Novedades

GMC Yukon 2021: Primer Vistazo

Apartándose de la Suburban y Tahoe

Apartándose de la Suburban y Tahoe

A Chevrolet no le importa recolectar $80,000 dólares más para quienes buscan una Tahoe o Suburban, pero quienes quieren gastar ese tipo de dinero normalmente se van por otras marcas de lujo. Hay quienes decidan quedarse con GMC, donde la versión Denali (la más equipada) acapara el 30 por ciento de las ventas de la marca y el 60 por ciento de las ventas de Yukon. Así que GMC está enfatizando las diferencias entre la Yukon y Yukon XL 2021 y sus hermanas la Chevrolet Suburban y Chevrolet Tahoe.

GMC ha simplificado su trabajo. Ambas Yukon comparten su plataforma con la Tahoe y Suburban, y lo más importante es que reciben una suspensión trasera independiente, así como un motor 3.0 litros turbodiésel de seis cilindros en línea (aunque llegará meses después de su lanzamiento), así como una suspensión opcional de aire con amortiguadores magnetic ride. El motor 5.3 litros V-8 llega de serie y es compartido con los modelos Chevrolet, mientras que el motor opcional es un 6.2 litros V-8 de 420 caballos de fuerza (además del diésel). La transmisión automática de 10 velocidades llega de serie en todos los modelos y motores.

Los cambios dimensionales también son compartidos con las Chevrolet, lo que significa que la Yukon ahora tiene una distancia entre ejes 4.9 pulgadas más larga, es 6.1 pulgadas más larga en total y la tercera fila cuenta con 10.1 pulgadas de espacio para las piernas, mientras que el maletero crece 67 por ciento. La Yukon XL que es más grande, creció 4.1 pulgadas en su distancia entre ejes, pero solo es 0.9 pulgadas más larga en general, además de que cuenta con más espacio para el maletero.

Parecería como si los diseñadores de General Motors habrían hecho cambios menos modestos en comparación con la nueva Chevrolet Silverado, el primer modelo en contar con la plataforma que comparte con la Tahoe, Suburban, y estas dos GMC. La cara de la Yukon es relativamente simple y clara en comparación con la Tahoe y Suburban, y mucho mejor que la Silverado. El estilo de la Yukon podría valer la pena en comparación con las camionetas Chevrolet.

El modelo AT4, enfocado al todoterreno, es nuevo para este año y se aparta un poco más de la Tahoe y Suburban. Podría ser un poco el equivalente al paquete Z71, contando con la misma capacidad 4×4 y apariencia más agresiva con mucha de la tecnología que vemos en la Yukon Denali. GMC incluso le dio a la AT4 una fascia delantera única, así que cuando la camioneta esté equipada con la suspensión de aire y su altura elevada (dos pulgadas según la configuración todoterreno), hay un ángulo de ataque de 32 grados (esta configuración no llega al modelo diésel). Otra característica única de la GMC es el diferencial trasero de deslizamiento limitado, que colabora con el sistema Active Response 4WD de GMC para mandar mejor el torque de lado a lado, así como de atrás hacia adelante, y también funciona con los modos de manejo del vehículo.

Con o sin suspensión de aire, la AT4 llega de serie con los amortiguadores electrónicamente adaptivos llamados Magnetic Ride Control, así como asientos de cuero exclusivos color Negro Jet y Brandy para la AT4, volante con calefacción y asientos delanteros con calefacción y aire acondicionado. La AT4 incluye una caja de transferencia de dos velocidades, neumáticos Goodyear todoterreno de 20 pulgadas, el selector de modos de manejo Traction Select System, control de descenso de pendientes y protección en la parte inferior.

Tal vez el diferenciador más grande entre la Yukon y la Tahoe y Suburabn es el interior de la Denali, que incluye un tablero completamente diferente con una pantalla centrada que no habíamos visto en ningún otro modelo GMC (ni Chevrolet). Los diseñadores se decidieron por un diseño mid-centruy modern con terminados Denali que también se ofrecen en cuatro colores con terminados de madera.

El interior de la Denali también cuenta con un head-up display de 15 pulgadas y una consola central que se puede mover hacia atrás, acercándole a los pasajeros traseros sus portavasos. Esto también deja espacio para que los pasajeros delanteros puedan poner sus bolsas de mano. Hacer que la consola se mueva hacia atrás también permite acceso a un cajón en la consola central, que es tipo un compartimento escondido. Chevrolet eventualmente tendrá esta característica, pero GMC la está presentando porque habrá más GMC Yukons que estén equipadas con ella, gracias a la popularidad de la Denali.

La GMC Yukon Denali cuenta con una parrilla especial de cromo, además de contar con una cámara de alta definición con vista de 360 grados, alerta de peatones en la parte trasera y la cuarta generación de los amortiguadores Magnetic Ride Control. Las variantes más equipadas de Denali contarán con ruedas de 22 pulgadas, techo panorámico, suspensión de aire adaptiva, así como un sistema Active Response 4WD con una caja de transferencia de dos velocidades.

Ambas GMC saldrán a la venta este verano. Esperamos que la diferencia de precio entre la GMC y Chevy se quede más o menos igual, lo que significa que las Denali serán entre $2,000 y $3,000 dólares más caras que el modelo High Country de la Suburban. Pero tendremos que esperar para conocer los precios finales.