Primera Prueba Pruebas

Kia Telluride SX 2020: Primera Prueba

Más vale que se cuide el resto del segmento de crossovers medianos

Más vale que se cuide el resto del segmento de crossovers medianos

Durante años, si usted quería una Kia que no fuera minivan y tuviera espacio para siete personas, su única opción era la versión de tres filas del crossover Sorento.El problema era que, aún después de que Kia rediseñó la Sorento para 2016, la tercera fila no era el tipo de lugar en donde pudiera poner a una persona con piernas.Para las familias a quienes les gustaba la idea de poder llevar dos pasajeros adicionales en un momento de apuro, eso estaba bien.Pero para quienes necesitaban usar en forma regular esa tercera fila, era difícil convencerlos de comprar una Sorento.Aquí es donde entra en acción la nueva Kia Telluride 2020.

Aun cuando sigue siendo técnicamente un crossover mediano, la Telluride es el vehículo más grande que Kia haya fabricado.En comparación con la Sorento actual, tiene una distancia entre ejes alrededor de 5 pulgadas más larga y es casi 8 pulgadas más larga en general.Eso significa que la Telluride es también unas cuantas pulgadas más grande que la Honda Pilot e incluso que la nueva Toyota Highlander.Sin embargo, es un poco más corto que la nueva Ford Explorer.

Y aunque el nuevo estilo cuadrado y el tamaño en general podrían sugerir otra cosa, no hay estructura de pickup debajo de la chapa metálica de la Telluride.Por el contrario, la Telluride está basada en una plataforma monocasco que comparte con la Hyundai Palisade.Bajo el capó hay un 3.8 litros V-6 que desarrolla 291 caballos de fuerza y 262 libras-pie de torque. Los cambios están a cargo de una transmisión automática de ocho velocidades.

Si desea una Telluride básica con tracción delantera, le costará $32,735 dólares.La versión que trajimos para prueba era el nivel de equipamiento más alto SX con tracción total opcional y el paquete Prestige, con un precio de $47,255 dólares.

Eso es mucho dinero, pero tenga en cuenta que una Honda Pilot totalmente equipada cuesta $49,065 dólares.Si le añade unas ruedas elegantes, ese total aumenta a $51,061.Y no es que se vaya a ahorrar mucho dinero cambiando a una minivan.Una Toyota Sienna Limited premium con tracción total le costará $50,285 y una Chrysler Pacifica totalmente equipada cuesta todavía más.Básicamente, si quiere todo el equipamiento prepárese, porque un transporte moderno familiar será costoso.

¡Y vaya que nuestro Telluride SX viene con muchas novedades y accesorios!Además de algunas características más básicas, obtiene faros de LED, ruedas de aleación negras de 20 pulgadas, quemacocos duales, un volante con calefacción, tapizado de napa, asientos de segunda fila con calefacción y ventilación, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, pantalla de visualización frontal, sistema de cámara con vista envolvente, control de velocidad crucero adaptativo con asistente de dirección, sistema de infotenimiento con pantalla táctil de 10.3 pulgadas, Apple CarPlay y Android Auto, además de seis puertos USB.Ninguna de estas características es verdaderamente innovadora, pero alguien que provenga de un auto antiguo probablemente quede impactado con todo lo que obtiene.

Una vez que llevamos la Telluride a la pista, registramos un tiempo de aceleración de 0 a 60 mph de 7.2 segundos y un tiempo de cuarto de milla de 15.4 segundos a 92.9 mph.Todavía nos falta probar la nueva Highlander o Explorer, pero esos tiempos ponen a la Telluride delante de la Volkswagen Atlas SEL Premium y muy detrás de la última Honda Pilot Elite que probamos.La Telluride sacó ventaja a la Pilot en nuestra prueba de frenado; se detuvo desde 60 mph en 118 pies.En nuestras pruebas de manejo, la Telluride promedió 0.80 g en la pista de derrape y corrió el circuito de figura en ocho en 27.3 segundos a 0.63 g.Eso es casi idéntico al rendimiento de la Pilot, aunque el tiempo en el circuito de figura en ocho de la Telluride fue un poco más rápido.

Pero a pesar del encomiable manejo de la Telluride (para ser un verdadero crossover mediano de tres filas), no se puede ignorar su peso en las curvas.”Se siente realmente grande y muy blando”, dijo el director de pruebas Kim Reynolds.”Está dominado por subviraje y mucho movimiento de la carrocería”.Pero el mayor problema que tuvimos con el Telluride fue el control de estabilidad impredecible.”Si intenta apagarlo, algunas veces se desactiva (sorprendentemente), pero otras veces se reactiva con una intrusión draconiana.Conduje varias vueltas con el sistema desactivado y, de repente, se activó de nuevo mientras giraba a la derecha”.

Lo más probable es que la mayoría de los propietarios nunca toquen el botón del control de estabilidad.Ni tampoco extrañarán el V-6 biturbo del Stinger; nos hubiera encantado que Kia encontrara la forma de ofrecerlo en la Telluride.En situaciones de conducción cotidianas, el motor se sintió bastante potente y sonó sorprendentemente deportivo.Y aunque la Telluride se maneja de manera competente, es probable que los compradores aprecien la cabina excepcionalmente silenciosa, su andar bien amortiguado y, más aún, el mínimo ruido del viento.

La Telluride debería también mantener felices a los pasajeros traseros.La versión de siete asientos que probamos dejó una sólida impresión de minivan, ofreciendo un fácil acceso a la tercera fila y suficiente espacio para que dos adultos de tamaño normal se sentaran detrás de adultos de tamaño normal en la segunda fila, sentados detrás de adultos de tamaño normal al frente.También hay muchos compartimentos de almacenamiento y dos puertos USB por fila.Simplemente no espere niveles de espacio de carga parecidos a los de una minivan.Con la tercera fila abatida, solo hay espacio para dos maletines personales, así que en los viajes por carretera tal vez haya que agregar un transportador de carga al techo.Como alternativa, había un enganche de remolque y una suspensión autonivelante disponibles como parte de un paquete de remolque de $795 dólares.

Kia también parece haber tomado una decisión intencional por priorizar la resistencia sobre el lujo en la Telluride.Todo lo que usted toque se siente sólido y de alta calidad, pero hay mucho plástico duro en la cabina, en especial en la tercera fila.Y aunque se ve real al principio, el revestimiento de “madera de poro abierto” es falso también.Si esperaba una experiencia de lujo con un descuento, se va a decepcionar.Por otra parte, si planea poner el Telluride a trabajar como transporte familiar, significa que probablemente pueda mantener la cabina en buenas condiciones por más tiempo.

Tal vez la mayor ventaja que tenga el Kia Telluride sea que se ve genial.No es una SUV con carrocería sobre bastidor de la vieja escuela con V-8, pero no importa.El factor genial es algo que la mayoría de su competencia no tiene; es el tipo de ventaja que probablemente haga de la Telluride un gran éxito para Kia.¿Es eso lógico?No.Pero si todos eligieran transportes familiares de forma lógica, los caminos seguirían llenos de minivans.

Kia Telluride SX V6 AWD 2020
PRECIO BASE $44,535 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $47,255 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, AWD, 7-pasajeros, SUV de 4 puertas
MOTOR 3.8L/291-hp/262-lb-ft DOHC 24-válvulas V-6
TRANSMISIÓN Automática de 8 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTANCIA DELANTERA/TRASERA) 4,510 libras (55/45%)
DISTANCIA ENTRE EJES 114.2 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 196.9 x 78.3 x 68.9 pulgadas
0-60 MPH 7.2 segundos
CUARTO DE MILLA 15.4 seg @ 92.9 mph
FRENADO, 60-0 MPH 118 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.80 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 27.3 seg @ 0.63 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 19/24/21 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA CIUDAD,CARRETERA 177/140 kW-hr/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.93 lb/milla