Primer Manejo Pruebas

Hyundai Santa Fe 2019: Primer Manejo

Seguridad para todos

Seguridad para todos

En un empuje para hacer cambios en su alineación de SUVs, Hyundai ha reemplazado el nombre de Santa Fe Sport por simplemente Santa Fe. La nueva Santa Fe cuenta con espacio para cinco pasajeros, mientras que la Santa Fe XL cuenta con tres filas de asientos. En el futuro, el nombre Santa Fe XL desaparecerá para ser reemplazado por un nuevo modelo con espacio para siete u ocho pasajeros. De la misma forma, la Hyundai Santa Fe 2019 ha sido renovada con un nuevo diseño y tecnologías amigables para las familias. Y como lo comprobamos en nuestro Primer Manejo, la espaciosa SUV tiene mucho que ofrecer a sus ocupantes.

La Hyundai Santa Fe 2019 está disponible en cinco versiones – SE, SEL, SEL Plus, Limited y Ultimate. Todas las variantes son propulsadas por un motor 2.4 litros de cuatro cilindros y aspiración natural que entrega 185 caballos de fuerza y 178 libras-pie de torque. Sin embargo, el motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros puede ser incluido en las variantes Limited y Ultimate por $1,650 dólares adicionales. Este motor entrega 235 hp y 260 libras-pie de torque. Ambos propulsores están acoplados a una transmisión automática de ocho velocidades con el sistema Start-Stop. Los precios para el modelo SE inician en $26,480 dólares, mientras que la variante Ultimate con el motor opcional puede llegar a rosar los $40,000 dólares. La tracción integral está disponible en todos los modelos por $1,700 dólares adicionales.

Manejamos durante todo un día el modelo Ultimate con el motor 2.0 litros y tracción integral en las calles de Park City, Utah. Conocida por sus pistas de esquí y actividades en bicicleta durante los veranos, Park City se encuentra a 7,000 pies sobre el nivel del mar y en nuestra ruta cruzamos los 9,700 pies. A estas elevaciones, el motor 2.0 litros tuvo algunas dificultades para destacar su potencia. Claro está que a estas alturas todos los motores tienen más dificultad para trabajar, pero la Santa Fe sufrió mucho al subir las pendientes. El motor turbo tiene un lag bastante notorio, desde que uno arranca en un semáforo hasta cuando intenta rebasar a alguien en la carretera. Hubo algunas ocasiones en las que tuvimos que tener cuidado cuando rebasábamos, ya que parecía que no teníamos suficiente potencia para rebasar. Además, era notorio que el motor sufría a estas alturas, ya que se sentía lento y con poca respuesta.

También tuve oportunidad de probar brevemente el motor 2.4 litros en la versión Ultimate, y aunque la respuesta fue más rápida a bajas revoluciones, su poca potencia la hacía bastante lenta al subir las pronunciadas pendientes de Park City. Incluso al pisar el acelerador a fondo, el motor contaba con problemas para cargar el peso de la Santa Fe, que aunque es 88 libras más liviana que el modelo saliente, el poco oxígeno disponible a estas elevaciones hacía que el motor tuviera aprietos.

La nueva transmisión de ocho velocidades hizo los cambios suaves durante nuestro manejo en ambos motores. En las pendientes pronunciadas, se aseguraba de llegar hasta la línea roja antes de hacer el cambio, entregando el mayor torque posible. Sin embargo, cuando manejábamos sobre superficies planas, la transmisión trataba de buscar la velocidad más alta para entregar un mejor ahorro de combustible. Incluso cuando poníamos la palanca en modo manual, los cambios se hacían de forma automática.

Durante un breve momento, también conduje en caminos de terracería para probar el sistema de tracción integral. El sistema lleva el nombre de HTRAC y revisa la velocidad del vehículo y condiciones de la carretera para controlar el frenado entre las ruedas derechas e izquierdas. Además, controla la potencia entre las ruedas delanteras y traseras para entregar una mejor dinámica de manejo – puede mandar hasta el 50 por ciento del torque a las ruedas traseras. Hay tres modos de manejo: Comfort, Smart y Sport. Comfort está diseñado para un manejo estable, Smart entrega un mejor ahorro de combustible y Sport se enfoca en mejorar la aceleración. Tuve oportunidad de subir una pronunciada pendiente de terracería con varios vados y un terreno inestable y la Santa Fe subió sin problemas. Sin embargo, debido a la reciente lluvia y terreno deteriorado, parecía que le hacía falta un poco de confianza al subir. El sistema de tracción integral trabajaba fuerte para evitar que nos quedáramos atascados y era notorio cómo el torque se transfería hacia las ruedas traseras.

Por el otro lado, una de las instancias en donde Hyundai subió de nivel fue en las tecnologías de seguridad. La marca sabe que las familias buscan contar con la mejor seguridad en sus modelos, y por eso la Santa Fe 2019 está equipada con ocho tecnologías de serie que mejoran la seguridad. Es decir, desde el modelo SE, usted contará con asistente de prevención de accidentes con detección de peatones, monitoreo de punto ciego, control crucero adaptivo, asistente de mantenimiento de carril, prevención de accidentes en reversa, alerta de atención al conductor, faros altos automáticos y asistente de salida del vehículo de forma segura sin costo. A esta larga lista se le suma una tecnología más que únicamente está disponible en las versiones SEL Plus, Limited y Ultimate – alerta de ocupante trasero. Esta nueva característica cuenta con sensores en la parte trasera del techo que detectan algún movimiento dentro del vehículo cuando el auto está apagado. Si el conductor abre la puerta de la Santa Fe y deja a su perro o bebé adentro, recibirá una alerta que indica que hay alguien en la parte trasera. Si cierra la puerta con seguro, el sistema podrá detectar movimiento en el interior durante 24 horas y la alarma del vehículo comenzará a sonar en caso de notar alguna actividad en el interior. Si cuenta con la aplicación Blue Link, recibirá emails y notificaciones en su smartphone indicándole que hay alguien dentro del vehículo.

Siguiendo con el tema de la tecnología, la Santa Fe está equipada con una pantalla de 7 pulgadas desde la versión base y cuenta con Apple CarPlay y Android Auto sin costo adicional. La versión SEL, que tiene un precio de $28,580 dólares cuenta con todo el equipamiento de la SE y agrega un botón de arranque, modos de manejo, asientos delanteros con calefacción, manijas exteriores iluminadas, y asiento del conductor automático con 8 posiciones. La versión SEL Plus ($30,780) cuenta con la alerta de ocupante trasero, ruedas de 18 pulgadas, portón del maletero automático, aire acondicionado de doble zona, espejo con atenuación automática y el sistema de audio premium Infinity. El modelo Limited ($33,580) agrega un techo panorámico, faros y luces antiniebla de LED, asientos tapizados en cuero, asiento del pasajero electrónico y luces direccionales en los espejos laterales. La versión Ultimate ($36,430) cuenta con una pantalla de 8 pulgadas y sistema de navegación, cámaras con visión de 360 grados, y asientos delanteros con aire acondicionado y calefacción. Esta variante es la única que cuenta con un head-up display que se despliega directamente en el parabrisas.

Como uno podría esperar, la Santa Fe 2019 cuenta con un gran espacio interior. Los asientos traseros pueden abatirse en una configuración 60/40, dejando mucho espacio para transportar objetos grandes.

 

Compitiendo contra la Nissan Murano, Ford Edge, y próximamente la Chevrolet Blazer, Hyundai espera seguir creciendo las ventas de sus SUVs. Aunque la Santa Fe ha perdido territorio en los últimos meses, Hyundai espera que esta nueva generación con su diseño emocionante llegue a más cocheras y complazca a más familias. La Hyundai Santa Fe 2019 ya está disponible en los distribuidores de Estados Unidos.