Primera Prueba Pruebas

Nissan Kicks SR 2018: Primera Prueba

Probando el nuevo Nissan Kicks

Probando el nuevo Nissan Kicks

Si piensa que 125 caballos de fuerza no son lo suficiente para un crossover subcompacto como el Nissan Kicks 2018, retroceda un paso para ver la imagen más amplia (o más pequeña). Con un peso de solo 2,643 libras, el asequible Kicks es mucho más ligero y eficiente que sus competidores. No importa si considera al Kicks un crossover con aires de hatchback o un genuino crossover de entrada, el modelo Nissan es atractivo para el tipo de comprador correcto. Probamos un Kicks SR totalmente equipado de $22,630 dólares para determinar qué tan competitivo podría ser un vehículo de 125 hp, en comparación con otros crossovers subcompactos y hatchbacks de menos de $25,000 dólares.

Al igual que el popular Kia Soul y el insensato Toyota C-HR, el Kicks no ofrece tracción total; así que, si vive en lugares donde nieva, le conviene comprar neumáticos de invierno. Ahora que el encantador Juke desapareció de la gama de Nissan, el Kicks es el crossover de entrada del fabricante automotriz. Si la Rogue Sport es demasiado cara y el Versa Note no satisface su necesidad de un estilo parecido al de las SUV, Nissan espera que considere el Kicks. Todos los niveles de equipamiento del Kicks son impulsados por un motor 1.6 litros de aspiración natural de cuatro cilindros que entrega 125 hp y 115 libras-pie de torque. Son menos caballos de fuerza que los de casi todos sus competidores, pero el peso más ligero del Kicks logra ponerlo de vuelta en la carrera.

Con un tiempo de 0-60 mph de 9.7 segundos tal vez parezca perezoso para quienes no han conducido algunos de los competidores del Kicks con tracción delantera. La Chevrolet Trax 2015 llegó a 60 en 9.3 segundos, pero la C-HR 2018 tardó 10.3 segundos y la Ford EcoSport 2018 de tres cilindros alcanzó las 60 mph en 10.7 segundos. En el camino, la CVT del Kicks que viene como equipamiento de serie hace que el modelo se sienta un poco saltarín al principio si aplica demasiada aceleración, y después alcanza la velocidad deseada. Al igual que con la mayoría de los vehículos en esta clase (el Kia Soul y la Mazda CX-3 son dos excepciones), para rebasar se requiere de tiempo y planeación. Al pasear por la ciudad, la CVT ofrece el rendimiento uniforme sin necesidad de cambios por el que la transmisión automática es conocida, pero simula los cambios de marcha si conduce de manera agresiva. No hay paletas de cambios ni modo de transmisión Sport disponibles, pero la marcha Low en la palanca de cambios es útil cuando uno desea reducir la velocidad usando el frenado de motor en vez de los frenos regulares.

El motor hace ruido si conduce apresuradamente, pero los neumáticos se mantienen sorpresivamente silenciosos en las curvas. El Kicks nunca se siente juguetón, pero la dirección está bien compensada y, como comentamos en nuestro primer manejo, hay algo de sensación de la dirección con relación a la competencia. En nuestra prueba del circuito de figura en ocho, que supervisa características de conducción tales como aceleración, frenado, comportamiento en las curvas y las transiciones entre estas, el Kicks SR 2018 logró un tiempo de 28.4 segundos con 0.56 g (promedio), un rendimiento a la par de la C-HR, Trax y EcoSport. En cuanto al Kicks, el editor de pruebas de manejo Chris Walton dijo que la entrada a las curvas es concisa y que “hay un buen equilibrio con cierto olor a subviraje. En realidad, la dirección tiene algo de sensación y resistió en la pista de derrape”. No obstante, un Kia Soul 2015 con el motor 2.0 litros de cuatro cilindros y nivel intermedio supera al Kicks en las pruebas de aceleración (8.3 segundos de 0-60 mph) y del circuito de figura en ocho, que le tomó 27.9 segundos y manteniendo 0.75 g (en promedio).

Lo que ningún Kia Soul nuevo puede ofrecer es un ahorro de combustible clasificado por la EPA que se le pueda acercar al del Kicks. De hecho, las 31/36 mpg en ciudad/carretera del Kicks superan a cualquier crossover o hatch tipo crossover en este rango de precios. Y aunque las especificaciones escritas de espacio para las piernas en el asiento trasero y de carga del Kicks no impresionen, le recomiendo que lo vea en persona; podría sentirse más espacioso de lo esperado, incluso aunque las puertas traseras no se abren con tanta amplitud como las de la HR-V. Otro punto para la HR-V: a diferencia de la Honda, no se pueden quitar los reposacabezas traseros del Kicks si no se utilizan, lo que compromete la visibilidad. Aparte de eso, la Kicks se beneficia de unas líneas de visión decentes tanto en la parte delantera como en la trasera.

Aunque la suspensión de la HR-V es un poco más rígida, la suspensión del Kicks ofrece una excelente calidad en el andar sobre pavimento áspero. No debe haber necesidad de que se prepare para cada imperfección del camino o junta de expansión de la autopista; aunque es probable que las escuche. En el interior, nuestro vehículo de prueba Kicks SR 2018 se veía increíblemente engalanado para ser un auto de $22,630 dólares. Claro, los paneles de las puertas son en su mayoría de plástico duro, pero también hay puntos positivos. La mayoría de los vehículos en este precio no ofrecen la pantalla del panel de instrumentos de 7.0 pulgadas que se incluye en el Kicks SV y en el SR (junto con un sistema de monitoreo de presión de los neumáticos con lecturas para cada neumático), o el material imitación cuero en el tablero del lado del pasajero y el material similar en ambos lados de la consola central. Cuatro perillas de control (volumen, sintonía, temperatura del aire y nivel de flujo de aire) mantienen las cosas simples, aunque desearía que la pantalla táctil de la consola central estuviera montada a un nivel más alto para una mejor visibilidad. El Kicks carece de un área de almacenamiento cubierta en la consola central, pero el conductor dispone de un descansabrazos del lado derecho. En la parte trasera, sería genial si los pasajeros del asiento trasero tuvieran un descansabrazos central que se plegara desde el asiento trasero intermedio, pero ¿acaso mencionamos que los precios del Kicks comienzan desde solo $18,965 dólares?

El precio es la clave para entender el atractivo del Kicks. Un Kicks S 2018 base aún cuenta con frenado automático de emergencia, transmisión CVT y una pantalla táctil de 7,0 pulgadas. El editor de crónicas Scott Evans sugirió optar por el modelo SV intermedio, que agrega la compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto, ruedas de aleación de 17 pulgadas (en vez de las ruedas de acero con copas de 16 pulgadas del S), una llave de proximidad con botón de arranque, monitoreo de punto ciego con alerta de cruce de tráfico trasero y esa pantalla de 7,0 pulgadas del panel de instrumentos. Por $20,665 dólares es un excelente valor por su dinero.

En lo personal yo optaría por un nivel superior, gastando $600 dólares más por el nivel de equipamiento SR. El Kicks SR cuenta con volante forrado en cuero, faros LED de luz baja y la versión de Nissan de un sistema de visibilidad multicámaras envolvente. Si alguna vez se ha metido en un espacio de estacionamiento y preguntado si debería avanzar un par de pies más o si está centrado en el espacio, este sistema puede ayudarle. El SR cuesta $21,265 dólares y, si realmente desea gastar más dinero, un paquete Premium de $1,000 agrega asientos de cuero sintético y el magnífico sistema de sonido Bose con dos altavoces en el reposacabezas del conductor (nuestro vehículo de pruebas disponía además de una excelente pintura en dos tonos por $150 dólares y tapetes de $215 dólares.

Seamos honestos: nadie necesita un crossover tal como el Kicks; más bien lo desea. Si busca ahorrar algo de dinero, Nissan ofrece un transporte más económico y básico para viajar del punto A al punto B, como el Sentra. Pero si desea un diseño con más personalidad y mucho mejor estilo y acabado en el interior, vale la pena echarle un vistazo al Kicks.

Con un precio de $21,265 dólares, el Kicks SR es alrededor de $2,000 dólares más económico que una Honda HR-V EX y transmisión automática, otra espaciosa opción que se parece más a un crossover. Sin embargo, y al menos para el modelo 2018, la Honda no cuenta con faros LED ni frenado automático de emergencia, pero ofrece tracción total y un freno de estacionamiento eléctrico. El otro auto a considerar es el Kia Soul. Si su mediocre ahorro de combustible no le molesta, el Soul (que solo se ofrece con tracción delantera) también dispone de geniales opciones de personalización del exterior y es mucho más rápido con su motor de nivel intermedio.

Sin embargo, tal vez no le interese una aceleración rápida. Quizás su auto actual tenga un modo Sport que probó una vez y eso fue por accidente cuando buscaba otra cosa. Si se identifica con esta situación y no necesita tracción integral, el Kicks no es más lento que el crossover subcompacto promedio y ofrece una gran cantidad de contenido por un precio accesible.

 

 

Nissan Kicks SR 2018
PRECIO BASE $21,265 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $22,630 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, FWD, 5 pasajeros, hatchback de 4 puertas
MOTOR 1.6L/125-hp/115-lb-ft DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN CVT
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 2,643 libras (61/39%)
DISTANCIA ENTRE EJES 103.1 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 169.1 x 69.3 x 62.4 pulgadas
0-60 MPH 9.7 segundos
CUARTO DE MILLA 17.5 segundos @ 79.3 mph
FRENADO, 60-0 MPH 126 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.83 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 28.4 seg @ 0.56 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 31/36/33 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA CIUDAD/CARRETERA 109/94 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.59 lb/milla