Premios Truck of the Year

Los pros y contras de la Ford Ranger 2019

¡Qué motor!

¡Qué motor!

Pros:

  1. Potente motor turbo de cuatro cilindros
  2. Excelente valor
  3. Alto rendimiento en el remolque

Contras:

  1. Vieja arquitectura
  2. Espacio interior deficiente
  3. Diseño envejecido

La Ford Ranger regresó al mercado estadounidense después de un receso de ocho años, durante el cual pasó un tiempo en el extranjero en vez de llenar el hueco de pickups medianas en la gama de Norteamérica del fabricante automotriz. La creciente popularidad de la Toyota Tacoma y la Chevrolet Colorado obligaron a Ford a tomar acción, pero en vez de desarrollar una camioneta específicamente para Norteamérica, Ford simplemente trajo aquí la Ranger existente. Y esas raíces del mercado secundario se pueden ver.

Al realizar cambios en el chasis para cumplir con los estándares de seguridad estadounidenses, la Ranger llegó a finales de 2019 con solo una opción de motor: un 2.3 litros turbo de cuatro cilindros que desarrolla 270 hp y 310 libras-pie de torque.

Dicho esto, uno de los mejores rasgos de la Ranger es su tren motriz. La transmisión de 10 velocidades hace un trabajo genial con este motor, que le proporciona una potencia más que suficiente a pesar de tener tan solo cuatro cilindros. Incluso cuando remolcamos brevemente más de 7,000 libras, la capacidad de la Ranger impresionó a los jueces. Al remolcar 4,000 libras, la Ranger Lariat fue más rápida que las dos Jeep Gladiator y que la Chevy Silverado RST de cuatro cilindros; todas tiraron del mismo peso.

“El motor tiene una tonelada de torque y tira de las 7,000 libras con facilidad”, dijo el editor de crónicas Scott Evans. “No hay freno de remolque, pero en realidad no lo necesita”.

Haciendo a un lado el rendimiento al remolcar, la Ranger presenta unas cuantas desventajas. El hecho de que la pickup se desplaza sobre una vieja arquitectura es evidente desde el momento en que comenzamos a conducir. El deficiente control de la carrocería hizo que los jueces se quejaran sobre la cantidad de movimiento en la cabina. “Al avanzar diagonalmente sobre un camino de entrada se siente como un pequeño velero atrapado en un huracán que se sacude por todo el lugar”, dijo Evans. Y puesto que la dirección no ofrece una buena retroalimentación, el manejo de la Ranger definitivamente tiene que mejorar.

Si se sienta en la segunda fila de la Ranger XL SuperCab, tendrá que visitar al quiropráctico justo después de bajarse. El respaldo del asiento erguido, combinado con el insignificante espacio para las piernas, harán que los ocupantes traseros se quejen incluso en viajes cortos. “Básicamente tiene dos asientos auxiliares que son increíblemente incómodos”, dijo la editora de Detroit Alisa Priddle, quien también tuvo muchos problemas para meterse en el asiento trasero, dado que no había asideros.

Y aunque la Lariat SuperCrew dispone de mucho espacio para los pasajeros traseros, el diseño de su cabina se está haciendo viejo. El sistema de infotenimiento Sync 3 de Ford necesita una renovación; Evans comparó el panel de instrumentos con algo obtenido de un Fusion 2010. Las competidoras de la Ranger tampoco son conocidas por su diseño interior, pero Ford podría haber invertido más dinero para mejorar la apariencia y sensación.

Tenemos opiniones similares con respecto al exterior. Aunque por lo general el diseño no es lo más importante para los compradores de camionetas, el estilo actual ya está volviéndose obsoleto.

Pero cuando la evaluamos según nuestros criterios, vemos mucho valor para la Ranger. Con su motor EcoBoost y su alta capacidad de remolque, incluso las Ranger con especificaciones más bajas reciben altas calificaciones. La XL 4×2 que probamos tenía un precio de $29,445 dólares. No somos fanáticos de su pantalla del tamaño de una tarjeta de crédito, pero su utilidad realmente sobresale.

“La Ranger tiene todo lo necesario para ser una sólida camioneta pickup: modo Tow/Haul (remolque/transporte), enorme capacidad de carga real, remolca como campeona (no es algo fácil dado su tamaño) y es fácil de mantener”, dijo el juez invitado Mark Williams.

Pero la Ranger no logró cumplir el resto de nuestros criterios. Hay rumores de que Ford está trabajando ya en una nueva Ranger para el mercado estadounidense, y se supone que llegará en los próximos cuatro años. “Si Ford pudiera integrar este motor y transmisión en una plataforma de calidad estadounidense”, dijo el editor de crónicas sénior Jonny Lieberman, “tendría una magnífica pickup en sus manos”. Esperamos con ansias el futuro de esta camioneta.