Premios SUV of the Year

Jeep Wrangler es la SUV del Año 2019 de MotorTrend

Imparable

Imparable

Vea más allá de la emblemática parrilla y lo descubrirá. Contemple la más reciente evolución de un diseño con siete décadas de antigüedad: una conmovedora afirmación de libertad automotriz, un sorprendente vehículo revolucionario que no debería funcionar en el siglo XXI con tanta efectividad como lo hace. El nuevo Jeep Wrangler es lo que quieren ser los crossovers cuando crezcan; por eso es la SUV del Año 2019 de MotorTrend.

Raras veces el pasado y el futuro coexisten de una manera tan hermosa. El Jeep Wrangler, que se rediseñó y reinventó minuciosamente, forja su propia ruta hacia la modernización, resistiendo la tentación de diluir sus capacidades de trepar montañas o su ética por la suavidad del crossover. Aún así, quienes busquen vehículo para pasear por la playa o desplazarse entre la casa y el trabajo apreciarán el hecho de que la SUV haya mejorado en el pavimento, mientras que los amantes de todoterreno admirarán el hecho de poder recorrer sus senderos favoritos con mucha más confianza. El Jeep Wrangler cumple sin importar lo que pase.

La diversa gama del Wrangler dispone de un modelo para cada necesidad. Para el amante de Jeep que recuerda el pasado del Wrangler, el hábil modelo de dos puertas con un motor V-6 y transmisión manual cuesta alrededor de $30,000 dólares, antes de pasar al mercado posventa para personalizarla. El modelo Unlimited de cuatro puertas facilita el hecho de traer amigos para el viaje. Tal vez la mejor parte sea el motor turbo de cuatro cilindros semihíbrido disponible, que mejora el ahorro de combustible clasificado por la EPA en ciudad por un sorprendente 38 por ciento, en comparación con el modelo saliente.

“El Wrangler es una reelaboración detallada y minuciosa de un original estadounidense”, dijo Angus MacKenzie, jefe de la oficina internacional, “con un enfoque láser para mejorar el rendimiento de su función esperada, hasta el último tornillo”.

Avance en el diseño

No es una tarea fácil actualizar la apariencia de un ícono. Es una situación sin salida. Si hacen muchos cambios (o muy pocos), los críticos aullarán. Pero Jeep lo logró.

Jeep abordó el estilo del Wrangler con un toque ligero pero deliberado. Al reubicar la insignia Jeep del frente del Wrangler a los guardabarros delanteros se logra una apariencia más ordenada, con faros redondos tocando el borde de la parrilla de siete barras. Aparte de las direccionales LED montadas en el extremo de los guardabarros y las luces traseras cuadradas renovadas, pocas cosas más señalan al Wrangler como el nuevo modelo JL.Y así es exactamente como debería ser. El Wrangler no es un crossover que requiera estiramientos faciales dos veces por década para mantener el interés de los compradores. Adopta un estilo clásico que sigue atrayendo a los soñadores que desean recordar lo que solían ser las SUV.

El techo de lona y los bordes de ventana estándar siguen estando disponibles y, al igual que el parabrisas delantero que se puede quitar, son más fáciles y rápidos de desmontar y reinstalar que antes, mediante el uso de herramientas simples. Para personalizar el vehículo aún más, hay techos duros disponibles en color negro o al color de la carrocería; el techo de lona viene en negro o café claro. Una vibrante paleta de colores, siete estilos de ruedas y una serie regular de ediciones especiales presentan todas las oportunidades para que una Wrangler refleje sus gustos. Y eso es antes de aventurarse a Mopar para obtener accesorios y actualizaciones.

De muchas formas, el Wrangler mejora el diseño para que conducir su Jeep sea una experiencia más gratificante, sin importar lo que eso signifique para usted. Abra el techo de lona Sky One-Touch eléctrico retráctil y una noche estrellada proporcionará toda la iluminación ambiental que deseen los pasajeros delanteros y traseros. La nueva opción no es económica, pero vale la pena lo que cuesta. El editor de crónicas Christian Seabaugh la llamó una revolución para la marca, comentando que esta característica “combina la seguridad y protección del techo duro con la facilidad y experiencia al aire libre del techo de lona”.

A pesar de su interior industrial sin reservas, la Wrangler domina algunos detalles mejor que muchos crossovers sensibles. Los materiales suaves al tacto y de alta calidad igualan a los de los competidores de lujo. Al igual que muchos productos de Fiat Chrysler Automotive, los controles de volumen de audio y cambio de canal se ubican de manera conveniente en la parte trasera del volante. Una vez que conduzca un auto con esta intuitiva configuración, se preguntará por qué no hay más fabricantes de autos que la adopten. Lo mismo se aplica para los reposacabezas del asiento trasero, que se abaten de manera conveniente cuando no se usan para mejorar la visibilidad trasera. El sistema de infotenimiento Uconnect, que incluye como opciones una pantalla táctil de 7.0 o una de 8.4 pulgadas además de soporte para Apple CarPlay y Android Auto, es intuitivo de usar.

“Es posible aprender sus controles en cuestión de segundos y responde rápidamente a nuestras acciones”, dijo el nerd de tecnología Stegfan Ogbac.

Los encantadores huevos de pascua del diseño, como el control de recirculación de aire en pantalla que tiene la silueta de un Jeep, le añaden carácter. Si quita las puertas, las bisagras expuestas le recordarán que su Jeep es mucho más especial que el rombo anónimo de su vecino cada vez que se trepe al interior. Y una vez ahí, la posición alta del asiento le ofrece una excelente visibilidad perfecta para detectar los obstáculos en un sendero o para espiar sobre los techos de los autos detenidos en una autopista congestionada por el tráfico.

Otra victoria tanto para fanáticos del Wrangler como para quienes lo tienen por primera vez: lo bien que está atornillado el interior.”La calidad de construcción parece mucho mejor que antes”, dijo el editor ejecutivo Mark Rechtin.

Excelencia en ingeniería

La parrilla de Jeep es emblemática, pero al igual que los Yankees y sus rayas, también puede ser una distracción de la sustancia subyacente. Los bombarderos del Bronx tenían también a Mickey Mantle y, de igual forma, este Wrangler es muchísimo más que esas siete tomas de aire verticales.

Lo “deportivo” en el término “vehículo utilitario deportivo” no significa exclusivamente que va a destrozar una pista de carreras o un camino sinuoso. En el caso del Wrangler con carrocería sobre bastidor, “deportivo” significa disfrutar el ambiente exterior más allá del extremo del camino pavimentado. La capacidad todoterreno es su ADN básico, criado para uso militar desde las Ardenas hasta Pusan. Y el modelo 2019 obtuvo todos los genes buenos.

Jeep aumentó las ya de por sí impresionantes habilidades del Wrangler de ir a cualquier parte, mejorando la articulación y el recorrido de suspensión total en el nivel de equipamiento Rubicon.El nivel de equipamiento Sahara, listo para pasear en el bulevar, ofrece tracción en las cuatro ruedas permanente, la cual es suficiente para la mayoría de los senderos, en especial cuando sería excesivo conseguir los ejes delantero y trasero con diferenciales con bloqueo electrónico Dana 44 del Rubicon y desconectar las barras estabilizadoras.

En cuanto al impresionante Rubicon, el director técnico Frank Marcus describió apropiadamente el nivel de equipamiento enfocado en todoterreno como “diseñado y fabricado para conservar a los fieles”.

“El Unlimited Rubicon se comportó naturalmente como la madre de todos los Jeep”, dijo Markus después de llevar la SUV a todoterreno.”En 4Lo con los diferenciales delantero y trasero bloqueados, no se detiene en la arena”.

Ese rendimiento que infunde confianza viene estándar en todas las Wrangler. Solo una rareza: el control de descenso en pendientes solo puede activarse en 4Lo.

“La genialidad de este Jeep es que puede configurarse para adaptarse a las ambiciones todoterreno de neófitos y expertos por igual, ofreciendo una experiencia que los recompensará a ambos”, dijo MacKenzie.

Esto es también verdad con el nuevo tren motriz semihíbrido turbo de cuatro cilindros eTorque de 2.0 litros, que merece consideración sin importar cómo disfrute usted su Jeep.Con 270 hp, el sistema de 2.0 litros desarrolla 295 libras-pie de torque, con lo que se convierte en una intrigante opción. Con una mayor capacidad de respuesta de lo que podríamos esperar, el motor está acoplado exclusivamente a una transmisión automática de ocho velocidades y emplea un sistema que facilita el arranque/parada del motor y el frenado regenerativo. El nuevo motor no es impresionante para una Wrangler: simplemente es impresionante. Markus dijo que el sistema de arranque/parada del motor 2.0 de la Wrangler era “sorprendentemente rápido” para volver a arrancar, elogiándolo como “uno de los mejores”.

Aquellos que de todas formas desconfían de un Wrangler de cuatro cilindros pueden quedarse con el motor V-6 de 3.6 litros y 285 hp (que desarrolla 35 libras-pie de torque menos que el motor turbo de cuatro cilindros).Sin embargo, le recomendamos actualizar el V-6 por el de transmisión automática de ocho velocidades. La transmisión manual de seis velocidades que viene como equipamiento de serie tal vez sea nueva, pero a varios jueces les pareció que la entrega de torque del motor está acoplada de manera deficiente con esta transmisión.

Desempeño de las características planeadas

Así como nadie espera que la ganadora de nuestra SUV del año pasado, la Honda CR-V, recorra Hell’s Revenge, el andar de la Jeep Wrangler no es tan fluido, no se maneja con tanta nitidez ni viaja en un esplendor tan aislado como un crossover basado en un auto (ese es el predicamento filosófico a la hora de definir esta categoría en el mercado actual).Aunque para un vehículo con más capacidad todoterreno que cualquier otra SUV nueva que se ofrezca en la actualidad, las compensaciones cotidianas del Wrangler no son tan graves como uno pensaría.

La calibración modificada de la suspensión hace a los niveles de equipamiento Sahara y Rubicon más cómodos que sus predecesores. La nueva dirección electrohidráulica brinda mayor precisión, pero el Wrangler nunca ha pretendido ser un auto deportivo. Más bien este Jeep ofrece un ritmo deliberado, que anima a sus pasajeros a apreciar sus alrededores.

“El Wrangler no se regodea ni juguetea”, dijo el editor de crónicas Scott Evans.”Se mueve con un propósito. La calidad en el andar es mucho mejor que antes”.

Un rendimiento más sólido en todoterreno es parte del paquete, al igual que un poco más de espacio en el asiento trasero gracias a una distancia entre ejes más estrecha. Para quienes están más interesados en generar una imagen que correr en senderos, Jeep ofrece posibilidades de personalización casi ilimitadas y formas de disfrutar el brillo del sol.

Eficiencia

El motor 2.0 litros eTorque es una enorme actualización, pero incluso el 3.6 litros V-6 cuenta con mejoras en el ahorro de combustible y ambos motores disponen de tecnología de parada/arranque. Sin importar el tren motriz, los Wrangler se benefician del uso de aluminio más ligero para las puertas, el capó y el marco del parabrisas. Con el V-6, el ahorro de combustible mejora de 1 a 2 mpg en ciudad y de 2­ a 3 mpg en autopista.

Si se decide por el motor eTorque, el ahorro de combustible aumenta a 22-23/24-25 mpg. Dicho de otra forma, la eficiencia del motor de 2.0 litros del Wrangler significa más millas de conducir el Jeep antes de tener que detenerse para reabastecerlo de combustible.Jeep planea además un V-6 turbodiésel de 3.0 litros y, aproximadamente para cuando llegue una camioneta pickup basada en la Wrangler, también llegará un híbrido enchufable.

Seguridad

La mejor forma de mantener la seguridad es evitar accidentes por completo; para ello, la maniobrabilidad superior del Wrangler en comparación con sus predecesores proporciona una buena base. El bastidor de la Jeep está reforzado con acero de alta resistencia y cada Wrangler nuevo incluye bolsas de aire laterales delanteras montadas en el asiento. Están disponibles los sistemas de monitoreo de punto ciego, alerta de cruce de tráfico trasero y faros LED; además el Wrangler puede aplicar una fuerza máxima de frenado en una situación de pánico, incluso aunque el conductor no haya pisado el pedal a fondo.

Para una seguridad óptima en carretera, el modelo 2019 ofrece el sistema de advertencia de colisión delantera; es una característica que usted valorará una vez que evite que dañe el emblemático frente del Jeep.La seguridad activa del Jeep también impresiona en todoterreno; su sistema ABS tiene una característica de detección de camino accidentado, que adapta su configuración para mejorar el rendimiento sobre superficies sin pavimento.

El Wrangler de carrocería sobre bastidor, que aún no se ha sometido a pruebas de colisiones, obviamente no podrá manejar una maniobra de pánico tan bien como un crossover monocasco. Aún así, la visibilidad completa del Jeep es mejor que en la mayoría de los nuevos crossovers y el Wrangler es una mejor apuesta si usted busca un vehículo que se sienta seguro en todoterreno.

Valor

No todos apreciarán completamente el atractivo del Jeep.Pero ¿qué precio se le asigna a la sonrisa que pone un auto en su rostro?El Wrangler es mucho más distinta a un electrodoméstico con cuatro ruedas.Y cuando las cosas se vuelven rocosas, arenosas o nevadas, el Wrangler supera a vehículos que cuestan más del doble.

Una Wrangler de dos puertas con techo de lona, 285 hp y tracción en las cuatro ruedas tiene un precio inicial aproximado de $30,000 dólares, aunque una Unlimited de cuatro puertas bien equipada con el excelente motor de 2.0 litros y transmisión automática puede alcanzar los $50,000 dólares.Es mucho dinero, pero algunos compradores sienten que la parrilla de siete barras de la Jeep tiene el mismo prestigio que ciertos logotipos de fabricantes de autos de lujo.En comparación con el Wrangler, ningún vehículo para vadear por Fordyce Creek combina tal capacidad, eficiencia, tecnología de infotenimiento y atractivo en general de la misma forma.

La editora de Detroit Alisa Priddle agradeció a Jeep “por no suavizar el Wrangler, sino llevarla hasta un 11”.

El Wrangler no es para todos.Gordon Dickie, juez invitado, ejecutivo veterano de I+D automotriz y poseedor de un Wrangler 2013 comentó que el ingreso y egreso en la segunda fila sigue siendo brutal, el ruido de los neumáticos y del viento es ensordecedor, el embrague de la transmisión manual arruinará el tendón de Aquiles del conductor durante el tráfico en horas pico y el andar por la ciudad del nivel de equipamiento Rubicon (aunque mejorado) sigue siendo empedernido en comparación con los crossovers basados en autos. Esas son concesiones que los amantes de Jeep soportarán con gusto.

Pero si desea tener un todoterreno (o quiere verse como si pasara los fines de semana pisoteando la tierra firme), el Jeep Wrangler es imposible de superar. Rastreando su linaje de vuelta al Willys MB original, el Wrangler navega con nostalgia sin quedarse atrapado en ella. Cabe destacar que el Jeep Wrangler está muy equilibrada para su propósito básico y es por ello que merece el premio a la SUV del Año.