Primer Manejo Pruebas

Lincoln Aviator 2020: Primer Manejo

Una nueva forma de sentir lujo

Una nueva forma de sentir lujo

Mi abuelo era una de las personas más elegantes que he conocido. Se comía los tacos con cubiertos, usaba servilletas de tela en cada comida, y tomaba por lo menos una copa de vino en cada almuerzo. Prefería los tintos de España o Francia, pero a medida que surgieron los vinos de California y compitieron contra lo mejor de Burdeos por mucho menos dinero, les puso más atención.

Él también tenía las mismas ideas sobre los coches. Prefería que su chofer lo llevara en su Clase E, pero estaba impresionado con lo que Detroit estaba sacando. El Lincoln Continental más reciente le llamó la atención y le recordó a los años dorados que tuvieron los autos americanos en los 60s y 70s. Este nuevo lujo americano ha llamado mucho la atención en Lincoln; no solo está atrayendo a las generaciones más grandes, también está tratando de obtener clientes nuevos y jóvenes. La Lincoln Aviator 2020—con su lujoso interior y elegante diseño exterior—es el ejemplo más reciente de hacia dónde se dirige la marca.

Habrá dos opciones de motores. El motor base será el 3.0 litros V-6 doble turbo que produce 400 hp y 415 libras-pie de torque; el modelo Grand Touring—el híbrido enchufable—es propulsado por el mismo 3.0 litros V-6 pero está acoplado a una batería de 13.6 kWh para entregar una potencia combinada de 494 hp y 630 libras-pie de torque. La tracción integral es de serie en el modelo híbrido, y la versión a gasolina cuenta con tracción trasera de serie y tracción integral como una opción. Para los efectos de esta nota (y para cumplir con el embargo de Lincoln), solo nos enfocaremos en el modelo a gasolina, pero regrese a nuestro sitio este jueves para leer nuestras impresiones de manejo del modelo Grand Touring.

No solo son las ruedas de 22 pulgadas las que llaman la atención; el uso de cromo, las líneas fluidas y la atención al detalle hacen que el modelo de combustión interna destaque en la carretera. La SUV de tres filas tiene mucha presencia con su enorme parrilla, voladizo delantero corto y apariencia estrecha. Y naturalmente, se veía muy bien con los viñedos de Napa en el fondo.

Pero incluso en los viñedos, algunas veces las cosas pueden salir mal. En la primera parte de nuestro manejo, condujimos una Aviator Reserve equipada con el paquete de manejo dinámico y el paquete de conveniencia, pero tuvimos un pequeño problema con su motor. Aproximadamente a la mitad de la ruta de mi compañero de manejo, sentimos que el motor estaba perdiendo el empuje—parecía como si los turbos hubieran dejado de trabajar. Después de un pequeño descanso fue mi turno de conducir, y por los primeros 25 minutos todo había regresado a la normalidad. Cuando cambié del modo de manejo Normal al Excite (el modo deportivo de Lincoln), sentí que el motor había vuelto a perder potencia. El testigo del motor se encendió poco después, y hacia el final de mi manejo el motor se sentía totalmente perdido. Una vez que llegamos a nuestra parada del almuerzo, alertamos a los ingenieros.

John Davis, ingeniero en jefe de la Aviator, nos dijo que una manguera que sale de los turbos tuvo una pequeña apertura a su alrededor, lo que causó la pérdida de potencia. Su equipo la reparó el mismo día, y dentro de todas las unidades de preproducción que estuvieron en Napa para el lanzamiento, la nuestra fue la única que sufrió un problema mecánico. Afortunadamente, Lincoln me dejó conducir otra Aviator al día siguiente antes de regresar a casa.

En la Aviator que conduje al día siguiente, el motor 3.0-litros se sintió muy potente. Cuando pisé el acelerador, sentí muy poco lag de los turbos, y la transmisión de 10 velocidades hizo los cambios rápidos y de forma suave. Aunque la mayoría de la gente conducirá en modo Comfort, el modo Excite lleva las cosas a otro nivel. La transmisión hace los cambios a revoluciones más altas, y los cambios hacia abajo también son muy notorios, creando una sensación de una transmisión manual.

La dirección es ligera y bien balanceada, pero no tiene mucha retroalimentación. Incluso en modo Excite, la dirección no es tan rígida. Pero la mayoría de los conductores no les importará la dirección suave, ya que el manejo es en general callado y sereno, con poco ruido del viento y de las ruedas que se cuela a la cabina.

La nueva suspensión de aire de Lincoln y la suspensión adaptiva con lectura de la superficie son opcionales en la nueva Aviator. La suspensión de aire se baja a su posición más baja cuando está estacionada para un ingreso más fácil, y cuando el conductor selecciona el modo de manejo Deep Conditions, la suspensión automáticamente se eleva a su posición más alta para entregar más distancia al suelo. La suspensión de aire reemplaza las bobinas por unas de aire, y hace un buen trabajo absorbiendo los desperfectos de la carretera. La suspensión adaptiva con lectura de la superficie utiliza una cámara delantera para leer la carretera a 50 pies de distancia, detectando baches y agujeros para hacer cambios a la suspensión y minimizar el impacto.

A pesar de sentir algo de balanceo de la carrocería, el interior es un gran lugar. Aquí es donde Lincoln destaca de los europeos y crea un nuevo tipo de lujo. La madera de poro abierto del modelo Black Label y los terminados de aluminio del modelo Reserve son elegantes, y todo el interior está diseñado de forma elegante. El diseño horizontal hace que la cabina se sienta más espaciosa, y los asientos de 30 posiciones ofrecen masaje y soporte adicional para los muslos para el conductor y el pasajero delantero.

Hay una sensación de tranquilidad que relaja a todos los ocupantes. Desde las alertas auditivas que fueron grabadas por la Orquesta Sinfónica de Detroit que entregan un sonido más sutil que los sonidos normales, hasta la calidad del cuero, el interior de la Aviator es realmente atractivo.

Al igual que en los Lincolns pasados, la palanca de cambios ha sido reemplazada por botones ubicados en la consola central debajo de las ventilas del aire acondicionado, dejando mucho espacio y entregando un diseño limpio y elegante para la cabina. Y luego está la atención al detalle. Desde el terminado de cromo en las tres perillas en la consola central, hasta el diseño del volante y la forma inteligente de utilizar sus botones, los diseñadores de Lincoln pensaron en cómo los clientes utilizarían y se sentirían en el interior de la Aviator.

Y la elegancia no solo es para quienes se sientan en el frente. La segunda fila es espaciosa, y hay una pantalla táctil de 5.0 pulgadas en el centro que los pasajeros pueden utilizar para controlar las temperaturas del aire acondicionado. Las butacas individuales son una opción, y pueden llegar con una consola central entre los dos asientos que cuenta con un espacio grande de almacenamiento y portavasos. Los puertos USB están ubicados debajo de las ventilas del aire acondicionado en el centro.

Aunque los asientos de la segunda fila se pueden deslizar hacia adelante, acceder a la tercera fila puede ser un poco difícil cuando no hay butacas individuales. La apertura entre el asiento y el pilar C puede ser compacta, y su habilidad de deslizarse puede depender de su agilidad. Incluso con la segunda fila de asientos totalmente hacia adelante, la tercera fila se siente un poco apachurrada. Pude meter mi estatura de seis pies en la tercera fila, pero solo recomendaría que sienten ahí durante viajes cortos en la ciudad.

Como uno puede imaginarse, la nueva Aviator está llena de tecnología. Es el primer Lincoln en llegar con Phone as a Key (teléfono como llave), lo que le permite que hasta cuatro teléfonos inteligentes sean configurados como una llave. Además de hacer las tareas que hace una llave inteligente, Phone as a Key le permite bajar o subir las ventanas, encender el motor, y abrir o cerrar el portón del maletero—todo desde la aplicación. Si se queda sin batería y quiere entrar a la Aviator, podrá hacerlo utilizando su contraseña del keypad; el motor también se puede encender utilizando una contraseña diferente en la consola central. El keypad también le permite a los conductores utilizar la Aviator como un casillero—puede dejar su teléfono y la llave adentro y cerrar el coche con el keypad.

Lincoln Co-Pilot360, la suite de tecnologías de seguridad, llega de serie en la Aviator e incluye asistente de pre-colisión con frenado automático de emergencia, monitoreo de punto ciego con alerta de tráfico cruzado, asistente de mantenimiento de carril, y luces altas automáticas. De forma opcional llega Lincoln Co-Pilot360 Plus, que agrega control crucero adaptivo que funciona en el tráfico, asistente de dirección evasiva, asistente de freno en reversa, y asistente activo de estacionamiento plus, que puede estacionar a la Aviator de forma paralela con solo presionar un botón.

 

El sistema de sonido Revel Ultima 3D sube de nivel el interior, ya que utiliza 28 altavoces posicionados de forma inteligente en la cabina para una gran experiencia de sonido. Ya sea que esté reproduciendo una canción comprimida, o esté tocando SiriusXM, la calidad del audio entrega una experiencia penetrante. El sistema llega con tres modos de sonido—stereo, audience, y on-stage—y dependiendo del modo que elija, los altavoces ofrecen a los ocupantes una experiencia diferente.

A diferencia del pasado, cuando los Lincolns eran simplemente Fords más lujosos, la marca está tomando una nueva dirección para elevar su posición en el mundo del lujo y expandir su alcance. Y al igual que mi abuelo lo hizo con el vino, Lincoln espera que más clientes cambien sus modelos europeos por los elegantes diseños de Detroit.