Auto Shows Ginebra

Mazda CX-30: Primer Vistazo

Ubicándose entre la CX-3 y CX-5

Ubicándose entre la CX-3 y CX-5

Mazda utilizó el escenario del salón de Ginebra para presentar su crossover más reciente, la CX-30. Ubicándose entre la CX-3 y CX-5, Mazda planea llevar este modelo alrededor del mundo, comenzando por Europa, donde saldrá a la venta este verano. En Norteamérica utilizará el mismo nombre, pero eso no significa que haya un cambio de nomenclatura muy pronto. La CX-4 ya existe en China, y la marca no podía utilizar ese nombre para una SUV nueva, así que Mazda optó por agregarle un cero al final del nombre de su SUV más compacta.

Se espera que la Mazda CX-30 llegue a los Estados Unidos como año modelo 2020 o 2021, lo que significa que no la veremos en tierras estadounidenses hasta el próximo año. La CX-30 será propulsada por un motor Skyactiv-X que produce “alrededor de 180 caballos de fuerza”, dijo el presidente y CEO de Mazda Motor Europa, Jeff Guyton. Eso nos hace creer que tendrá el motor 2.0 litros de cuatro cilindros que llegará al nuevo Mazda3.

Según la marca nipona, el crossover compacto cuenta con el espacio para que cuatro adultos viajen cómodamente en su interior, además de un gran maletero. Se dice que contará con un la suspensión y sensación al volante por el que se conoce Mazda, incluyendo sus dinámicas de manejo y estilo zoom-zoom. El hecho de que Mazda quiere llegar a un mercado más premium se nota en la CX-30. Equipada con los mismos asientos que se encuentran en el Mazda3 diseñados para hacer la curvatura de la espina de forma natural, se dice que la CX-30 será la líder en su clase por su insonorización. Además, contará con un tracción integral opcional, un nuevo sistema de audio, y los sistemas de seguridad i-Activesense que incluyen alerta de salida de carril, frenado automático de emergencia con detección de peatones y control crucero adaptivo.

Aunque no se revelaron las especificaciones, un portavoz nos confirmó que la distancia entre ejes de la CX-30 es similar a la de la CX-3, lo que lo haría un modelo más subcompacto que compacto. La línea de su techo tiene una ligera caída hacia el Pilar C, lo que le da una apariencia tipo cupé, algo que no hemos visto en la CX-3 o CX-5.

 

No se han dado detalles sobre su producción, pero nos dejan claro que la CX-30 no será el crossover que se fabricará en la planta de Huntsville, Alabama que Mazda y Toyota están construyendo. Ahí se producirá otro crossover, lo que significa que la alineación de Mazda en los próximos dos años podría incluir cinco SUVs, incluyendo la CX-3, CX-30, CX-5, el modelo construido en Alabama, y la CX-9.

Con información de Todd Lassa