Comparativas Pruebas

Nissan Altima 2019 vs. Toyota Camry 2019

Reviviendo las glorias del pasado

Reviviendo las glorias del pasado

¿Quiere hablar sobre los alborotos? Imagínese ser un planeador de producto responsable de los sedanes familiares en Detroit, Tokio o Seúl hace unos seis o siete años. El futuro se veía prometedor. La gasolina estaba cara, la economía mundial se estaba recuperando y los consumidores estaban quedándose más tiempo con sus vehículos. Esos autos necesitarían ser reemplazados al mismo tiempo que su sedán familiar saliera al mercado.

Sucede que el futuro que usted estaba planeando no era cierto. Los precios de la gasolina cayeron y los consumidores reemplazaron sus sedanes con crossovers o SUVs. Con la caída de las ventas, los fabricantes de Detroit dejaron de producir sedanes.

Durante nuestra planeación de esta serie de historias, discutimos si deberíamos de tener sedanes, pero los fabricantes asiáticos están absorbiendo las ventas que Detroit dejó. Nuestros dos representantes, el Nissan Altima SR VC-Turbo 2019 y el Toyota Camry XLE V-6 2019, se presentaron en los últimos dos años y están entre los modelos más vendidos del mercado de cuatro puertas. (No quisimos tener al Accord debido a que ya teníamos demasiados Honda en esta series de historias).

El consumidor promedio podría confundir al Altima por el Camry, pero desde adentro hay una diferencia indiscutible. La cabina del Camry es decididamente evasiva. Pasa por los movimientos; todo lo que espera está ahí, desde el sistema de infotenimiento hasta el cuero y los terminados de metal. Pero no hay nada que haga que usted se sienta muy orgulloso de su compra. Los materiales son promedio – tampoco son muy buenos, ni tan malos como para darse cuenta. El asiento trasero es demasiado grande para los adultos, pero las puertas traseras no tienen una apertura amplia, haciendo que sea difícil meter una silla para bebés.

El Altima toma una experiencia diferente. La calidad de los materiales no son muy diferentes, pero el diseño del Nissan es mucho más efectivo. Esa parrilla distintiva en forma de V se complementa con los terminados de metal en el tablero, las costuras contrastantes en color naranja, y terminados de fibra de carbono falsa. Los asientos del Altima también son más cómodos, y como pilón, las puertas traseras se abren casi 90 grados, dejando mucho espacio para instalar una silla de bebé. La ergonomía está bien pensada, y todos los controles son intuitivos y fáciles de alcanzar.

Los dos también cuentan con dinámicas de manejo muy diferentes. Si calificamos al Altima como “deportivo” tal vez es ir un poco lejos, pero sin duda es más divertido de conducir. Su raro motor de compresión variable – un 2.0 litros turbo de cuatro cilindros con 248 hp y 280 libras-pie de torque – funciona como la marca dice, entregando un performance tipo V-6 con la eficiencia de un motor cuatro cilindros. El torque del motor se entrega bien y puede ser adictivo, pero su CVT puede ser errática. Algunas veces es un gran jugador; otras veces es un poco nervioso. El Altima también fue el que mejor se maneja entre los dos.

El Altima nos sorprendió, pero el Camry se conduce exactamente como se promueve. En otras palabras, uno llega a donde quiere ir pero olvídese de cómo llegó ahí. El 3.5 litros V-6 de 301 hp de Toyota es la parte más memorable del Camry; cuenta con mucha potencia y suena bien cuando acelera, pero su transmisión automática de ocho velocidades no responde rápidamente y no está bien ajustada. Su balance de marcha y manejo no es muy impresionante; el Toyota se siente un poco débil en las curvas, como si estuviera diseñado para el óvalo de NASCAR. El Camry también exhibe más balanceo a través de las curvas y tiene más vibraciones en la cabina.

Esperábamos que algunas de las pruebas iniciales estuvieran cerradas. Sin embargo, fue fácil señalar a un ganador en esta comparativa. El Nissan Altima es el mejor sedán familiar entre los dos modelos – y por mucho. El Toyota Camry le da únicamente lo que usted le pide. Su diseño esconde una cabina no muy notable que es apta para llevar a una mujer embarazada al hospital, pero que no cuenta con el espacio suficiente en la segunda fila para llevar al bebé a casa.

Si el Camry es un auto que no asume una posición real en el mundo, el Nissan Altima es un sedán que toma presencia – puede que no le guste lo que dice, pero por lo menos está diciendo algo. Sin duda quiere verse algo deportivo, y generalmente cumple con ese objetivo. Es lo suficientemente atractivo para hacer que su conductor sienta algo durante el camino al trabajo, y ofrece terminados premium, asientos cómodos y mucho espacio para la familia.

El Nissan Altima es una evidencia de que hay mucho que nos gusta sobre la configuración tradicional. Pero ¿cómo competirá contra el crossover de tamaño mediano que ha robado las ventas a los sedanes?

Toyota Camry XLE V-6 2019 Nissan Altima SR VC-Turbo 2019
PRECIO BASE $34,980 dólares $30,045 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $38,291 dólares $31,060 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, FWD, 5-pasajeros, sedán de 4 puertas Motor delantero, FWD, 5-pasajeros, sedán de 4 puertas
MOTOR 3.5L/301-hp/267-lb-ft DOHC 24-válvulas V-6 2.0L/248-hp/280-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN Automática de 8 velocidades CVT
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,644 libras (60/40%) 3,416 libras (61/39%)
DISTANCIA ENTRE EJES 111.2 pulgadas 111.2 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 192.1 x 72.4 x 56.9 pulgadas 192.9 x 72.9 x 57.4 pulgadas
0-60 MPH 6.0 seg 6.1 seg
CUARTO DE MILLA 14.6 seg @ 98.4 mph 14.5 seg @ 98.9 mph
FRENADO, 60-0 MPH 125 pies 119 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.80 g (promedio) 0.89 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 27.1 seg @ 0.64 g (promedio) 26.5 seg @ 0.68 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 22/33/26 mpg ciudad/carretera/terreno combinado 25/34/29 mpg ciudad/carretera/terreno combinado
CONSUMO DE ENERGÍA CIUDAD/CARRETERA 153/102 kW-hrs/100 millas 135/99 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.75 lb/milla 0.68 lb/milla