Primer Manejo Pruebas

Mazda3 AWD 2019: Primer Manejo

Capacidad para las cuatro estaciones

Capacidad para las cuatro estaciones

Durante nuestro primer manejo del Mazda3 2019, elogiamos su ágil manejo e interior soberbiamente ejecutado.Ahora que hemos conducido la nueva variante de tracción integral, nos complace informar que el auto compacto deportivo se conduce aún mejor con tracción en las cuatro ruedas.El Mazda3 AWD 2019 se maneja mejor en todas las condiciones climatológicas, lo cual lo convierte en un sofisticado auto para entusiastas, contando con un equipamiento que pone en relieve a las marcas de lujo.

Durante el lanzamiento del Mazda3, condujimos en un circuito de nieve y una sección de slalom cubierta de hielo.Comenzamos en un Mazda3 sedán con tracción delantera y, al instante, descubrimos que carecía de la tracción para subir por cuestas.Los modelos equipados con tracción integral recorrieron sin problemas el circuito.El sistema de tracción total de Mazda envía el torque en donde más se requiere y trabaja con el G-Vectoring Control Plus (GVC+) para mantener la tracción, tomando en cuenta el clima y las condiciones del pavimento.

En la nieve, el sistema de tracción integral y el GVC+ mantienen al Mazda3 bien plantado en la mezcla de hielo y nieve al reducir ligeramente el torque del motor y aplicar un poco el freno para desplazar el peso y la potencia de modo que el auto se pueda mantener estable.Con el GVC+ desactivado, de inmediato se da uno cuenta de que está maniobrando más para evitar que el auto se vuelva inmanejable.La falta de estabilidad se volvió obvia al instante en una prueba de slalom en donde un cambio de carril a 20 mph provocó fácilmente que el extremo trasero del auto se saliera, lo que obligó al conductor a contrarrestar el derrape con un intenso accionamiento de la dirección.

Sobre el pavimento, el sistema de tracción integral hace que el Mazda3 2019 se sienta predecible al conducirlo de forma agresiva.El torque que se envía a las ruedas traseras saca el auto de las curvas, lo que minimiza el subviraje y le permite girar.Los movimientos de la carrocería soberbiamente controlados mantienen el Mazda3 neutral, mientras que su dirección ágil y comunicativa le dice exactamente lo que están haciendo las ruedas delanteras.El chasis ha sido bien calibrado para absorber con gracia el pavimento en malas condiciones sin desconectar al conductor del camino, lo que nos hace cuestionar la necesidad de suspensiones y amortiguadores adaptativos en algunos autos que buscan mejorar el manejo sin sacrificar la comodidad en el andar.

El motor 2.5 litros de cuatro cilindros de aspiración natural que encontramos en la generación anterior regresa para el nuevo modelo, entregando los mismos 186 hp. Sin embargo, uno puede sentir que se esfuerza mucho en zonas más elevadas.La transmisión automática de seis velocidades realiza los cambios ascendentes con rapidez, pero tarda uno o dos segundos en los cambios hacia abajo.El modo Sport ofrece cambios descendentes con ajuste de revoluciones y mantiene las marchas por más tiempo.También condujimos un Mazda3 hatchback con tracción delantera y transmisión manual de seis velocidades; nos pareció el más vivaz del grupo.El motor de cuatro cilindros colabora de manera admirable con la sofisticada palanca de cambios y con el embrague comunicativo para generar muchas sonrisas al volante.

Los interiores de Mazda son cada vez más lujosos; la cabina del Mazda3 2019 iguala sin problemas a las de los vehículos de lujo de nivel de entrada, en especial con las opciones de dos tonos.Todo lo que uno toca desde el tablero hasta los descansabrazos se siente costoso; además los controles del sistema de infotenimiento hacen clic y giran con un sonido satisfactorio.Incluso los plásticos más duros de la parte trasera no se verían fuera de lugar en un auto con la insignia de estrella de tres picos. Salvo por cierto ruido del pavimento y de los neumáticos a velocidades de autopista en superficies irregulares, la cabina del Mazda3 2019 es prácticamente una bóveda.Para complementar el interior hay un sistema de sonido Bose de 12 altavoces, el cual hace que la música se escuche de maravilla.La más reciente iteración de la interfaz MazdaConnect es más fácil de usar, pero aún se queda atrás con respecto a los sistemas Blue Link/UVO de Hyundai/Kia, Starlink de Subaru y UConnect de FCA.

La tracción integral debería hacer que el Mazda3 2019 sea más atractivo para los consumidores que viven en estados en donde nieva más de tres meses por año, pero esa es solo una parte de la ecuación.La tracción en las cuatro ruedas junto con el sistema GVC+ mejoran también las características de conducción del Mazda3 sobre pavimento.Al combinarse con su elegante interior, el Mazda3 se convierte en un auto de lujo disfrazado.El nivel de equipamiento Signature y el motor 2.5 litros turbo de la CX-9 son las piezas finales que pueden convertir el Mazda3 en un paquete casi perfecto: divertido, chic y llamativo.