Novedades

Mercedes-Benz GLE 2020 recibe tercera fila opcional

Ahora con espacio para siete pasajeros

Ahora con espacio para siete pasajeros

La Mercedes-Benz GLE podría ser de los mejores crossovers de lujo de tamaño mediano, pero eso no significa que no pueda recibir un rediseño. A pesar de haber cambiado de nombre y de recibir una actualización en 2016, el modelo actual ha estado a la venta desde 2011. Si Mercedes quiere competir contra la Lexus RX, necesita algo más fresco. Algo como la GLE 2020.

Desde afuera, la nueva GLE no ofrece muchas sorpresas. Es la más reciente expresión del lenguaje de diseño de Mercedes que cuenta con muchas líneas fluidas y angulares.

En comparación con la versión actual, la GLE 2020 ha crecido considerablemente. Su distancia entre ejes creció 3.1 pulgadas, algo que agrega 2.7 pulgadas de espacio para las piernas en la segunda fila. Pero más importante, la GLE ahora cuenta con espacio para una tercera fila opcional y eso incrementa el espacio para siete pasajeros. Al ser un crossover de tamaño mediano, el asiento trasero se ve demasiado chico, pero seguramente los niños no tendrán problema con eso.

La cabina ha sido reemplazada con la tecnología más reciente de Mercedes que incluye dos pantallas en forma horizontal. Aunque todo sigue siendo totalmente reconocido como un Mercedes moderno, los diseñadores cambiaron un poco las cosas para darle un aspecto único. Basándonos en nuestro reciente manejo del prototipo de la GLE, estamos seguros que el nuevo modelo es más cómodo que antes, especialmente en la segunda fila.

 

Cuando sea lanzada, la GLE estará disponible con dos motores diferentes. La GLE 350 estará propulsada por un motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros que entrega 255 hp y 274 libras-pie de torque. Por el otro lado, la GLE 450 estará equipada con un motor 3.0 litros turbo de seis cilindros en línea con una batería de 48 voltios para incorporar un sistema híbrido mediano. Ambos motores estarán asociados a una transmisión automática de nueve velocidades.

Al igual que el Clase S, la nueva GLE ofrece una suspensión activa opcional que escanea la carretera. Pero a diferencia del Clase S, la suspensión de la GLE está construida sobre una plataforma con una batería de 48 voltios que puede controlar cada rueda independientemente de las otras. No solo puede controlar la amortiguación en las cuatro ruedas, también utiliza un sistema hidráulico para levantar o bajar cada rueda dependiendo de las condiciones de la carretera. Eso significa que el balanceo de la carrocería es mínimo, mejora la calidad de manejo y maximiza la comodidad de los pasajeros.

La GLE también puede contar con un sistema de tracción integral que utiliza una caja de transferencia con un embrague multidisco para dividir el torque entre el eje delantero y el trasero. Eso significa que puede mandar todo el torque a las ruedas delanteras, todo el torque a las ruedas traseras e implementar cualquier combinación. Esto también le da una buena capacidad todoterreno.

Mercedes también puso mucha atención a la tecnología de seguridad. Desde el frenado automático de emergencia hasta el asistente de mantenimiento de carril, la GLE cuenta con las últimas tecnologías.

Por el momento Mercedes no ha reportado los precios de la nueva GLE ni la fecha de llegada a los Estados Unidos. Esperamos tener más información cuando la SUV se presente oficialmente en el Auto Show de París en octubre.

Fuente: Mercedes-Benz