Premios SUV of the Year

Estos son los pros y contras del Mercedes-Benz GLS 2020

El ganador de nuestro SUV del Año regresa con una nueva generación

El ganador de nuestro SUV del Año regresa con una nueva generación

Pros:

  1. Excelente manejo
  2. Dos motores potentes
  3. Interior opulento

Contras:

  1. La suspensión E-ABC necesita mejorar
  2. Sistema de infotenimiento exasperante
  3. Acceso lento a la tercera fila

Después de ganar dos veces el premio a SUV del año, el Mercedes-Benz GLS 2020 regresó este año con más espacio, tecnología y potencia. Y cuando decimos tecnología, nos referimos a hardware y software que pueden ayudar incluso al sistema de suspensión.

El SUV insignia de Mercedes llegó con una elegante configuración conocida como Control de Carrocería Activo Electrónico (E-ABC, por sus siglas en inglés), que usa cámaras para detectar el camino por delante para ajustar los índices de amortiguación y las relaciones de los muelles para proveer un andar más fluido con la ayuda de un sistema de 48 voltios y bombas hidráulicas individuales. Y con un nuevo lenguaje de diseño que marca el paso para los nuevos SUV de Mercedes, el GLS porta una presencia definida para el camino.

Para nuestras pruebas, evaluamos los dos trenes motrices disponibles: un motor turbo de seis cilindros en línea de 3.0 litros y un motor V-8 biturbo de 4.0 litros. Ambos motores cuentan con una transmisión automática de nueve velocidades y están acoplados a un motor eléctrico que actúa como un leve sistema híbrido para ofrecer en total 362 hp para el motor de seis cilindros y 483 hp para el V-8.

“Con el acelerador a fondo aumenta deliberadamente su velocidad, y acompaña esto con excelentes efectos de sonido”, dijo Johan de Nysschen, juez invitado a nuestro programa. “Por desgracia, los cambios de marcha son muy discernibles cuando se explora el potencial de rendimiento de motor”.

Los jueces tuvieron comentarios positivos acerca del efecto del E-ABC en cuanto al manejo y el balanceo de la carrocería. “Se maneja en forma magnífica, incluyendo el fantástico modo Curves, que mantiene la carrocería totalmente plana durante las curvas”, dijo el editor ejecutivo Mark Rechtin. “Es prácticamente de otro mundo en comparación con la fuerte inclinación de los otros vehículos de gran tamaño”.

Pero una vez que dejamos el circuito de prueba de Honda y condujimos por las calles públicas, la suspensión mostró parte de sus debilidades. Al conducir sobre pavimento roto, algunos jueces sintieron más vibraciones en la cabina que en el Subaru Outback y se quedaron con la duda acerca de en dónde residían el beneficio y el valor de una suspensión tan elegante, que por cierto era una opción de $6,500 dólares.

“Me sorprende que tanto el Outback como el Aviator tuvieran un mejor andar que el GLS”, dijo Christian Seabaugh, editor de crónicas. “No debería de sentir nada debajo de mí en el Clase S de SUVs’, pero el Mercedes se perturba en los impactos de alta frecuencia”.

En términos de diseño, el GLS se sigue reconociendo como el Mercedes más grande, pero Mercedes pudo incluir líneas modernas sin tener que cambiar mucho su forma. Para Tom Gale, los diseñadores de Mercedes hicieron un excelente trabajo al mostrar una evolución del diseño emblemático: “Me quito el sombrero ante Mercedes por encontrar una forma de mejorar el ofrecimiento de su marca con líneas reconocibles de Mercedes-Benz y aun así lograr una apariencia fresca y nueva. En especial me gustó la superficie suave sin recurrir a líneas, acabados brillantes o gráficos innecesarios. Todo encaja: el paquete, la postura, el diseño de las ruedas y los faros”.

En el interior, la usual elegancia de Mercedes se destaca con asientos de cuero lujosos con masaje y una mezcla elegante de cuero, madera y cromo. Sin embargo, el sistema de infotenimiento MBUX provocó intimidación por su torpe interfaz de usuario, y las ventilas del control climático con aletas radiales “se ven geniales pero no enfrían”, se quejó Alisa Priddle, nuestra editora en Detroit, en el desconocido calor desértico de 110 grados Fahrenheit.

Hay suficiente espacio para siete personas, pero la tercera fila puede sentirse un poco estrecha. Aunque la segunda fila puede deslizarse hacia delante y atrás con solo presionar un botón para ayudar al acceso a la tercera fila, su progreso es frígido. A los padres en apuros para recoger a sus hijos en el Mercedes cuando llueve no les complacerá esta característica.

En general, el GLS dejó una buena impresión ante nuestros jueces, pero se quedó corto en cuanto a la propuesta de valor. Fue difícil ver qué es lo que uno obtiene por su dinero y, con un precio inicial de más de $75,000 dólares por el GLS 450 (y de casi $125,000 dólares por el vehículo GLS 580 que probamos), el mejor SUV de Mercedes es bastante costoso para lo que uno obtiene.

Mercedes-Benz GLS 2020 450 4Matic 580 4Matic
Precio Base/Precio del Vehículo a Prueba $76,195/$98,420 dólares $98,795/$124,255 dólares
Potencia (SAE net) 362 @ 5,500 rpm (gas), 21 (eléctrico), 362 hp (combinado) 483 hp @ 5,500 rpm plus 21 hp eléctrico; 483 hp combinado
Torque (SAE net) 369 @ 1,600 rpm (gas), 184 (eléctrico); 369 lb-ft (combinado) 516 lb-ft @ 1,600 rpm plus 184 lb-ft motor eléctrico; 516 combinado
Aceleración, 0-60 mph 5.8 seg 5.4 seg
Cuarto de Milla 14.3 seg @ 97.0 mph 14.0 seg @ 101.7 mph
Frenado, 60-0 mph 113 pies 122 pies
Aceleración Lateral 0.87 g (promedio) 0.83 g (promedio)
Pista en forma de Ocho 26.4 seg @ 0.70 g (promedio) 26.8 seg @ 0.70 g (promedio)
Ahorro de combustible, según la EPA 19/23/21 mpg ciudad/carretera/terreno combinado Todavía no lo prueba