Car of the Year Premios

Hyundai Elantra: Participante al Auto del Año 2019 de Motor Trend

Las partes ordinarias son iguales y eso es suficiente

Las partes ordinarias son iguales y eso es suficiente

Nos gusta: la dirección precisa, el excelente sistema de centrado de carril

No nos gusta: el frente estilo calabaza de Halloween, la vibra del tren motriz

Hyundai Group ha logrado un progreso sorprendente en la última década. Anteriormente, sus vehículos eran descritos ambiguamente como “económicos y alegres”, y hoy sus autos económicos como el Elantra se comparan con el Civic y el Corolla en cuanto a sus méritos esenciales; no es porque ofrezcan más cosas y una extravagante cobertura de la garantía por mucho menos dinero.

Hyundai también está diferenciando mejor sus productos que comparten plataforma, como lo comentó Christian Seabaugh al comparar el Elantra con el Kia Forte, su primo: “La dirección del Forte se sintió pesada y errante, pero la del Elantra me pareció ligera y bastante precisa”. Hyundai también sale victorioso con respecto a la transmisión, por apegarse a una de seis velocidades mientras que Kia está aprendiendo torpemente a programar su primera CVT.

Desde luego que, así como una mejor diferenciación ofrece ventajas, también trae sus desventajas y varios jueces estuvieron de acuerdo en que el Forte se ve mejor por dentro y por fuera. El interior del Elantra, aunque está bien diseñado, usa materiales brillantes y duros. Pero el espacioso asiento trasero recibió elogios.

Si comparamos al Elantra con los coches de su clase, su rendimiento y el refinamiento de su tren motriz se quedan cortos. Con un tiempo de 9.0 segundos de 0 a 60 mph, nuestro Elantra es de 0.4 a 1.2 segundos más lento que el Civic y Mazda3 sedán con el motor de 2.0 litros que probamos y cuyo precio es muy competitivo, mientras que apenas logra igualar el ahorro de combustible del Mazda y se queda una o dos mpg detrás del Honda. El motor Nu de ciclo Atkinson de Hyundai tampoco está a la altura de los motores de Honda y de Mazda. Por otro lado, Hyundai se siente con confianza como para permitir que uno ajuste el control de velocidad crucero a una velocidad máxima de hasta 110 mph.

Durante nuestro debate grupal, Jonny Lieberman lo sintetizó con esta pregunta: “¿Cómo se dice ‘promedio’ en coreano? Porque este auto es de nivel medio en todos los aspectos. Partes iguales entre ordinario y suficientemente bueno. No es un auto malo, pero dudo que vuelva a tenerlo en cuenta en el futuro”.