Auto Shows Sema

Mopar llega a Las Vegas con motor de 1,000 hp

La evolución del Hellcat y el Demon

La evolución del Hellcat y el Demon

Primero fue el Hellcat con 707 hp, después fue el Demon con 840 hp, y ahora es el Hellephant con 1,000 hp. Así es. Usted leyó bien. Mil caballos de fuerza. Menudo motor.

A diferencia del Hellcat y el Demon, el Hellephant es un motor “crate” – es decir – un motor opcional que puede ser instalado en cualquier modelo Dodge Challenger. Para su presentación en el SEMA Show de Las Vegas, Mopar equipó a un Dodge “Super Charger” Concept 1968, pero la idea es que cualquier propietario compre el motor para intercambiarlo.

Dignos de experiencia, esta no es la primera vez que Mopar presenta algo así. En años pasados presentó el motor “Hellcrate” que además de entregar una gran potencia, contaba con un kit de instalación. La historia se repite con el Hellephant, ya que estará recibiendo dicho kit compuesto por un módulo de control del sistema de transmisión (PCM, por sus siglas en inglés), centro de distribución de potencia, mazo de cables, pedal del acelerador, cable de puente con conexión a tierra (ground jumper), sensores de oxígeno, sensores de cambio de la temperatura del aire y un modulo de control de la bomba de combustible. El PCM está desbloqueado y calibrado para inyectar 1,000 hp y 950 lb-pie de torque.

No se sabe cuántos estén interesados en comprar el Hellephant, pero el motor estará a la venta en el primer trimestre de 2019.

Por cierto, el Dodge “Super Charger” Concept 1968 ha sido adaptado para lograr que un vehículo clásico pueda disfrutar de las potencias de hoy en día… o un poco más. Su color negro y ruedas de color dorado no son de nuestro deleite, pero sabemos que hay un mercado que le gusta.

En un mundo en donde los muscle cars están por recibir componentes eléctricos o híbridos, uno se pone a pensar en cuál es el futuro de este tipo de motores de combustión interna. Para hablar sobre el tema, conversamos con Pietro Gorlier, COO de FCA para Europa, Medio Oriente y África y jefe de Mopar a nivel mundial. El ejecutivo señaló que pronto podríamos ver un motor “crate” o un Challenger con algún tipo de electrificación. “Probablemente veamos algo y SEMA sería posiblemente el lugar para presentarlo. Sería un gran lugar para probar lo que los clientes están buscando y SEMA sería el lugar perfecto para hacer algo así”, dijo.

Aún así, Gorlier señaló que los autos eléctricos enfocados al performance tienen cierto tipo de limitaciones. “Por supuesto, conducir un auto eléctrico es muy emocionante – la aceleración – es una gran experiencia. Pero después echas un vistazo a la Formula E y no pueden dar tantas vueltas a los circuitos, tienen que cambiar los autos y hay un número de limitaciones que no son necesariamente fáciles de manejar para tener un desarrollo efectivo en los autos eléctricos”, dijo.

“Para Mopar sería muy fácil llegar hoy y mostrar aquí un Challenger eléctrico o un Charger eléctrico. ¿Y después qué? ¿La gente me puede creer al transformar un vehículo eléctrico? Siempre somos muy cuidadosos en nuestra credibilidad”, agregó.  “Pero tarde o temprano llegaremos con algo real. Tal vez no sea para todos, pero será real”.

Así que algo está en camino. La pregunta es cuándo y cómo. El tiempo tiene la respuesta.