Primer Manejo Pruebas

Kia Optima 2021: Primer Manejo

Nuevos motores, ocho velocidades, tracción integral y una potente versión GT

Nuevos motores, ocho velocidades, tracción integral y una potente versión GT

Las buenas noticias: la quinta generación del Kia Optima representa un gran avance en cuanto a apariencia y tecnología. Las potenciales malas noticias son que los cambios son bastante radicales como para garantizar un cambio de nombre para el K5, el nombre que se usa en Corea y otras partes del mundo.

Viajamos a Corea para el primer manejo del sedán de tamaño mediano, que es el nombre comercial más conocido de la gama de Kia en Estados Unidos después del moderno Soul.

El K5 está saliendo a la venta en Korea ahora. Para Estados Unidos tendremos que esperar hasta julio para que el auto llegue a los concesionarios. La variante GT de alto rendimiento llegará hacia finales del año.

Esto significa que aún hay tiempo para decidir sobre el nombre, pero no tanto. Es K5 en Corea y China, y tradicionalmente ha sido Optima en Norteamérica. El sedán ya no se vende en Europa. Nos dijeron que incluso en Estados Unidos hay opiniones divididas. Algunos sienten que el vehículo merece un nombre totalmente nuevo. Otros sienten que hay suficiente equidad en el nombre Optima como para conservarlo. Para algunos, el nombre K5 conjurará imágenes de la Chevy Blazer 1969-1994 que precedió a la Tahoe.

Los ejecutivos estadounidenses tienen más influencia en la decisión final, pero el comité de nombramiento de la empresa matriz también tiene influencia, y podría decidir que desea la armonización de los nombres a nivel mundial. Los fabricantes de autos que optan por nombres alfanuméricos por lo general se esfuerzan por lograr cierta consistencia, pero esto no siempre funciona. Por ejemplo, se suponía que el Kia K900 sería originalmente el K9, pero el nombre se cambió en Norteamérica, ya que K9 es el término para un perro policía.

De cualquier forma, el K5 de especificaciones coreanas que condujimos por Seúl hasta el centro de investigación tecnológica Namyang de Hyundai Kia Motors es impresionante en cuanto a su evolución.

En forma muy parecida al Sonata, su primo de Hyundai, el Optima fue revolucionario y ayudó a poner a la marca en el radar de los compradores. Pero la cuarta generación, que se introdujo en el año 2016, fue una renovación conservadora que se sintió un poco simple.

Para la quinta generación, el Sonata 2020 y el K5/Optima 2021 se volvieron grandes y admirables de nuevo. El Sonata atrajo la atención con sus líneas seductoras y sus innovadores faros que se extienden hacia arriba por el capó.

El K5 no integra las luces al capó, pero introduce lo que se conoce como iluminación de “ritmo cardíaco” en ambos extremos del auto. El término se refiere a las barras irregulares o garabatos de las luces LED que se ven como la lectura en un monitor del ritmo cardíaco de un electrocardiograma. En la parte frontal, una espiral grande y dramática corre hacia las luces de circulación diurna. Los LED traseros proveen una réplica todavía más precisa de un ritmo cardíaco con picos en cada extremo y una línea recta en medio, compuesta por una serie de rayas que se vuelven más pequeñas en donde se juntan en el centro.

El K5 es la evolución más reciente de la parrilla tipo nariz de tigre de Kia, un capó musculoso, voladizo corto, tomas de aire más amplias y un perfil lateral elegante con un marco de cromo en las ventanas, que comienza en el pilar A y se extiende por todo el auto hasta el alerón, acentuando la silueta de fastback. No pierda tiempo en ver las puntas de los escapes traseros; solo son reales en el GT. Pero sigue siendo el Kia más deportivo que hayamos visto hasta la fecha.

Una nueva arquitectura engendró al Sonata y ahora al K5/Optima. Cada vez se originarán más autos y crossovers medianos de tracción delantera de esta plataforma desarrollada bajo la supervisión de Albert Biermann, jefe de investigación y desarrollo y de pruebas para el Hyundai Motor Group, además de ser el hombre que inyectó rendimiento a las marcas coreanas.  El K5/Optima se diseñó con variantes más agresivas en mente. Ahora cuenta también con tracción total.

El K5 2021 es una pulgada más ancho, 2.0 pulgadas más largo y 0.8 pulgadas más bajo que su predecesor. Kia alega que su distancia entre ejes de 112.2 pulgadas es la más larga del segmento. Esto implica un amplio espacio para la cabeza y las piernas tanto en los asientos delanteros como en los traseros.

La plataforma proporciona una carrocería y un chasis más rígidos en un vehículo que perdió algo de peso ahora que se usa una mayor cantidad de acero ligero de alta resistencia.

El chasis fue en extremo indulgente como lo demostró la habilidad del auto para lidiar con la multitud de topes de velocidad en el país. La expectativa es si se va a reforzar la suspensión para Estados Unidos. No podemos comentar mucho sobre el manejo, ya que el tiempo que pasamos conduciendo el auto fue en tráfico pesado o en autopistas sin curvas más allá de las rampas para evaluar el manejo o el balanceo de la carrocería. Pero según lo que hemos comprobado con el Sonata es que los conductores quedarán encantados.

Los K5 que condujimos tenían ruedas de 18 pulgadas con neumáticos Pirelli P Zero para las cuatro temporadas. Se espera que los modelos estadounidenses cuenten con ruedas de 18 y 19 pulgadas, con una variedad de neumáticos para las cuatro temporadas o de verano para elegir.

A nivel mundial, el K5 se ofrecerá con el nuevo motor 1.6 litros turbo de cuatro Smartstream y, dependiendo del mercado, un motor 2.0 litros de aspiración natural de cuatro cilindros, un motor turbo de 2.5 litros y una versión de alto rendimiento del motor de 2.5 litros para el GT.  (El Sonata tiene el motor de 1.6 litros y un I-4 de aspiración natural de 2.5 litros, 191 hp y 181 libras-pie.)

Corea dispone de un híbrido con el de 2.0 litros. Aunque hay opciones híbridas disponibles, nos dijeron que no se tienen planes inmediatos para un híbrido o un híbrido enchufable para Estados Unidos, en donde el Kia Niro llena este vacío.

Solo pudimos conducir autos con el motor 1.6 litros que desarrolla 180 hp y 195 libras-pie de torque,  acoplado a la nueva transmisión automática de ocho velocidades, que es una novedad en Kia. Resultó ser una combinación pequeña y potente. La aceleración fue ágil y fluida. Al cambiar de modos de conducción no se produjeron experiencias tan distintas a excepción del modo Sport, que añade un sonido del escape artificial pero que ha sido mejorado y aumenta el volumen de manera considerable.

La mejora en comparación con la transmisión de seis velocidades logró cambios impecables, además de que la palanca de cambios ha sido reemplazada por una perilla. En algunos mercados, el K5 se equipará todavía con la transmisión de seis velocidades.

El GT, que llegará a Estados Unidos a finales de 2020, tendrá el motor 2.5 litros turbo Smartstream de alto rendimiento que desarrolla 290 hp y 310 libras-pie de torque, además de la nueva transmisión automática de doble embrague de ocho velocidades de Kia. La marca dice que el GT llegará de 0 a 60 mph en aproximadamente 6.6 segundos. La familia de motores Smartstream también se expandirá para incluir uno de 3.5 litros para vehículos más grandes.

El motor de 1.6 litros estará disponible en la fecha de lanzamiento en Estados Unidos, pero la fecha de llegada de los otros motores todavía no se ha determinado para este país. Tampoco sabemos qué motores tendrán la opción de tracción integral. Aún no se ha confirmado que los modelos estadounidenses vayan a contar con tracción total, pero nos sorprendería que esta opción no estuviera disponible, dado que los competidores como el Toyota Camry y el Nissan Altima la ofrecen.

El motor 1.6 litros es el primer propulsor con la tecnología CVVD desarrollada en Corea, que significa duración de válvulas continuamente variable y ajusta el tiempo que dura la válvula abierta. Se presentó por primera vez en el Sonata y el K5 es el primer Kia en incorporar esta tecnología. Los ingenieros dicen que la sincronización de las válvulas de su sistema difiere de las de otros en el mercado y puede dar cabida a ciclos Miller, Atkinson y Otto para cubrir la gama desde híbridos hasta turbos. La sincronización perfecta está diseñada para proveer un torque elevado cuando se requiera para un alto rendimiento, así como para una alta eficiencia al maximizar el ahorro de combustible durante la conducción a bajos niveles de rpm. El resultado es una mejora del 4 por ciento en rendimiento y un 5 por ciento más de ahorro de combustible, al tiempo que se reducen las emisiones en un 12 por ciento.

Un área en la que esperamos mejoras para cuando el auto llegue al mercado en Estados Unidos es la de los frenos, que tienen demasiado agarre, por lo que es casi imposible aplicarlos con delicadeza.

El K5 tiene un volante sustancioso con la parte inferior plana y, aunque es perfectamente adecuado, esta es otra área en la que esperaríamos una mejor calibración en los modelos estadounidenses, para que se sienta aún más preciso. La calibración final del auto para este mercado se está realizando en el circuito de pruebas de Hyundai en California.

Se tuvo mucho cuidado con el interior. La cabina es silenciosa y se filtra muy poco ruido del pavimento. Las opciones de material incluyen uno de los terminados de madera más agradables en un sedán asequible. Los autos que recibimos tenían una cabina tapizada en cuero con colores de dos tonos negro y natural, con costuras contrastantes. También habrá revestimiento de tela disponible en el K5. Las barras de luces en el tablero y las puertas cambian de color con los modos de conducción: morado para Comfort, verde para Eco, rojo para Sport y azul para Smart. Hay también un modo de conducción Custom (personalizado).

Una manija tipo aleta en color negro brillante cerca de donde pondría sus dedos en el descansabrazos es una manija adicional para sujetar la puerta. Fue un poco controversial durante el desarrollo. A algunos les preocupó que se viera rara o que las rodillas se golpearan contra ella. Pero se combina bien con la puerta y mi rodilla descansaba cómodamente en ella.

Nuestro vehículo con especificaciones coreanas tiene controles del lado del asiento del pasajero, para que el conductor pueda ajustarlo. En algunas culturas asiáticas esto se conoce como el “asiento para besarse”. Pero no se emocione demasiado, no es una funcionalidad que se vaya a incluir para Norteamérica.

El panel de instrumentos de 12.3 pulgadas frente al conductor dispone de temas ambientales que varían según el clima. El fondo era gris durante nuestro día de niebla de conducción, pero se volvió azul cuando salió el sol al día siguiente, y mostrará gotas de agua si está lloviendo. No se sabe si en Estados Unidos dispogan de esta funcionalidad.

La amplia pantalla de infotenimiento está unida al panel de instrumentos, una forma que verá en los futuros modelos de Kia. La pantalla de infotenimiento más grande de 10.25 pulgadas es opcional. El sistema es brillante e intuitivo y cubre funciones desde navegación y estéreo hasta controles de calefacción y enfriamiento. Hay un head-up display opcional de 8.0 pulgadas. Kia colocó estratégicamente puertos USB y tomas de corriente cerca del cargador inalámbrico al frente; también hay puertos USB para los pasajeros traseros.

Nos entretuvimos mucho con el sistema de navegación coreano, que proporciona mucha información. No solo da las direcciones completas con el carril en el que hay que permanecer y los próximos cambios en los límites de velocidad, sino que también nos advierte de los topes más adelante, indica a los conductores que permanezcan alerta por los peatones imprudentes y les notifica sobre una zona de advertencia de colisión, que parece presentarse cuando hay varios carriles o una intersección especialmente descabellada. También recibimos advertencias de desprendimientos de rocas y nos notificó que estábamos en una zona de preservación de vida salvaje; supuestamente los animales también estaban evadiendo las rocas.

Estados Unidos recibirá un sistema de navegación diferente, lo que podría ser algo bueno ya que nos enviaron a un punto de referencia incorrecto y el sistema se quedó colgado tratando de recalcular. Estos son vehículos de preproducción; siempre existe la posibilidad de que quien haya establecido la guía realizara un error de cálculo, por lo que no podemos juzgar con demasiada dureza. El sistema responde a los controles de voz, pero nuestro K5 hablaba coreano, así que no fue una opción para nosotros; llamamos a los encargados para pedir ayuda.

En el K5, un smartphone y una aplicación pueden actuar como una llave digital para encender el motor, desbloquear y bloquear el vehículo, e incluso para sacar de manera autónoma el auto de un espacio de estacionamiento estrecho. Tal vez estas funcionalidades no estén disponibles en la fecha de su lanzamiento, pero como se encuentran disponibles en el Sonata en Estados Unidos mediante el uso de la aplicación Blue Link de Hyundai, esperamos que se ofrezcan eventualmente en el Optima aquí.

El K5 puede enlazar la navegación con el control de velocidad crucero, de modo que el auto acelere o frene de conformidad con los límites de velocidad, pero este sistema no se ofrecerá en Estados Unidos.

Se espera que los modelos estadounidenses tengan una suite completa de tecnologías de asistencia para el conductor para detectar vehículos en un punto ciego, evitar colisiones y ajustar la velocidad, el frenado y la dirección para mantenerse dentro del carril y a velocidades apropiadas según el tráfico.

El K5 está hecho en Corea para ese mercado. Norteamérica abastecerá el sedán desde la planta de Kia en West Point, Georgia, que también fabrica el Sonata y la nueva SUV Kia Telluride que está ocupando más de lo que tiene permitido de capacidad de la planta justo ahora que Kia lucha por satisfacer la demanda para la SUV del Año de MotorTrend. En los últimos años, Kia ha estado vendiendo alrededor de 90,000 unidades del Optima cada año.

Tal vez no sepamos todavía el nombre o si el nuevo sedán será el primero en portar el nuevo logotipo de Kia, pero nuestra experiencia con el sedán de especificaciones coreanas nos convenció de que hay un futuro para los autos que están bien fabricados.