Auto Shows Detroit

Ford Mustang Shelby GT500 2020: Primer Vistazo

Promete más de 700 hp

Promete más de 700 hp

Es la serpiente más grande hasta ahora. Cuando el Ford Mustang Shelby GT500 2020 salga a la venta en el otoño, será fácil de reconocer. El frente, los lados y la parte trasera ahora son de color satinado y ha crecido sustancialmente. Encaja con el nuevo GT500, que promete ser el más rápido y el que mejor se conduce hasta ahora.

Bajo el capó se encuentra un motor 5.2 litros V-8 sobrealimentado, que no es el mismo 5.2 litros V-8 que entrega 526 hp y 429 libras-pie de torque que se encuentra en el GT350. Además de contar con la sobrealimentación de inducción forzada, el GT500 cuenta con una nueva transmisión Tremec de siete velocidades de doble embrague – no habrá una caja manual para 2020.

Los ingenieros nos dicen que el GT500 fácilmente sobrepasará los 700 hp y las 600 libras-pie de torque. Ford no ha publicado todos los números. El modelo no saldrá a la venta hasta el otoño y los ingenieros continuarán trabajando para sacar cada pelo de potencia. En el pasado han revelado los números y los han tenido que cambiar cuando lograron sacar más potencia del motor. En este caso también esperan mejores números, y los conoceremos en el otoño.

Muy rápido

El modelo llegará de 0-60 mph en aproximadamente 3.5 segundos y el cuarto de milla lo correrá en menos de 11 segundos. Es mucho más rápido que el GT350 que necesita unos seguros en el capó para mantener el capó completamente asegurado, dijo Carl Windmann, ingeniero en jefe del Mustang. Los fenders del frente también están hechos de compuesto y fueron diseñados para acomodar los neumáticos anchos, pero en la parte trasera no han cambiado, lo que hace que los neumáticos se salgan un poco (una de las muchas cosas que hacen imposible homologar el GT500 para Europa o Japón).

El motor tuvo que ser más ligero y compacto para evitar un domo en el capó que bloqueara la vista del conductor.

El último GT500 fue propulsado por un motor 5.8 litros V-8 que generó 662 hp y 631 libras-pie de torque.

Esta vez “no solo tiene que ir derecho, sino que también tiene que girar”, dijo Windman. “Tiene que llevar la potencia en las curvas y ponerlo en la pista”.

Más aire, más chispa, más potencia

Todo tuvo que ser desarrollado para lograr y soportar mejores números de performance. Hubo que hacer cambios para mejorar la refrigeración, dos radiadores grandes que necesitaban el doble del área de la parrilla, pero esto resulta en un 50 por ciento más flujo de aire que en el GT350. Para reducir la elevación del frente gracias a todo este flujo de aire, hay una gran toma de aire en el capó – es la toma de aire más grande para el capó que Ford ha creado. Cuenta con una bandeja para el agua de lluvia que mantendrá limpio al motor, pero necesitará removerla cuando vaya a la pista.

Los rotores Brembo de 16.5 pulgadas se dicen que son los más grandes en cualquier cupé de producción estadounidense. Entre los vehículos de producción, no está lejos de la Lamborghini Urus, con sus rotores de 17.3 pulgadas. Ford no tenía la intención de romper todos los records, así pasó. Son rotores de acero con el centro de aluminio. Los rotores de cerámica de carbono no se ofrecen debido a que los rotores de acero no tienen problemas de destiño térmico y las ruedas de carbono también son una buena forma de reducir el peso.

Paquete de fibra de carbono

En la parte trasera hay cuatro tubos de escape de cinco pulgadas y un spoiler que cuenta con un flap Gurney si opta por el paquete Handling, que también agrega puntales para ajustar la inclinación. Quienes vayan por el paquete Carbon Fiber Track obtendrán el alerón GT4 de fibra de carbono para generar una carga aerodinámica e integra un splitter delantero que evita que el frente se levante. Todos los GT500 obtendrán amortiguadores Magneride con diferentes ajustes internos entre la versión base y Track-Pack.

El paquete de fibra de carbono también incluye ruedas de fibra de carbono de 20 pulgadas que son 0.5 pulgadas más anchas en la parte trasera y neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. Hay unos muelles únicos y barras estabilizadoras que vienen incluidos en este paquete, reduciendo ligeramente la altura de la suspensión. Por dentro hay asientos Recaro y el asiento trasero se ha quitado para reducir su peso, pero hay radio y aire acondicionado. La fibra de carbono abunda en el exterior, junto con terminados menos brillosos. Hay un techo opcional de color negro, y por supuesto, un par de franjas. El flap Gurney, el alerón, spliter, los asientos Recaro, todos se ofrecen como opciones a la carta.

“Mustang es una marca de estilo de vida”, dijo Jim Owens, gerente de Ford Performance Norteamérica, quien trabajó con Carroll Shelby durante cuatro años. Dijo que Shelby señaló en el Auto Show de Los Ángeles 2013 que el Shelby GT500 2013 era su favorito. Owens está seguro de que si Shelby todavía estuviera vivo, elegiría el modelo 2020.

El GT500 toma su lugar como el modelo más potente de la alineación de Mustang en esta sexta generación.

Las salas de exhibición estarán llena testosterona: el GT350 sale a la venta en febrero con un precio de $60,235 dólares, y el GT500 llegará en el otoño.