Premios SUV of the Year

Kia Tellruide es el SUV del Año 2020 de MotorTrend

Valor, estilo, y un gran manejo.

Valor, estilo, y un gran manejo.

El logro del Kia Telluride como ganador del SUV del Año 2020 de MotorTrend es más inevitabilidad que incongruencia.

Ha sido una larga espera para una compañía fundada en 1944 y que durante décadas vivió con el malicioso cumplido de fabricar transportes “económicos y alegres” para compradores con presupuesto limitado.

Pero este premio es el merecido reconocimiento de que la industria automotriz coreana de la actualidad evolucionó para poseer la habilidad y el talento para diseñar, maquinar y fabricar vehículos de primer nivel, capaces de superar a sus rivales dominantes japoneses, europeos y estadounidenses en términos de estilo, dinámica, refinamiento y calidad de fabricación.

Fabricado en West Point, Georgia, el Telluride es un Kia fabricado en Estados Unidos para estadounidenses: un SUV cómodo y espacioso de tres filas, dirigido perfectamente al corazón de un segmento altamente competitivo que incluye productos de Chevy, Dodge y Ford, así como de Honda Toyota, Nissan, Mazda y Volkswagen.

Como se espera de Kia, el Telluride ofrece un magnífico valor, con suntuosos niveles de equipamiento de serie, incluso en el modelo base de $32,785 dólares. Y si opta por el vehículo totalmente equipado con un precio de $46,910 dólares, como el de nuestro vehículo de prueba, desmoraliza por completo a su competencia del mercado en masa.

Pero el valor es solo un elemento de lo que hace al Telluride nuestro SUV del Año 2020. Nuestro exhaustivo proceso de prueba, en el que cada contendiente se evalúa en el contexto de nuestros seis criterios clave, implica que el vehículo ganador debe ser un producto completo, sin importar su enfoque funcional.

Por ende, aunque su precio ocupa los titulares, lo que ayudó al Kia Telluride a obtener siete votos de primer lugar de nuestros 11 jueces es su apariencia que en definitiva no se ve nada económica, la forma en que se conduce y la manera en que lidia sin esfuerzo con las necesidades de la familia estadounidense moderna.

“Un diseño placentero en general, con superficies y un arte lineal bellamente ejecutados”, dijo el juez invitado y ex jefe de diseño de Chrysler, Tom Gale, durante su recorrido por el diseño.

“Uno de los muy pocos crossovers de tres filas que realmente disfruté al conducir”, dijo el editor de crónicas Christian Seabaugh después de recorrer con el Telluride el desafiante camino sinuoso de nuestro circuito de prueba.

“Los coreanos se han vuelto amos en el arte de estudiar lo que todos los demás hacen bien, elegir las mejores prácticas e implementarlas”, añadió la editora de Detroit Alisa Priddle durante el debate antes del voto final.

El editor general de MotorTrend en Español, Miguel Cortina, sintetizó el Kia de esta forma: “El Telluride realmente se destaca en nuestros criterios para SUV del Año”.

Ahora analicemos con más detalle cómo lo hace.

Avance en Diseño

El Telluride es el SUV más grande de Kia; mide 2.8 pulgadas más en total que su predecesor el Borrego, con una distancia entre ejes 0.2 pulgadas más larga. Pero se adapta bien a su tamaño gracias al estilo exterior tanto confiable como sofisticado. La parrilla más grande causa buena impresión sin ser excesiva, y los faros se retractaron de las esquinas para reducir visualmente el voladizo delantero. “La imponente postura y sus buenas proporciones disfrazan de manera impresionante la relación eje-tablero inherente a la arquitectura de tracción delantera”, dijo el juez invitado Johan de Nysschen.

En cuanto a la carrocería, las superficies simples hablan por sí solas en vez de convertirse en un escenario de entretenimiento lleno de cortes y líneas aleatorias. Los cristales de la cabina son sutilmente deportivos; amplifican la ligera inclinación hacia el pilar D sin comprometer la practicidad. El diseño trasero, unido por las luces traseras parecidas a una coma, es sólido y distintivo. Incluso el modelo base LX dispone de adornos como los paneles plateados contrastantes en los bordes inferiores de las facias delantera y trasera, además de los acabados brillantes alrededor de los cristales de la cabina y en la base de las puertas.

El Telluride se ve sustancioso, pero también es amigable y accesible. Hay varios huevos de Pascua divertidos en los detalles, como los pretiles en los acabaos brillantes en el pilar B, un cumplido para un detalle similar en la parrilla del Kia y en el borde superior del parabrisas, y la fisura en la esquina frontal inferior de las puertas delanteras.

El interior es tan confiable y sofisticado como el exterior. De nuevo, hasta el interior del nivel de equipamiento base LX se ve bien equipado y con buen acabado. En cuanto al nivel SX, el más alto de la gama: “Sigo mirando toda la cabina y recordándome que esta SUV solo cuesta $47,000 dólares”, dijo el editor ejecutivo Mark Rechtin después de meterse en el interior tapizado en cuero napa en color camello de nuestro vehículo de prueba. “Se siente como una casa rústica-modernista de un ranchero millonario”.

El interior no solo se ve bien, sino que es práctico y utilizable. Aunque la tercera fila es para adolescentes, los adultos pueden caber; además, los botones para abatir los asientos y las manijas se ubicaron de manera inteligente para entrar y salir de las puertas traseras con una mayor funcionalidad que las SUV de tamaño equivalente de Mercedes y BMW. Y luego tenemos todos los detalles, como el hecho de que la segunda y la tercera fila cuentan con sus propios puertos USB para mantener todos los dispositivos de la familia felizmente cargados y funcionando.

“Kia pone en vergüenza a muchos fabricantes automotrices de lujo que ofrecen vehículos que cuestan el doble”, dijo Seabaugh. “La calidad y el acabado son magníficos, los materiales excelentes y la mezcla de colores es maravillosa”.

Excelencia en Ingeniería

El Telluride comparte su plataforma y sus componentes mecánicos con el nuevo Hyundai Palisade. Solo hay una opción de tren motriz (el 3.8 litros V-6 con 291 caballos de fuerza con una transmisión automática de ocho velocidades), pero los compradores pueden optar por mejorar el tren motriz de serie con tracción delantera y tracción total disponibles en los cuatro niveles de equipamiento. Es una opción de $2,000 dólares.

Aunque al motor V-6 le vendrían bien un poco más de sus 262 libras-pie de torque en el modelo SX AWD de 4,460 libras, el Telluride totalmente equipado sigue siendo más rápido de 0 a 60 mph y en el cuarto de milla que un Mercedes-Benz GLE 350 4Matic de entrada. Lo que es más, el Telluride está muy por encima de su precio en términos de andar, refinamiento y bajos niveles de ruido.

Y aunque la mayoría de las gigantescas SUV deben sacrificar el manejo por comodidad, “Se siente mucho más pequeño de lo que es al conducirlo”, dijo Seabaugh. “Se siente como un buen crossover de dos filas, con agilidad al entrar a las curvas y buena sensación para su segmento, excelente calidad en el andar y un control de la carrocería genial”. Su suspensión es un poco saltarina, pero las ráfagas de viento cruzado no lograron sorprender al Telluride al conducir a 100 mph en nuestro óvalo de alta velocidad.

Pero no fue sino en las superficies rugosas, granulosas, accidentadas y robusta de nuestro circuito de prueba de 28 millas a las afueras de Tehachapi en donde el enorme Kia realmente impresionó a los jueces. El editor en jefe Ed Loh elogió su “excepcional silencio y fluidez”, mientras que nuestro juez invitado Johan de Nysschen comentó que “la obediencia de la suspensión y la comodidad en el andar son sus puntos fuertes”.

Un controlador giratorio en la consola central (que también permite a los conductores alternar entre los modos Eco, Comfort, Sport y Smart, de los cuales este último permite a las computadoras incorporadas averiguar la mejor combinación de eficiencia y respuesta) tiene un modo Snow. Un botón en el centro del controlador bloquea el diferencial central para una tracción suprema en condiciones desafiantes. Al conducirlo con el debido respeto a sus 8.0 pulgadas de distancia al suelo, ángulos de aproximación de 17.0 grados y de salida de 20.9 grados, y con una distancia entre ejes de 114.2 pulgadas, el Telluride lidiará cómodamente con los caminos en malas condiciones y con inclemencias meteorológicas.

Eficiencia

Incluso con una transmisión automática de ocho velocidades de serie, un SUV grande de tres filas con motor 3.8 litros V-6 bajo el capó nunca será un modelo de ahorro de combustible. Las cifras de consumo de combustible de la EPA para el Telluride (20/26/23 mpg en ciudad/carretera/combinadas para los modelos de tracción delantera y 19/24/21 mpg en ciudad/carretera/combinadas para los modelos de tracción total) están justo en el promedio de su segmento.

Los ingenieros de Kia trabajaron para controlar el peso total del Telluride, sin recurrir a costosos materiales ligeros. El modelo SX AWD totalmente equipado pesa 196 libras más que el Honda Passport Elite de dos filas y 265 libras menos que el Cadillac XT6 Sport AWD 400.

Seguridad

Todos los modelos Telluride incluyen un impresionante complemento de características de seguridad pasivas y activas, con tecnología como control de velocidad crucero activo, asistente de mantenimiento de carril, un sistema de alerta de colisión delantera que también reconoce a los peatones, alerta de cruce de tráfico trasero y vectorización de torque mediante freno de serie en el LX base.

El SX viene equipado con el monitor de punto ciego basado en cámaras de Kia, que muestra una imagen de gran ángulo en alta definición del lado apropiado del vehículo en el panel de instrumentos digital cuando se activa la direccional. Es una excelente característica para una verificación adicional rápida al cambiar de carril en la autopista; es invaluable en ciudades con mucho tráfico en donde los ciclistas pueden aparecer repentinamente a un lado cuando uno desea girar a la derecha.

Valor

El Telluride LX base tiene un precio inicial de $32,785 dólares. Por ese precio obtiene ruedas de aleación de 18 pulgadas y una tonelada de equipo, que varía desde sutilezas como aire acondicionado y un volante forrado en cuero, hasta la pantalla táctil de 8.0 pulgadas de Kia con la interfaz del sistema de infotenimiento UVO compatible con Apple CarPlay y Android, además de cinco puertos de carga USB. Y, como mencionamos, el precio incluye una suite completa de tecnologías de seguridad activas y asistentes para el conductor. Además, hay espacio a bordo para seis pasajeros de gran tamaño (hasta ocho en un momento de apuro), con una segunda fila plegable dividida 60/40 y una tercera fila reclinable que provee suficiente espacio para tres niños preadolescentes.

El editor de producción senior Zach Gale comentó con aprobación que incluso el modelo base LX venía con el mismo tren motriz y muchas de las características, como la segunda fila eléctrica, que el nivel de equipamiento más alto, el SX: “lo que realmente me gusta de esta SUV es que una gran parte de su experiencia no está atada al nivel de equipamiento más alto”.

El Kia Telluride base ofrece un magnífico valor como vehículo familiar. Pero también obtiene un excelente valor si actualiza al Telluride SX de $42,585 dólares. El equipamiento de serie incluye ruedas de 20 pulgadas, un ensordecedor sistema de audio con sonido envolvente Harman Kardon, quemacocos duales y un asiento del conductor ajustable de 12 posiciones con memoria.

Añada solo tres opciones clave: tracción total ($2,000 dólares), el paquete de remolque ($795 dólares) que agrega suspensión trasera autonivelable, y el paquete SX Prestige ($2,000 dólares) que incluye un head-up display, asientos en la segunda fila con calefacción y ventilación, además del suave revestimiento de napa, y obtendrá un SUV lujosamente equipado y con un bello terminado que envía un mensaje de advertencia a vehículos elegantes como el Cadillac Escalade, con distancia entre ejes estándar, y el Lincoln Navigator. Todo eso por $47,380 dólares.

O como lo dijo Loh: “Una apuesta SUV, equipada con los beneficios que las familias quieren (y desean presumir), por un precio desquiciado”.

Desempeño de sus Características

Con un diseño inteligente, lleno de equipamiento de serie, espacioso y placentero al conducir, y para colmo, con un extraordinario valor, el Kia Telluride 2020 es uno de las SUV familiares más atractivos en el mercado actual. ¿Desempeño de las características planeadas? Perfecto.

“Simplemente hace todo bien”, dijo el editor de crónicas Scott Evans. “Es silencioso, cómodo, fluido, elegante y asequible. ¿Qué más podría uno pedir?”

Ese es el verdadero genio de nuestro SUV del Año 2020. Un excelente SUV familiar de precio mediano para el mercado en masa como el Kia Telluride es un producto muy, pero muy difícil de lograr. Diremos que, de hecho, es más difícil que fabricar que una buena SUV de lujo, en donde el aumento de precio que ofrece la insignia permite a los diseñadores e ingenieros más presupuesto para gastar en equipo y tecnología que mejoren el rendimiento y el refinamiento, junto con la calidad y el lujo percibidos.

En una era en la que el comportamiento del consumidor se ve influenciado por un incesante ciclo de exposición en los medios sociales, los compradores de vehículos convencionales asequibles quieren sentirse especiales. Desean sentir que obtienen un vehículo con niveles premium de estilo y calidad, características y tecnología, además de refinamiento y capacidad dinámica sin tener que pagar un precio premium. Y con el Telluride, los diseñadores e ingenieros de Kia han logrado una SUV que hace exactamente eso.