Auto Shows Nueva York

Ford Escape 2020: Primer Vistazo

Al hacer a la Escape más similar a un sedán, deja espacio para un modelo todoterreno por venir

Al hacer a la Escape más similar a un sedán, deja espacio para un modelo todoterreno por venir

La ironía no está perdida entre nosotros. La totalmente nueva Ford Escape 2020 se parece más a un sedán y se presenta a medida que el fabricante comienza a salir del mercado de los sedanes.

Dejando la ironía de un lado, nos vamos por la lógica. Ford tiene un crossover de tamaño similar que ha sido diseñado para quienes viven en las ubres y quieren practicar el todoterreno. El utilitario compacto que todavía no tiene nombre – con apodo de Bronco bebé – será más derecho y más cuadrado, con un cubrecárter y voladizos cortos.

Para poder distinguir ambos, Ford está tomando la cuarta generación de la Escape a una dirección hacia quienes viven en la ciudad que están acostumbrados a comprar sedanes pero ahora prefieren una posición más elevada y la funcionalidad de un crossover.

En otra modalidad de las tendencias de estos días, la Escape se ofrecerá con una variedad de motores, incluyendo a gasolina, así como híbridos e híbridos enchufables. La nueva Escape está basada en una plataforma de tracción delantera con tracción integral disponible en todos los modelos menos en el híbrido enchufable.

Echemos un vistazo más profundo.

Habrá muchas versiones: S, SE, SE Sport, SEL y Titanium.

El motor base en las variantes S, SE y SEL es un 1.5 litros turbo de tres cilindros en línea construido en Bridgend, Gales. Estará acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades y produce 180 hp y 177 libras-pie de torque, que es más potencia que el actual motor 2.5 litros de cuatro cilindros utilizado en el motor base de la Escape. Algo nuevo: el motor de tres cilindros cuenta con la desactivación de cilindros que puede desactivar un cilindro cuando no se necesita. Con el motor tres cilindros, la Escape puede remolcar 2,000 libras.

El motor 2.0 litros turbo de cuatro cilindros con 250 hp y 275 libras-pie de torque está disponible en la variante Titanium. Su transmisión automática de ocho velocidades cuenta con paletas de cambio al volante, y su capacidad de remolque incrementa a 3,500 libras.

La híbrida está de regreso

El motor híbrido llega de serie en las versiones SE Sport y Titanium. El híbrido utiliza un motor 2.5 litros de ciclo Atkinson de cuatro cilindros y una transmisión CVT planetaria. Junto con un motor eléctrico y baterías de iones de litio, el sistema entrega 198 hp. El paquete de baterías de 1.1 kWh se ubica debajo de los asientos traseros y tiene el tamaño de un portafolio.

Ford presentó la Escape para el año modelo 2001 como el crossover monocasco de la marca; el híbrido llegó en 2005. El modelo híbrido fue popular, especialmente entre los taxis de Nueva York; este grupo lamentó profundamente la decisión de Ford de descontinuar el híbrido en 2012 con la esperanza de que los clientes se trasladaran al C-Max 2013 híbrido. No lo hicieron y el C-Max se descontinuó en 2018. Para el año modelo 2020 la Escape híbrida está de vuelta y cuenta con una autonomía de 550 millas. Los taxistas estarán satisfechos, pero aunque una SUV híbrida era rara en 2015, hoy tiene mucha competencia.

La primera Escape híbrida enchufable

Ford ha duplicado sus esfuerzos, ofreciendo la primera Escape híbrida enchufable, disponible en todas las versiones menos la S y SE Sport. Utiliza el mismo motor 2.5 litros y transmisión CVT que la híbrida, pero las baterías son más grandes y aumentan su potencia a 209 hp, dándole una autonomía de 30 millas en modo eléctricos. Es únicamente de tracción delantera. La batería de iones de litio de 14.4 kWh está ubicada bajo los asientos traseros y no ocupa nada del espacio del maletero. Los modelos híbridos también utilizan la cancelación activa de ruido y más cristales laminados que los modelos a gasolina.

Cargar la batería toma entre 10 y 11 horas con un cargador de 110 voltios, o 2.5 horas con un cargador de 240 voltios. La Escape le permite decidir cuándo podrá utilizar esa energía. En modo Auto EV, el vehículo decide si usa la gasolina o la potencia eléctrica. Si cambia a EV Now, utilizará la fuente eléctrica hasta que se termine. EV Charge le dice al vehículo que cargue la batería mientras conduce para tener energía eléctrica después.

La necesidad de distinguirse

Cuando fue lanzada, la Escape original fue uno de seis crossovers compactos que se ofrecieron en los Estados Unidos. Hoy tenemos 22, y muy pronto tendremos un total de 30, haciéndolo incluso más difícil distinguirse en el segmento.

En cuestión de estilo, la Escape 2020 es más baja, ancha y larga con unos lados esculpidos y un techo más afilado. La parrilla trapezoidal es similar a la parrilla en el Mustang o el GT con una ligera nariz de tiburón. La línea del cinturón ahora está más cerca del piso, el pilar A es más delgado y el capó mantiene su forma. Los faros y luces traseras se ubican un poco más arriba y están diseñadas para verse como si el viento las hubiera peinado. Las ruedas son de tamaño 17, 18 y 19 pulgadas. Las letras “Escape” están en el centro del portón del maletero, arriba del lugar donde se ubica la matrícula de circulación.

Por dentro, la segunda fila es más grande, gracias a que su distancia entre ejes creció 0.8 pulgadas. Para hacer buen uso del espacio interior, la segunda fila ahora se puede deslizar hacia atrás y adelante para dejar hasta 6 pulgadas más de espacio para las piernas o dejar hasta 37.5 pies cúbicos de espacio cuando se empuja hacia adelante. El espacio para la cabeza, techo, hombros y cadera en ambas filas ha incrementado en comparación con la Escape saliente.

Además de que la perilla de la palanca de cambios libera más espacio interior, el conductor tiene una pantalla de 12.3 pulgadas en el panel de instrumentos, algo que la marca no ha ofrecido en América del Norte. Un head-up display servirá como una opción en el modelo Titanium.

SYNC

Todas las variantes a excepción de la S tendrán una pantalla táctil de 8.0 pulgadas. El sistema SYNC es compatible con Apple CarPlay y Android Auto, así como Alexa y Waze. Hay un sistema de 10 altavoces B&O Play, y pueden conectarse hasta 10 dispositivos al WiFi. Solo habrán dos puertos USB en su lanzamiento, pero se agregarán otros dos más y habrá tres entradas de 12 voltios y cargadores inalámbricos.

A pesar de tener más contenido, el uso de acero más ligero hace que la Escape sea 200 libras más ligera. Con su cuerpo más aerodinámico y esfuerzos para crear una parte interior tan plana como sea posible, se pudo reducir la carga aerodinámica entre 3 y 5 por ciento.

Escape adopta los mismos modos de manejo que la Explorer, incluyendo Normal, Eco, Sport, Slippery y un modo para nieve y arena.

El sistema Co-Pilot360 llega de serie y ofrece un menú de tecnologías de asistencia al conductor incluyendo luces altas automáticas, detección de punto ciego, asistente de mantenimiento de carril y salida de alerta de carril y frenado automático de emergencia. Entre las opciones se encuentran control crucero adaptivo, centrado de carril y Active Park Assist 2.0, que le ayuda a estacionar el vehículo con solo pulsar un botón. Evasive Steering Assist detecta a un vehículo que está parado o reduce su velocidad y le ayuda a rodearlo para evitar chocar.

Construida en la planta de Louisville, Kentucky, la Escape saldrá a la venta este otoño, mientras que la híbrida enchufable saldrá a la venta en la primavera de 2020. Louisville es una de las cinco plantas que producen la Escape/Kuga para 180 mercados. El éxito es imperativo. La Escape es el segundo modelo más vendido de Ford, justo detrás de la F-Series con aproximadamente 4 millones de unidades vendidas.