos durante el todoterreno. Y en la parte trasera, hay nuevos conductos del sistema de escape. Una nueva transmisión automática de ocho velocidades con capacidad para mucho torque y un sistema de tracción en las cuatro ruedas de tiempo completo con un diferencial trasero con bloqueo electrónico complementan el paquete de ingeniería de la TRX.

El efecto combinado de estas modificaciones es una camioneta que simplemente sobresale al remolcar, manejar deportivamente y cabalgar en el todoterreno. Sea lo que sea, esta Ram lo puede hacer.

“Antes de conducirla, describí a esta camioneta como una Raptor wannabe”, dijo el editor senior de crónicas Jonny Lieberman. “Estaba equivocado. Al igual que el Challenger Hellcat cuando llegó por primera vez a las calles, uno se enamora con esta camioneta al conducirla por 50 pies”.

Especialmente si esos primeros 50 pies son parte del cuarto de milla. La Ram 1500 TRX llega de 0-60 mph en solo 4.1 segundos y completa el cuarto de milla en 12.7 segundos a 106.3 mph. Eso hace que la TRX no solo sea la camioneta más rápida que hayamos probado, sino que también es más rápida que algunos autos deportivos como el Ford Mustang Bullit, Mercedes-AMG GT53 y Subaru WRX STI S209 (por nombrar a algunos). La Ram—a pesar de sus neumáticos para camionetas de trabajo pesado—incluso cuenta con buenos números de frenado y manejo, deteniéndose desde las 60 mph en 130 pies y completando la pista en forma de ocho en 28.4 segundos a 0.61g en promedio.

Los números son una cosa, pero la forma en que la TRX se conduce en el mundo real es incluso más impactante. En las calles, donde la mayoría de los conductores pasarán su tiempo conduciéndola, la Ram es una mezcla entre camioneta de lujo y camioneta de alto rendimiento.

En las carreteras sinuosas, la TRX se siente menos pesada, y los amortiguadores Bilstein hacen que la física se distorsione, eliminando de alguna forma el balanceo de la carrocería. La dirección es sorpresivamente buena, con buena retroalimentación y una sensación precisa. También se convierte en un monstro cuando no hay tráfico en las carreteras.

“La forma en que esta cosa se hace hacia atrás cuando pisa el acelerador a fondo es fuera de este mundo”, dijo el editor de crónicas Scott Evans, quien agregó que las paletas de cambio no son tan útiles como se ven, pero “realmente no las necesita—un poco de presión en el acelerador hace que la transmisión haga exactamente lo usted quiere”.

Si conduce a la Ram TRX de manera normal en la carretera o las calles, puede ser muy calmada. El motor Hellcat puede rugir Godzilla con el acelerador a fondo o puede pasar desapercibido al conducir despacio. El manejo con 13 pulgadas de recorrido de la suspensión delantera y 14 pulgadas en la parte trasera hace que los baches y topes no se sientan para nada. “Es extremadamente cómoda y relajada al conducirla”, dijo el editor asociado de pruebas de manejo Erick Ayapana.

Como puede esperar de un vehículo basado en nuestra Camioneta del Año 2019, la Ram 1500 TRX es muy capaz en hacer “cosas de camionetas”. La TRX puede cargar hasta 1,310 libras en su batea o remolcar hasta 8,100 libras (esas son 110 libras y 100 libras más que la Ford F-150 Raptor, respectivamente); la pusimos a prueba con un Airstream Flying Cloud de 5,200 libras.

En un año normal, probaríamos la capacidad máxima de remolque de la TRX, pero como todos sabemos, el 2020 ha sido todo excepto normal, así que tuvimos que darnos por sentados con lo que teníamos disponible. Incluso así, alrededor del 65 por ciento de su capacidad máxima, la TRX remolcó sin problemas.

Ahora, la parte en donde nuestra Camioneta del Año 2021 se siente más viva: el todoterreno. “Olvídese del motor”, dijo Lieberman, “y concéntrese en cómo, cuando activa el modo Baja en la TRX, se conduce en la tierra como un auto lo hace en el concreto”. Los amortiguadores Bilstein simplemente borran todo lo que hay debajo de la camioneta y son capaces de aguantar impactos brutales. “Esto es lo más cercano que cualquiera de nosotros estaremos a una trophy truck”, dijo Miguel Cortina, editor general de MotorTrend en Español.

El diseño de la Ram 1500 TRX—uno de nuestros seis criterios para Camioneta del Año—recibió en general buenos comentarios de nuestros jueces. Con los cambios mecánicos bajo el capó, los diseñadores de Ram tuvieron la difícil tarea de encajar el diseño de la Ram 1500 con el nuevo hardware todoterreno y motor actualizado.

La queja más grande por parte de algunos jueces fue que Ram no hizo lo suficiente como para evolucionar el diseño de la 1500 TRX. “Ram tuvo la oportunidad de hacer algo fuera de este mundo con la TRX, pero en lugar de ello nos quedamos con un diseño similar a la Rebel”, dijo Cortina. Pero como comentó Evans, Ram caminó sobre la línea entre mejorar algo que ya era muy bueno y potencialmente hacerlo peor: “No es tanto el tema que Ram no hizo lo suficiente como para que la TRX destacara. Es que Ram ya había hecho el trabajo difícil de hacer más cool a una camioneta que ya se ve bien. Si lo vemos de esa forma, hicieron un trabajo recomendable”.

Disponible en tres colores interiores, la TRX cuenta con un volante en forma de D forrado en cuero Alcántara, nuevos asientos delanteros deportivos y una palanca de cambios en la consola central—esta ultima libera el espacio en el tablero para los controles de la tracción 4×4. La TRX también cuenta con un nuevo head-up display y terminados de fibra de carbono opcionales. Esto es además de todas las características que ya conocemos en la 1500, como la pantalla de 12 pulgadas con el sistema de infotenimiento Uconnect, una enorme cabina con mucho espacio y un asiento trasero reclinable, así como un sistema de sonido de 19 altavoces.

Los ocupantes de la Ram TRX seguramente estarán satisfechos de saber que no sólo viajarán cómodamente, sino también de forma segura. La Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en las Carreteras (NHTSA por sus siglas en inglés), calificó a la 1500 como Buena, su calificación más alta. La TRX también está disponible con la serie de características de manejo semiautónomo como el monitoreo de punto ciego, control crucero adaptivo con la funcionalidad de stop and go, asistente de mantenimiento del carril y frenado automático de emergencia con detección peatones.

El valor y la eficiencia fueron nuestros criterios más difíciles para la Ram TRX. En cuanto a valor, no hay forma de negar que el precio inicial de $71,690 dólares es caro. Nuestro modelo totalmente equipado llegó hasta los $87,370 dólares. Su competidor más cercano, la Ford F-150 Raptor SuperCrew, inicia a partir de los $58,135 dólares, y un modelo comparablemente equipado cuesta alrededor de $78,225 dólares. Esa diferencia de $9,000 entre las dos camionetas le da al comprador de la TRX una cabina que podría ser mejor que la de los Audi RS o Mercedes-AMGs en el mundo de los modelos de lujo, una camioneta que se maneja mejor en el pavimento (sin mencionar fuera del pavimento) y 252 caballos de fuerza y 140 libras-pie más. Así que la TRX es cara, sí, pero también recibe mucho más por su dinero.

En cuanto a eficiencia, no hay forma de ocultarlo: el ahorro de combustible de la TRX es realmente malo. Incluso cuando la calificamos como una “supercamioneta” (al igual que los superautos) no tienen los mismos estándares morales de eficiencia que las camionetas “regulares”, pero las calificaciones de 10/14/12 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado de la EPA son realmente malas.

Pero el hecho que la TRX haya ganado Camioneta del Año a pesar de su ineficiencia, es un testamento de cómo destaca en los otros criterios, especialmente cuando lo comparamos contra las otras camionetas que participaron este año.

Al igual que la Ram HD en 2020 y la Ram 1500 en 2019, la Ram 1500 TRX 2021 eleva el punto de referencia para el segmento. A través de grandes soluciones de ingeniería y diseño estratégico, Ram ha reiniciado el estándar de lo que era posible en una camioneta. Esta camioneta se siente tan cómoda en las carreras de cuarto de milla como en las carreteras sinuosas—además de que también se comporta excelente remolcando caballos o escalando las piedras rojizas de Moab. La Ram 1500 TRX es la primera supercamioneta que puede llegar a cualquier parte y puede hacer lo que sea, y por eso es nuestra Camioneta del Año 2021.