Primera Prueba Pruebas

Jeep Cherokee 2.0T Trailhawk 2019: Primera Prueba

Visitando lugares más extremos

Visitando lugares más extremos

La mayoría de los crossovers comparten sus fundamentos con los autos tradicionales y sus capacidades solo llegan hasta un camino de tierra que conduce a un campamento. ¿Y si usted quisiera ir más lejos? ¿Avanzar a paso lento por un sendero peligroso? ¿O incluso atravesar un arroyo para llegar a ese lugar donde despertará con un amanecer épico tras una larga noche? Jeep tiene algo para usted: la Cherokee Trailhawk 2019, un crossover que se siente cómodo en la carretera y en caminos accidentados.

Para el modelo del año 2019, la Jeep Cherokee recibió una renovación importante. Ha quedado atrás el controvertido diseño de faros en niveles con luces LED y direccionales en lo alto y el panel del foco principal separado, justo por debajo. En su lugar, el crossover tiene un panel único con un aspecto más convencional. Dado que el modelo Trailhawk tiene parachoques diferentes para mejorar los ángulos de aproximación, salida y ventral, sus faros antiniebla son unidades LED más pequeñas ubicadas más cerca del panel del foco principal.

La incorporación más notable a la Cherokee 2019 es un motor turbocargado de 2.0 litros y cuatro cilindros con 270 hp y 295 libras-pie de torque conectado a una transmisión automática de nueve velocidades. En la pista, nuestro vehículo de prueba aceleró a 60 mph en 7.6 segundos y completó el cuarto de milla en 16.0 segundos a 85.9 mph. A nuestro editor asociado de pruebas de manejo Erick Ayapana le gustó que el motor turbo engranara bien con la transmisión, que cambiaba suavemente de velocidad y mantenía las revoluciones cerca de la línea roja antes del cambio. Para detenerse desde 60 mph necesitó 139 pies. Ayapana notó que aunque la Cherokee baja la parte frontal en un frenado brusco, tiene gran control de la carrocería y buena sensación en el pedal.

En la pista de derrape, la Cherokee 2019 generó 0.76 g de aceleración lateral. Completó el circuito de figura en ocho en 27.8 segundos, con un promedio de 0.61 g. Chris Walton, editor de pruebas de manejo, notó que el agarre de la Cherokee era bueno al frenar y más uniforme en las curvas de lo que podría esperarse para un crossover todoterreno. Sin embargo, Walton también observó que la transmisión tiene respuesta lenta en modo manual y que a veces rechaza los cambios.

Como la Cherokee Trailhawk es un modelo orientado al todoterreno, su suspensión fue modificada y elevada en una pulgada en comparación con el modelo estándar. Además, lleva ruedas de aleación de 17 pulgadas con neumáticos todoterreno que tienen más pared lateral. La distancia total al suelo es de 8.7 pulgadas, lo que le da a la Cherokee mucho espacio para sortear obstáculos considerables. Las Cherokee con tracción total tienen una función de desconexión del eje trasero para un mejor ahorro de combustible. Con la actualización al sistema Active Drive II, se agregan un modo neutral y una configuración 4-Low. Los modelos Trailhawk aprovechan esa tecnología con el sistema de tracción en las cuatro ruedas Active Drive Lock que incorpora un diferencial trasero bloqueante y un modo Rock.

A pesar de su suspensión ajustada para todoterreno, la Cherokee Trailhawk tiene un andar confortable sobre pavimento y elimina bien las imperfecciones. Los neumáticos para todo terreno hacen bastante ruido en pavimento y también llega un poco de ruido del viento del pilar A del lado del acompañante. El manejo de la SUV es seguro, pero su dirección es imprecisa y lenta. En caminos accidentados, la Cherokee Trailhawk se encuentra en su elemento: puede sortear obstáculos que a otros crossovers menos capaces les harían perder sus parachoques, o puede cruzar masas de agua considerablemente profundas sin riesgo de inundarse. Ponga a la Cherokee en 4-Low, seleccione el modo Rock y se echará a andar sobre cualquier terreno, excepto ciertos senderos que requieran un vehículo más especializado como la Wrangler.

El nuevo motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros le sienta bien a la Cherokee, tanto sobre pavimento como fuera de él, y ofrece mucha potencia para rebasar e incorporarse al carril o para trepar por pendientes. El retraso del turbo es mínimo y no desmerece la experiencia de manejo. Con cambios fluidos en cualquier condición de manejo, la caja automática ZF de nueve velocidades está muy mejorada respecto de sus iteraciones anteriores. Esto constituye un avance respecto de la antigua Cherokee que supo acompañarnos durante tantos años, a la que le modificaron su transmisión tres veces. La nueva transmisión de la Cherokee podría responder a lo que se le pide con más rapidez, pero por suerte el torque del motor no siempre requiere un cambio descendente al rebasar autos más lentos. Los valores nominales de ahorro de combustible de la EPA marcan 20/26 ciudad/carretera, lo que es bueno teniendo en cuenta la potencia del motor turbo de 2.0 litros y cuatro cilindros y el peso en vacío de la Cherokee (más de dos toneladas). El ruido del tren motriz es mínimo, incluso con el acelerador a fondo.

Entre a la cabina de la Cherokee y se encontrará con el sistema de infotenimiento Uconnect 4 de FCA. Nuestra unidad de prueba no tenía navegación a bordo pero sí una pantalla táctil de 8.4 pulgadas con integración con Android Auto y Apple CarPlay. Al igual que sus predecesores, la versión más reciente de Uconnect es fácil de usar gracias a la buena respuesta de su pantalla táctil y sus botones de acceso directo. La mayoría de las funciones, incluidos el control de aclimatación y los controles de calefacción y refrigeración de los asientos, se pueden encontrar en la pantalla táctil, pero no están perdidas en menús difíciles de hallar.

Android Auto les brinda acceso a aplicaciones como Waze, Spotify, Google Maps, Pandora y Google Play Music. Nuestro vehículo de prueba, sin embargo, tuvo un traspié de menor importancia con Google Maps, que seguía pensando que estábamos en Moab, Utah, antes de darse cuenta de que estábamos en Los Ángeles. En cambio, usamos Waze para movernos por las calles congestionadas de Los Ángeles y funcionó de maravilla, indicándonos los peligros en las carreteras con mucha anticipación y proporcionándonos rápidamente rutas alternativas para llegar a destino.

La Cherokee 2019 ofrece un espacio generoso para cuatro pasajeros, pero puede llevar hasta cinco en caso necesario. Los niveles de comodidad para los pasajeros que viajen adelante y atrás son respetables, pero el ajuste lumbar de los asientos delanteros es un tanto agresivo, incluso si se lo aplica a fondo. Por lo demás, los asientos delanteros lo mantendrán bien sentado al salir del asfalto y comenzar a juguetear por caminos de tierra.

La capacidad de carga de la Cherokee 2019 es de 25.8 pies cúbicos debajo de los asientos traseros o de 27.6 pies cúbicos con el piso de carga más bajo. ¿Necesita espacio adicional? Puede abatir los asientos traseros y el espacio de carga se amplía a 54.7 pies cúbicos. Muchos autos de su misma clase tienen más espacio. Con los asientos traseros abatidos, la Hyundai Tucson y la Chevrolet Equinox tienen aproximadamente 60 pies cúbicos, y la Honda CR-V y la 2018 Toyota RAV4 tienen un espacio mucho mayor: 70 pies cúbicos. Incluso la Jeep Compass, que es más pequeña, tiene una mayor capacidad de carga máxima: 59.8 pies cúbicos. Para mayor flexibilidad, los asientos traseros de la Cherokee se deslizan hacia adelante y atrás. Los modelos Trailhawk vienen con un neumático de repuesto de tamaño completo que elimina el piso de carga de dos niveles.

Una sólida capacidad todoterreno es difícil de conseguir entre los crossovers compactos; muchos son SUV que pasarán la mayor parte del tiempo sobre el asfalto. La Jeep Cherokee es uno de los pocos crossovers compactos que ofrece mayor capacidad allí donde la carretera termina. La Cherokee Trailhawk es un vehículo que lo llevará a lugares remotos. Sin duda, no es tan capaz como la Jeep Wrangler, pero en su segmento, no hay muchas —si es que hay alguna— con talento todoterreno y que siga siendo cómoda sobre el pavimento.

Jeep Cherokee Trailhawk 4×4 2019
PRECIO BASE $34,515 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $41,650 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, 4WD, 5-pasajeros, SUV 4 puertas
MOTOR 2.0L/270-hp/295-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN Automática de 9 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 4,389 libras (57/43%)
DISTANCIA ENTRE EJES 107.1 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 182.9 x 74.9 x 67.8 pulgadas
0-60 MPH 7.6 segundos
CUARTO DE MILLA 16.0 segundos @ 85.9 mph
FRENADO, 60-0 MPH 139 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.76 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 27.8 seg @ 0.61 g (promedio)
REAL MPG, CIUDAD/CARRETERA/TERRENO COMBINADO 17.7/26.4/20.8 mpg
AHORRO DE COMBUSITBLE, SEGÚN LA EPA  20/26/22 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 169/130 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.87 lb/milla