Comparativas Pruebas

Honda Civic vs. Toyota Corolla vs. Mazda3: ¿cuál es el mejor sedán compacto?

Los tres mejores compactos se enfrentan cara a cara.

Los tres mejores compactos se enfrentan cara a cara.

Cuando tenía 18, las llaves hacia mi libertad pertenecían a un Saturn Ion. Oiga, deje de reírse. Por lo menos ya no tenía que depender del CR-V de mi papá o de la Odyssey de mi mamá; podía ir a donde quisiera sin tener que pedir prestado un vehículo de mis padres, y cuando uno tiene 18, eso es importante. Mi Motorola Razr se consideraba antiguo con respecto a la versión más reciente del iPhone, pero no me importaba la tecnología. Mi Saturn y sus cuatro ruedas me dieron toda la libertad que quise como adulto joven en Houston, la ciudad que el transporte público olvidó.

Soy parte de esa psicográfica considerable que aún vive y respira el transporte personal, y no solo porque me gane la vida haciendo reseñas de autos. Tener la habilidad de ir a cualquier parte en cualquier momento, sin depender de una aplicación o conductor, es algo precioso y valioso. Soy el tipo de “millennial” al que le gusta conducir, y aunque en mi trabajo tengo oportunidades de conducir vehículos de alto rendimiento, aún tengo un gran respeto por el sedán compacto básico.

Ya sea que le guste conducir o no, los sedanes compactos de la actualidad progresaron para ofrecer más de la tecnología, espacio interior, estilo y valor que buscamos. Los objetos y características que alguna vez solo estuvieran disponibles en vehículos de lujo se filtraron a las masas. Los sedanes son más seguros e inteligentes, y van más allá para proveer experiencias únicas al volante. Algunos incluso tienen estilo. Pero entre todas las opciones disponibles, ¿cómo saber cuál sedán compacto es el adecuado para usted?

Es conveniente reducir el grupo de competidores. Para comenzar, reunimos a tres de los mejores compactos, todos de Japón. Dos de los más nuevos de la clase (el Mazda3 2019 y el Toyota Corolla 2020) comienzan una nueva generación y vienen equipados con un diseño y tecnología elegantes. Por otra parte, el Honda Civic 2019 es el más popular de su segmento, una posición que se ganó por ser tan solo la mejor opción. Pero ¿acaso tiene lo necesario para conservar su corona?

Los Participantes

Cuando la décima generación del Civic llegó para el modelo 2016, Honda hizo una gran declaración. Tenía una apariencia audaz, la tecnología correcta y un espacio interior soberbio, y encima de todo eso, se conducía realmente bien. Nos gustó tanto que logró un puesto de finalista en nuestra competencia Auto del Año 2016. Unos meses después ganó una comparación de sedanes compactos, superando a la onceava generación del Corolla y a la tercera generación del Mazda3, entre otros.

Para 2019, Honda dio al Civic una pequeña renovación, actualizando los faros e incluyendo la suite de tecnología de seguridad Honda Sensing como equipamiento de serie en toda la gama. Nuestro Honda Civic Touring 2019 (con una nueva parrilla negra) no recibió cambios bajo el capó, por lo que todavía disponemos del motor 1.5 litros turbo de cuatro cilindros que transmite 174 hp y 162 libras-pie de torque a las ruedas delanteras mediante una CVT. Con un precio de $28,220 dólares, el Civic Touring es el modelo más económico de este trío; a pesar de ello, es también el mejor equipado.

El Mazda3 ha sido un favorito entre el personal de MotorTrend. Lo hemos recomendado a tantos amigos, familiares y conocidos que deberíamos recibir comisiones por parte de Hiroshima. Mazda ha demostrado a los consumidores que un auto compacto puede verse bien y ser divertido de conducir. Pero el segmento se volvió tan competitivo que, dos años después de que el Mazda3 ganara una comparativa de sedanes compactos, fue destronado por el Civic, el Hyundai Elantra y el Chevy Cruze.

Sin embargo, esta vez Mazda hizo un par de cosas distintas: tratar de hacer que el Mazda3 se sienta de primera calidad, al tiempo que sustituyó su flexible suspensión trasera independiente por una barra de torsión que ahorra costos. Nuestro Mazda3 venía equipado con el motor 2.5 litros de cuatro cilindros que desarrolla 186 hp y 186 libras-pie de torque, acoplado a una transmisión automática de seis velocidades que envía la potencia a las ruedas delanteras.

El Mazda3 2019 tiene líneas elegantes en el exterior y un interior opulento que podría confundirse con el de una marca de lujo. Desde luego que esto tiene un costo: nuestro sedán, equipado con el paquete Premium, tenía un precio de $29,415 dólares, el más alto de los tres modelos en esta comparativa.

El Toyota Corolla es uno de los modelos más populares del segmento. En cualquier momento Toyota anunciará que vendió su Corolla número 50 millones en todo el mundo. El modelo se conoce por su resistencia, confiabilidad, espacio interior y valor. Pero la generación anterior se fue por el camino incorrecto.

El Corolla se vio oscurecido por el Kia Forte y el VW Jetta, entre otros, pues su tecnología se quedó corta y su diseño era la antítesis de una prosperidad juvenil. Ni siquiera logró un puesto de finalista en nuestra comparativa más reciente del segmento; fue difícil encontrar algo que nos gustara.

Pero la edición 2020 intenta cambiar eso. Al adoptar la plataforma New Global Architecture de Toyota, el Corolla cuenta con el sistema Toyota Safety Sense como equipamiento de serie y finalmente se siente moderno, algo de lo que carecía la generación anterior.

El Toyota Corolla XSE 2020 es impulsado por un motor 2.0 litros de cuatro cilindros que desarrolla 169 hp y 151 libras-pie de torque. Envía la potencia a las ruedas delanteras con la ayuda de una CVT y una transmisión de una velocidad que sirve como marcha de arranque. La suspensión trasera pasó de ser de barra de torsión a una independiente (toma eso, Mazda), y con un precio de $29,168 dólares, el Corolla se posiciona en medio de este trío.

Los tres están equipados apropiadamente para satisfacer las necesidades de los “millennials” ambiciosos.Pero estamos aquí para averiguar cuál es el que realmente sobresale.

Cabina y Tecnología

Sin duda, el interior del Mazda3 es el mejor de este grupo. Su bello diseño y sus elegantes líneas lo llevan un paso adelante de las marcas convencionales. “Todo lo que uno toca (incluso en los asientos traseros) se siente más elegante de lo que sugiere el precio del auto”, dijo el editor asiociado Stefan Ogbac. El Mazda es además el único en este grupo con un head-up display.

Pero si busca más a fondo, no todo es tan bueno como parece con el Mazda. El asiento trasero es estrecho, con un espacio para las piernas demasiado reducido para la mayoría de los adultos. Este defecto hizo bastante contraste con el Civic y el Corolla. Además, su nuevo sistema de infotenimiento es difícil de utilizar, ya que todo está enterrado en menús; realizar una simple tarea, como cambiar el radio satelital del canal 53 al 54, puede ser frustrante. Por fortuna, Apple CarPlay y Android Auto son más fáciles de controlar mediante la perilla de infotenimiento y la pantalla de 8.8 pulgadas se incluye de serie en toda la gama.

La ejecución de diseño inteligente de Honda sobresale en el Civic. Su distancia entre ejes es 1.0 pulgadas más corta que la del Mazda3, pero de todas formas tiene más espacio interior y un grandioso espacio en el maletero. Aunque su interior no está tan pulido o refinado como el del Mazda, la cabina del Civic sigue siendo un lugar agradable para sentarse. La consola central es enorme y versátil; puede alojar dispositivos iPad. El editor de producción en jefe, Zach Gale, comentó que el Civic Touring era el único vehículo aquí con un asiento eléctrico para el pasajero y asientos traseros con calefacción.

Sin embargo, Gale criticó más los revestimientos que Honda eligió. “¿Qué estaban pensando con este revestimiento del tablero?” se preguntó. “Respeto la necesidad de probar algo que no sea madera falsa o aluminio simple, pero esto no se ve bien.”

La pantalla táctil del sistema de infotenimiento de 7.0 pulgadas es fácil de alcanzar pero el sistema ya se siente obsoleto. “Es lento para cargar y responder a nuestras acciones”, dijo Ogbac. “Pero Apple CarPlay y Android Auto se integran realmente bien con la interfaz”. Al menos el sistema de infotenimiento es más fácil de controlar que el del Mazda. Además, regresó la perilla de volumen del estéreo.

El interior del Corolla representa una mejora en comparación con el modelo anterior, pero realmente no sobresale dentro del segmento. Tan solo es competente. “Entiendo. Eso basta para algunas personas. Los asientos de cuero sintético tienen un gran inserto de una tela más económica, algo que a todos nos disgustó. Los paneles de las puertas no están mal, con costura azul, revestimiento plateado y revestimiento negro piano, pero de todas formas se ve barato en comparación con el Civic y el Mazda3”, dijo Gale.

De los tres compactos, el Toyota tuvo el menor espacio en la consola central, solo lo bastante grande como para alojar cables de cargadores y objetos pequeños. Por otra parte, su espacio interior es suficiente para los adultos. Hay mucho espacio para las piernas y la cabeza en la parte trasera, incluso aunque no sea tan espacioso como el Civic.

Aunque la pantalla táctil de 8.0 pulgadas es fácil de usar, no estamos enamorados de sus gráficos. Apple CarPlay se incluye de serie en todos los niveles de equipamiento, pero Android Audio todavía no está disponible en este Toyota. La pantalla está montada en la parte superior del tablero, por lo que puede operarla sin tener que desviar sus ojos del camino tanto tiempo.

Conducción

Los caminos sinuosos y accidentados en la península de Palos Verdes al sur de California sirvieron como nuestros circuitos de pruebas para determinar cuáles de estos sedanes se conducen mejor. Tal vez usted vaya a comprar uno de estos autos porque prefiere la apariencia o la ergonomía, pero el andar y el manejo son igual de importantes; incluso más si me pregunta a mí. Aunque nuestro trío está enfocado en la misma demografía, su dinámica de conducción no podría ser más diferente.

La combinación de tren motriz del Civic tiene la mejor potencia y sensación en el camino del grupo, lo cual sobresalió durante nuestro recorrido. Su familiar motor es potente cuando se requiere, ya sea al subir por una colina o al incorporarse en la autopista. “Puede lidiar con confianza y sin problemas los caminos sinuosos, al tiempo que permanece cómodo sobre pavimento accidentado”, dijo Ogbac.

Al conducir sobre el pavimiento en mal estado, la suspensión trasera independiente del Civic absorbió todos los surcos con fluidez; Gale sintió baches en el Mazda y el Corolla que no se registraron en el Civic. En las curvas, el movimiento de la carrocería del Civic fue controlado y sereno, a excepción del ruido de los neumáticos que se filtró a la cabina. (El ruido de los neumáticos en los Honda ha sido nuestra queja durante años). Pero el Civic tiene todavía ese ingrediente mágico que lo distinguió cuando condujimos la generación actual: diversión. Es un auto compacto que puede disfrutarse de conducir cuando uno quiere, o puede ser suave y silencioso. En realidad puede complacer a cualquiera.

El motor de 2.0 litros del Corolla se siente más veloz en el camino de lo que realmente es. Fue por mucho el más lento de los tres, con un tiempo de 0 a 60 mph de 8.2 segundos (en comparación con los 7.0 y 7.3 segundos del Civic y del Mazda3, respectivamente). Su tren motriz ruge al subir por una pendiente o cuando presiona el acelerador para incorporarse al tráfico de alta velocidad; la transmisión puede ser turbulenta a velocidades bajas. Pero al menos el chasis se siente más refinado y brioso que el modelo de la generación anterior.

La suspensión de Toyota logró controlar la carrocería durante la conducción agresiva, pero no se sintió tan confiable o divertida como la del Civic.

“La suspensión estuvo bien hasta que pasé por un par de imperfecciones bruscas en el camino”, dijo Gale. “Ahí se pudieron sentir y escuchar realmente. El verdadero problema con este modelo es el ruido de sus neumáticos. Es cierto que esas ruedas son novedosas, pero eso podría volverse aburrido si no sube el volumen de su música lo suficiente.”

La acción de Mazda de eliminar la suspensión trasera independiente ha sido un tema de habladurías en la industria automotriz, pero la pregunta clave permanece: ¿sigue siendo divertido de conducir? El motor de 2.5 litros del Mazda3 es bastante robusto y en realidad no ha cambiado mucho desde la generación anterior. La transmisión también se siente espasmódica al conducir a bajas velocidades. Pero nuestra mayor crítica fue (lo adivinó) la nueva suspensión de barra de torsión, que cambió de forma drástica la dinámica de conducción en los caminos sinuosos y sobre pavimento roto.

“Cambiar a una barra de torsión empeoró las cosas con el auto”, dijo Ogbac. “Tiene un buen andar sobre superficies lisas como el cristal, pero se siente menos sofisticado que antes y pierde compostura una vez que tiene que lidiar con imperfecciones sucesivas”. Ejemplo: el extremo trasero rebotó bruscamente de un lado a otro al conducir sobre un bache a mitad de la curva.

Además, el director de pruebas Kim Reynolds se unió al coro de crítica de los frenos: “La sensación no es grandiosa. No tengo suficiente información para predecir terriblemente bien. Simplemente se detiene; no puedo medir el frenado en la curva como quisiera”. Después de tantos años de amor por el Mazda3, nos sentimos abandonados; el carácter y la personalidad de la generación anterior se perdieron en la transición a este modelo 2019. Mazda aún emite destellos de diversión al conducir, pero no lo hace con el mismo tipo de emoción al que estamos acostumbrados.

Ahorro de Combustible

Quienes compran un sedán compacto por lo general tienen un presupuesto limitado. Cada dólar cuenta. Entonces, determinar cuál de estos tres es el más ahorrador de combustible en situaciones de conducción reales, para ahorrar unos dólares en la gasolinera, es imprescindible. En comparación con el ahorro de combustible de la EPA, nuestras cifras Real MPG mostraron resultados variados. Los tres tuvieron mejor rendimiento en la autopista, pero lograron cifras ligeramente peores en la ciudad.

El Corolla se lleva el primer lugar, con 29.7/44.3/34.9 mpg en ciudad/carretera/combinadas, una enorme mejora en comparación con la cifra en carretera de la EPA de 38 mpg. El Civic se llevó el segundo lugar, con 28.3/43.0/33.4 mpg. Su mayor ganancia fue también en la carretera, en donde la EPA lo clasificó con 38 mpg.El Mazda3 llegó en tercero, drásticamente detrás del Corolla y del Civic con 26.3/40.2/31.2 mpg, un poco mejor que las estimaciones de la EPA de 27/36/30 mpg.

Conclusión

Quedar de acuerdo en el segundo y tercer lugar fue más difícil que elegir al ganador, pero eso no significa que el segundo y el tercer lugar no sean buenos autos. El Corolla 2020 es tal vez el mejor Corolla que hayamos probado. Está equipado con mejor tecnología, un buen espacio interior y una dinámica de conducción mejorada en comparación con su predecesor. Por otro lado, el Mazda3 ha sido favorito de MotorTrend por mucho tiempo, pero la nueva generación se arriesga a perder nuestra recomendación. El haber dejado la suspensión trasera independiente se llevó parte de la diversión al conducirlo; además su espasmódica transmisión y su entumecida sensación de los frenos nos hizo preguntarnos qué ocurrió con el Mazda3 que tanto amábamos. Y esto viene de dos anteriores propietarios de vehículos Mazda3 (Ogbac y yo).

Después de horas de discusión, elegimos el segundo lugar. Aunque el interior del Mazda sobresale como el mejor de su clase, creemos que los consumidores que buscan valor, que quieren más espacio interior y más diversión detrás del volante cuando así lo deseen, preferirán la cabina más grande del Corolla, su mayor ahorro de combustible y su mejor valor, todo lo cual clasifica al Toyota directamente en el segundo lugar.

Comenzamos esta comparativa preguntándonos si el Civic podría ser destronado por el Mazda3 o el Corolla. La respuesta corta es no. El Civic dominó a ambos competidores: su valor, tecnología, espacio interior y apariencia lo mantuvieron en el primer lugar del podio. Se conduce mejor, tiene la mayor cantidad de características y es casi $1,000 dólares más barato que el Corolla y Mazda3 que probamos. Si tuviera 18 años otra vez, las llaves del Civic serían las que cogería de la repisa familiar. Diablos, ahora que soy adulto tal vez también lo haría.

Primer lugar: Honda Civic

Es simplemente el mejor sedán compacto que puede comprar actualmente. El Civic superó todos los aspectos de nuestros criterios.

Segundo lugar: Toyota Corolla

Toyota realmente mejoró su nivel con el nuevo Corolla, optimizando su manejo, tecnología y ahorro de combustible.

Tercer lugar: Mazda3

Con una transmisión espasmódica, una suspensión trasera que se llevó su dinámica única y justo el suficiente espacio interior para adultos, el Mazda no es el mismo que antes.