Auto Shows Sema

Los modelos más chiflados y absurdos de SEMA

Un poco para todos

Un poco para todos

Cada año, SEMA nos deja impresionados con la gran variedad de vehículos modificados que vemos – desde camionetas a lowriders, deportivos a vehículos recreacionales abiertos y todo lo demás. Aunque cada taller agrega su toque personal a cada vehículo, algunos llevan sus creaciones a una dirección heterodoxa. Estas son 13 unidades que sólo enocntraremos en SEMA.

Camioneta Dodge de Dudes Fab Shop

Lo que comenzó su vida como una Dodge Ram Heavy-Duty se transformó en algo completamente diferente. No solo ha sido elevada alrededor de tres pies sobre el suelo, sino que su suspensión ha sido completamente rediseñada. No estamos seguros qué tanto de esta camioneta es de fábrica más que los paneles de su carrocería, pero llamó la atención de muchos. Para más información, no deje de ver la cuenta de Instagram de su dueño.

Polaris “Slling-Ray” de Flo AirRide

Si no le alcanza para un Chevrolet Corvette pero tiene mucha creatividad, puede construir algo como este Sling-Ray de FLO AirRide. Este vehículo está basado en un Polaris Slingshot, que ha sido totalmente desnudado, fue equipado con una segunda rueda en la parte trasera, y cuenta con un marco que se parece a un Corvette. El resultado se ve bien y es único. Y si alguien decide retarle a unos arrancones, quizás se queden impactados al descubrir que hay un motor V-8 sobrealimentado bajo el “capó”.

Camioneta de Richline Motorsports

Si le gusta la combinación de las ruedas doradas con la carrocería roja, esta es su camioneta. Equipada con amortiguadores Sord, defensas Bodyguard y neumáticos todoterreno, esta F-Series está lista para cualquier terreno, incluso aunque no pueda llegar a los senderos.

La camioneta a su izquierda probablemente comenzó su vida como una Silverado Heavy-Duty y además de recibir una suspensión diferente y ruedas más grandes, está equipada con dos tiras de LED que deberían de mantener iluminada la calle. Estas dos camionetas no son para todos, pero apreciamos el trabajo que han recibido.

Polaris Dagor de Line-X

Si nunca ha manejado un vehículo abierto recreativo, podría pensar que se trata de un simple vehículo 4×4 que sería mejor para una aplicación militar si fuera más grande. Los chicos de Polaris habrían pensado lo mismo, y por eso han desarrollado el Dagor con una longitud de 14.8 pies. Normalmente solo está disponible para los militares, pero este Dagor fue personalizado por la compañía Line-X que se dedica a la protección en aerosol. El Dagor podría ser común en el campo de batallas del futuro, pero hoy en día ver un vehículo de estos es como un unicornio.

 Jeep Wrangler con ruedas de Forgiato

Con un frente que podría venir de Transformers, este Jeep nos recuerda al Wrangler de Alex Rodriguez creado por West Coast Customs. Pero este es un poco menos agresivo gracias a su color blanco con terminados en color rosa. Contando con enormes ruedas, esta Wrangler cuenta con un gancho Warn que lo podrá sacar de situaciones difíciles.

Silverado HD de David Discher y Kelderman

Kelderman es conocido por fabricar suspensiones de aire, defensas y parrillas para las camionetas de trabajo pesado, pero este año llevó las cosas a un segundo nivel en SEMA. Para empezar, las ruedas fueron sustituidas por orugas de Wold Fabrication y la camioneta ha sido significativamente elevada. Esta es probablemente la camioneta ideal para la nieve, ya que también puede llevar dos snowmobiles sobre su batea.

Dodge Power Wagon de BRAAP Werks

Kelderman tuvo mucha competencia en la categoría de vehículos con orugas. Aunque BRAAP realmente no modifica autos o camionetas, la compañía tiró la casa por la ventana con esta Power Wagon diésel. Basada en un orugas para la nieve y amortiguadores Fox, esta Power Wagon está lista para ir a cualquier lugar y rescatar a cualquiera con su gancho Warn. Los senderos deberían de estar bien iluminados gracias a sus dos tiras de LED que cuenta en la parrilla y arriba de la cabina.

Pontiac 1970 Firebird de Vibrant Performance

Aunque podría parecerse a un Pontiac vintage desde lejos, este Firebird de carrocería ancha fue construido alrededor de un chasis personalizado. El fabricante nos deja con los años dorados de Trans-Am con una encarnación nueva al volver a imaginar las competencias más icónicas del auto de carreras.

Volvo TP21 con motor Chevrolet

Si está pensando qué es lo que está viendo, no está solo. Este es un Volvo TP21 “Sugga”, una versión militar del Volvo PV800 de 1950. Aunque originalmente fue propulsado por un motor de 90 caballos de seis cilindros en línea, este modelo ha sido actualizado por un motor V-8 de Chevrolet y unos neumáticos Toyo Mud/Terrain. Si quiere destacar en los senderos, esta es una buena forma de hacerlo.

Camioneta de carreras Ford Model A 1931

Construido por Mike Burroughs de Stanceworks, esta camioneta Model A no es el hot rod promedio. Propulsado por un motor Coyote V-8, la camioneta cuenta con un una suspensión inspirada en las carreras y ruedas de la categoría prototipo de IMSA. ¿Inesperado? Sí. ¿Increíble? También.

Ford Mustang propulsado por un motor Ferrari

El cielo es el límite cuando hablamos de cambios de motor para un Ford Mustang 1968, y este taller hizo lo propio al equipar al Mustang con un motor 4.3 litros doble turboalimentado V-8 que pertenecía a un F430. Se dice que la potencia es de alrededor de 700 hp, que debería de ser suficiente para que este pony galope como un verdadero caballo.

Camioneta con tributo a los trabajadores de hierro

Si a usted le gustan las herramientas del pasado, entonces este modelo es para usted. Construido como un tributo para los trabajadores de hierro del pasado, esta camioneta cuenta con todo, desde un yunque hasta un viejo generador. La atención al detalle es impresionante y si quiere ver la construcción total del modelo, puede verla en “Vegas Rat Rods” en Discovery.

Rat Rod “Wild Torquey”

Los rat rods son algo común en SEMA, pero es menos común ver una camioneta así remolcando a este rat rod. No está claro cómo ha sido estructurada esta Chevy 1931 para poder con semejante carga, pero el motor – un Cummins turbodiésel de 12 válvulas – por lo menos debería de soportar todo el peso.