Auto Shows Los Ángeles

Mazda3 2019: Primer Vistazo

Un diseño diferente con un motor tecnológico

Un diseño diferente con un motor tecnológico

Con más de seis millones de unidades vendidas desde su presentación en 2003, el Mazda3 es un vehículo clave para el fabricante basado en Hiroshima. Ahora que entra en su cuarta generación, el Mazda3 2019 cuenta con la evolución del lenguaje de diseño Kodo de Mazda y la plataforma Skyactiv, así como una plataforma del tren motriz.

Mazda se planteó la idea de crear un carácter distinto para cada tipo de carrocería del Mazda3 2019. En el camino, desde su concepto hasta su llegada al mercado el próximo año, el hatchback cambió muy poco en comparación al Kai Concept, dándole una nariz más elegante pero una parte trasera más bulbosa y un pilar C más grueso. El sedán es más maduro, como una versión mini del Mazda6, pero con un perfil más limpio – la línea del techo tiene una caída que rápidamente llega a su maletero.

Por dentro, la nueva cabina cuenta con un esquema más limpio que agrega controles minimalistas y una pantalla táctil de 8.8 pulgadas con la segunda generación del sistema Mazda Connect, que también retiene los controles a través de la perilla. Los materiales de insonorización han sido aplicados para evitar que el ruido exterior se cuele a la cabina. Los asientos también han sido rediseñados y el volante es más telescópico que antes.

La adición más significativa del Mazda3 2019 está bajo el capó: el motor Skyactiv-X. El nuevo propulsor utiliza una chispa para crear una presión que inicia la compresión del encendido para un mejor torque y ahorro de combustible. Este nuevo motor 2.0 litros ligeramente sobrealimentado de cuatro cilindros (con un estimado de 190 hp y 170 libras-pie de torque) estará asociado a un sistema semihíbrido para mejorar su desempeño y ahorro de combustible. El actual motor Skyactiv-G regresa con el motor 2.5 litros como el motor base, entregando un estimado de 187 hp y 186 libras-pie de torque. Otros mercados obtendrán el nuevo motor Skyactiv-D, un 1.8 litros turbodiésel de cuatro cilindros. Las opciones de transmisión van de una manual de seis cambios a una automática de seis velocidades.

La base del Mazda3 2019 es una plataforma que ha evolucionado y ahora consiste en 30 por ciento de acero de alta resistencia para un mejor desempeño contra choques y más rigidez torsional. La tracción integral se ofrecerá por primera vez en un Mazda3 y el G-Vectoring Control Plus utiliza los frenos para estabilizar el vehículo durante una maniobra de emergencia.

La suite i-Activsense de Mazda obtiene un nuevo sistema llamado Driver Monitor, que utiliza una cámara infrarroja de LED y monitorea la condición del conductor, el nivel de mareo y fatiga, así como los movimientos de los ojos para determinar qué tan distraído está. El sistema semiautónomo Cruising & Traffic Support cuenta con un asistente que controla la aceleración, frenado y dirección en el tráfico.

 

Sin embargo, una jugada que ahorrará costo: la suspensión trasera multilink del viejo Mazda3 ha sido reemplazada por una de eje de torsión. Aunque Mazda asegura que amortiguará mejor los golpes, nosotros tendremos que probarlo para comprobarlo.