Primer Manejo Pruebas

Ford Ranger 2019: Primer Manejo

Está de vuelta

Está de vuelta

Son casi las 9 am en un supermercado de lujo en Ramona, California, a las afueras de San Diego. Mi copiloto y yo estamos caminando en el estacionamiento para seguir con nuestro recorrido con la Ford Ranger 2019 cuando un hombre se acerca a nosotros en una Ranger de los 90s.

“¿Esa es la nueva?”, pregunta. “¿Cuándo van a traer el modelo básico? ¿Cabina sencilla, transmisión manual, y vidrios manuales? Yo no necesito todas estas características de lujo”.

Yo trabajé como repartidor de auto partes en un oficio anterior donde manejaba la Ranger, así que lamento la pérdida de la versión base al igual que el tipo del estacionamiento. Desafortunadamente, la camioneta que él quiere ya no existe. Claro, puede comprar la Ranger en la versión base llamada XL con faros de halógeno y rines de acero, pero todavía contará con “cosas de lujo” como alerta de choque con frenado automático de emergencia y una transmisión automática de 10 velocidades. Como resultado, no habrá una Ranger de $20,000 dólares como el modelo que salió de los Estados Unidos en 2011. La Ford Ranger 2019 inicia a partir de los $25,395 dólares y tiene un precio máximo alrededor de los $45,000.

 

La Ranger ha cambiado, pero eso es parcialmente porque el segmento ha cambiado. Los compradores de camionetas de tamaño mediano de hoy no solo están buscando un vehículo minimalista que hace el trabajo. Quieren un buen ahorro de combustible, características cómodas y la capacidad en un solo paquete que sea fácil de conducir. Por lo menos así es como Ford lo ve.

Según el gerente de marketing de Ford, Brian Bell, el cliente de las camionetas de tamaño mediano quiere un vehículo en el que se pueda mover, estacionar en su cochera y llevar a una aventura de vez en cuando. “Para ellos es un vehículo de vida y estilo”, dijo. “Ellos necesitan un vehículo que los puedan llevar a ellos y su equipaje al lugar que van a relajarse”.

La Ranger ahora está posicionada como un vehículo para los compradores que no necesariamente necesitan conducir una camioneta todos los días pero están dispuestos a pagar un poco más por algo que coincide con sus requisitos en tamaño y expectativas de conducción cotidianas. Tal vez esa fue la razón por la cual Ford eligió llevar a cabo el lanzamiento de la Ranger 2019 en La Jolla, un afluente barrio en la costa de San Diego. Este lujoso escenario pudiera haber sido extraño para la pasada Ranger, pero la nueva no se siente fuera de lugar en una zona donde puedes surfear en la mañana e ir al supermercado premium en la tarde.

Por supuesto, “nuevo” es un término relativo. La Ford Ranger 2019 está basada en la misma plataforma T6 que la Ranger global, que ha estado en casi todas las partes del mundo desde 2012. La Ranger para los Estados Unidos y Canadá se ve igual que la versión global, pero la camioneta ha sido diseñada específicamente para nuestro mercado. Aparte de obtener diferentes paneles de la carrocería, incluyendo una fascia delantera de acero, la Ranger para Estados Unidos cuenta con una nueva batea que ha sido reforzada de diferente manera, junto con mejoras al chasis que tienen como propósito reducir el peso, mejorar la comodidad y ofrecer más capacidad de remolque. Algunas de esas actualizaciones incluyen ballestas traseras parabólicas y montajes hidráulicos para el motor. La Ranger 2019 tiene una capacidad de remolque de 7,500 libras en todas sus configuraciones.

También está la única combinación de motor: un 2.3 litros turbo EcoBoost de cuatro cilindros que ha sido diseñado para entregar 270 hp y 310 libras-pie de torque. El motor está acoplado exclusivamente a una transmisión automática de 10 velocidades que fue desarrollada en conjunto por Ford y GM, una caja que se ha vuelto más ubicua. Todavía no encontramos problemas con esta transmisión en muchas de sus aplicaciones, así que no nos quejamos.

El tener un solo motor y transmisión es una decisión interesante considerando que la Toyota Tacoma ofrece dos motores y dos transmisiones y la Chevrolet Colorado tiene tres motores disponibles y tres cajas.

“Nuestros competidores tienen un motor base de cuatro cilindros que les da el ahorro de combustible, y luego tienen la opción de un motor de seis cilindros que les da el performance”, dijo Bell. “En nuestro caso, el 2.3 litros EcoBoost te da lo mejor de los dos mundos”.

Chevy tiene cubiertos a los compradores de las camionetas de tamaño mediano con la Colorado, que tiene un precio inicial de $21,495 dólares. Sin embargo, Toyota cobra $26,595 dólares para la Tacoma de cuatro cilindros.

Si usted tiene que elegir un motor para toda la alineación, el 2.3 litros EcoBoost con la transmisión de 10 velocidades es una combinación bastante decente. El motor turbo de cuatro cilindros y la caja de 10 velocidades, que también se encuentra en el Mustang EcoBoost, obtienen calibraciones únicas que encajan bien con la camioneta. El turbolag es casi imperceptible y el torque está a un toque del acelerador.

Al igual que en la F-150, la caja de 10 velocidades es rápida para hacer los cambios de forma suave hacia abajo, y cada vez llega al lugar adecuado para entregar la aceleración a una relación satisfaciente. Me gustaría que el tablero mostrara las velocidades de la caja cuando se conduce, como sucede en la F-150, aunque hubo unas ocasiones donde necesitó hacer más modificaciones para llegar a la velocidad adecuada.

La Ranger tiene un ahorro de combustible según la EPA de 21/26/23 mpg en ciudad/carretera/terreno combinado con tracción trasera, y 20/24/22 mpg con tracción en las cuatro ruedas. La computadora me mostraba un promedio de 22 mpg, lo que coincide con las cifras de la EPA. El start/stop llega de serie y es razonablemente suave al reiniciar.

Para ser una camioneta de carrocería sobre bastidor, la Ranger tiene un buen andar y manejo. La carrocería se controla bien en las curvas. La dirección eléctrica, que también es específica para la Ranger de Estados Unidos, entrega la resistencia y retroalimentación diferente que no se siente muy artificial, y las entregas son transmitidas a las ruedas delanteras con precisión. El andar es suave en el pavimento, incluso en las carreteras con pavimento en mal estado o sobre los caminos de terracería, la suspensión hace un trabajo admirable de absorber los desperfectos del terreno.

La cabina es un buen lugar para estar gracias a sus asientos cómodos, tecnología y buen estilo. La Ranger es tan baja que pude cómodamente entrar al interior a pesar de medir 5 pies y 7 pulgadas. Aún así, la posición de manejo es alta, dándole una vista superior como lo esperaría en una camioneta. Las variantes XL y XLT obtienen asientos de tela, mientras que la variante Lariat cuenta con asientos de cuero. Los terminados de tela se sienten de alta calidad y mi espalda no tuvo problemas después de dos horas de conducirla alrededor de San Diego. El sistema de infotenimiento opcional de Ford llamado Sync 3 cuenta con una pantalla táctil de 8.0 pulgadas y es una gran cosa, aunque el modelo base cuenta con una pequeña pantalla de 4.2 pulgadas. A pesar de su tamaño, la vista de la cámara trasera es realmente clara.

La Ranger puede llegar con las cabinas SuperCrew y SuperCab. El asiento trasero de la cabina crew es demasiado cómodo, ya que todavía contaba con unas pulgadas de espacio para las piernas detrás de mi propia posición de manejo. Los pasajeros más altos podrían encontrar los asientos más reducidos. Los asientos del modelo SuperCab son realmente claustrofóbicos, ya que ningún humano debería de sentarse ahí; pero eso está relacionado con las medias puertas traseras de cualquier camioneta de tamaño mediano. Si hay pasajeros sentados en esos asientos, por lo menos estarán contentos de cargar sus celulares, ya que la Ranger ofrece hasta cuatro puertos USB (dos en la parte delantera y dos en la parte trasera).

Ford diseñó un circuito todoterreno para darnos una probada de lo que puede hacer la Ranger. El circuito era bastante modesto y no reveló mucho de las capacidades que tiene la camioneta, pero la demostración del nuevo Trail Control fue impresionante. Primero se ofreció en la Raptor 2019, el control crucero para el todoterreno funciona igual que el Crawl Control de Toyota, pero puede ser utilizado en cualquier modo de la caja de transferencia y utilizarse hasta las 20 mph. Aunque el sistema de Toyota llena la cabina de ruido del sistema ABS, el sistema de Ford es en su mayoría callado. Los que tengan menos experiencia en el todoterreno pueden utilizar el sistema para salir de cualquier situación que requiere la modulación cuidadosa de los frenos y el acelerador. Esta característica llega de serie con el paquete FX4, que solo está disponible en los modelos 4×4.

Con su tren motriz responsivo, manejo refinado y números impresionantes de ahorro de combustible, la Ford Ranger 2019 llega al segmento de las camionetas de tamaño mediano para competir contra la Tacoma, Colorado y Honda Ridgeline y podría ahora liderar el segmento. (Nos reservaremos nuestra opinión final hasta que llegue la Jeep Gladiator en el segundo trimestre de este año). La Ford Ranger está de regreso más fuerte que nunca.

Ford Ranger 2019
PRECIO $25,395-39,480 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, RWD/4WD, 4-5-pasajeros, camioneta de 4 puertas
MOTOR 2.3L/270-hp/310-lb-ft turbo DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN Automática de 10 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 4,150-4,450 libras (estimado fabricante)
DISTANCIA ENTRE EJES 126.8 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 210.8 x 85.8 x 70.7-71.5 pulgadas
0-60 MPH 7.0-7.3 seg (estimado Motor Trend)
AHORRO DE COMBUSTIBLE, SEGÚN LA EPA 20-21/24-26/22-23 mpg
A LA VENTA Ahora