Novedades

Ford Mustang GT500 2020 vs. Camaro ZL1 vs. Challenger Hellcat: Cómo se ven en papel

Las especificaciones de los tres

Las especificaciones de los tres

Finalmente logramos ver el Ford Mustang Shelby GT500 2020 en el Salón de Detroit, casi un año después de que fue confirmado para su producción. Aunque todavía no sabemos exactamente cuántos caballos de fuerza produce el Shelby, la marca del óvalo azul nos dio muchas otras especificaciones del modelo. El GT500 sin duda será una bestia, pero ¿cómo se comporta contra los modelos de Dodge y Chevrolet? Siga leyendo para ver cómo se comparan en papel el Ford Mustang Shelby GT500, Chevrolet Camaro ZL1 y Dodge Challenger SRT Hellcat.


Músculo

El Shelby GT500 2020 es propulsado por un 5.2 litros V-8 que está relacionado con el motor del GT350 de 526 hp, pero obtiene un cigüeñal plano transversal en lugar de uno plano. El sobrealimentador es de 2.65 litros que empuja el aire a través de un intercooler colocado entre el motor y el soplador. La potencia exacta no ha sido revelada, pero los ingenieros de Ford prometen más de 700 hp y 600 libras-pie de torque. Ford estima que el GT500 puede llegar de 0-60 mph en aproximadamente 3.5 segundos, el mismo tiempo que le tomó al Camaro en nuestras pruebas.

Pero los números a superar son los 707 hp y 650 libras-pie de torque, la potencia que produce el motor 6.2 litros V-8 HEMI del Dodge Challenger SRT Hellcat. El Hellcat Redeye sube esa potencia a las 797 hp y 707 libras-pie de torque gracias a un motor derivado del Demon. El Chevrolet Camaro ZL1 no llega a los 700 hp, pero todavía sigue siendo potente. Su motor 6.2 litros LT4 V-8 produce 650 hp y 650 libras-pie de torque.


Transmisión

La única caja de cambios que se ofrece en el GT500 es una automática de doble embrague de siete velocidades. Por ahora no se ofrecerá una manual. Por su parte, el Camaro ZL1 tiene la opción de una manual de seis velocidades y una automática de 10 velocidades. Esa caja de 10 velocidades, que fue desarrollada en conjunto con Ford y General Motors, se había rumorado que se utilizaría en el GT500. Los ingenieros de Ford finalmente se decidieron por la de doble embrague porque ya estaba ajustada para soportar toda la potencia del motor V-8, mientras que la de 10 velocidades necesitaba ser ajustada para eso.

El Hellcat de serie y el Hellcat Widebody están disponibles con la caja automática de ocho velocidades o una manual de seis relaciones, pero el Redeye únicamente se ofrece con transmisión manual.


Capacidad de pista

El GT500 tal vez tenga una ventaja en la pista sobre sus competidores. El capó y los fenders más anchos que están hechos de un material compuesto ayudan a mantener el peso ligero. El hecho de que el asiento trasero se quitó ayuda a reducir el peso. Todos los GT500 cuentan con amortiguadores magnéticos ajustables y neumáticos Michelin Pilot Sport 4S como equipamiento de serie. El paquete Carbon Fiber Track cuenta con un alerón ajustable de fibra de carbono GT4 para más carga aerodinámica, un splitter delantero para reducir la elevación del frente durante los arrancones, amortiguadores únicos y barras estabilizadoras que reducen la altura del vehículo un poco, ajustes únicos del amortiguador, así como ruedas de fibra de carbono de 20 pulgadas con neumáticos Michelin Pilot Sport Cup 2. El paquete Handling obtiene además un flap Gurney y montajes de los puntales.

La plataforma Alpha basada en el Camaro ZL1 es muy competente, pero para obtener un gran desempeño en la pista, es mejor optar por el paquete 1LE. El 1LE es únicamente manual y es más ligero que el ZL1 de serie, gracias a sus amortiguadores Multimatic DSSV en lugar de los amortiguadores magnéticos. Además, el paquete incluye una barra estabilizadora ajustable, puntales con montajes duros y bujes sólidos alrededor. El 1LE también cuenta con los neumáticos Goodyear Eagle F1 Supercar 3R. Para mejorar su aerodinámica, el 1LE cuenta con un alerón de fibra de carbono y un splitter delantero. En 2017, el Camaro ZL1 1LE completó la pista de Nürburgring en 7:16, más de cinco segundos más rápido que el Ferrari 488 GTB.

Por su parte, el Challenger se siente más cómodo en las pistas de arrancones que en un circuito, pero si quiere llevar a un Hellcat a la pista, probablemente quiera la variante de carrocería ancha. Ese modelo es 3.5 pulgadas más ancho que el Hellcat de serie, y cuenta con neumáticos Pirelli P Zero.


La cabina

En su mayoría, la cabina del GT500 llega directamente del Mustang. El tablero cuenta con detalles de fibra de carbono y el panel de instrumentos cuenta con algunas gráficas específicas para el Shelby. El volante tapizado en Alcántara se ve similar al del GT350, aunque las paletas de cambio al volante son una gran diferencia. En lugar de utilizar una palanca tradicional, el GT500 cuenta con una perilla como la que hemos visto en los modelos Ford modernos. El GT500 cuenta con dos asientos de serie (aunque el asiento trasero puede ser una opción en el futuro), y esos asientos Recaro se ven bastante sujetables. Una pantalla táctil de 8.0 pulgadas con el sistema de infotenimiento Sync3 de Ford llega de serie.

El ZL1 llega de serie con asientos Recaro, cinturón de seguridad rojo, y un volante con fondo plano. La pantalla táctil de 8.0 pulgadas cuenta con Apple CarPlay y Android Auto. El sistema de recolección de datos de performance de Chevy se puede agregar como una opción e incluye una cámara montada detrás del parabrisas, un micrófono dedicado, así como una entrada para las tarjetas SC.

El Hellcat cuenta con asientos de cuero Hounstooth, pero esos asientos pueden ser tapizados con dos tipos de cuero, así como los logotipos de Hellcat y SRT. El Hellcat cuenta con un volante de fondo plano con el logotipo SRT iluminado y una pantalla de 7.0 pulgadas en el tablero con gráficos del Hellcat. Con el sistema Uconnect y su pantalla de 8.4 pulgadas, los conductores pueden acceder a la sección SRT Performance Pages y ver los datos de rendimiento.


Precio

El precio inicial del Ford Mustang Shelby GT500 2020 no ha sido anunciado hasta el momento, pero si consideramos que el GT350 2019 tendrá un precio de $60,235 dólares, y el GT350R inicia a partir de los $68,230 dólares, es posible que el GT500 inicie a partir de los $70,000 dólares. El Camaro ZL1 cuesta $64,695 dólares y $72,195 dólares por el modelo con el paquete 1LE. La caja automática de 10 velocidades cuesta $1,595 dólares más. El Dodge Challenger SRT Hellcat está disponible desde los $61,745 dólares; el Hellcat Redeye cuesta $72,845 dólares, mientras que el modelo de carrocería ancha está disponible desde $73,390 dólares. La caja automática de ocho velocidades es una opción de $2,995 dólares en el Hellcat base y de carrocería ancha, pero llega de serie en el Redeye.