Novedades

Desde el centro de diseño hasta el túnel de viento, así son las oficinas de FCA

Conociendo los procesos de desarrollo de un nuevo vehículo

Conociendo los procesos de desarrollo de un nuevo vehículo

Al ser uno de los edificios más grandes de Estados Unidos, las oficinas centrales de Fiat Chrysler Automobiles (FCA) en Auburn Hills, Michigan cuentan con mucho más que escritorios y computadoras. Los equipos de diseño e ingeniería trabajan desde el mismo lugar, gracias a que dentro de las instalaciones se encuentran el centro de diseño, un túnel de viento y un área de manufactura para prototipos—lo que hace posible que estos equipos sean más ágiles durante las etapas de planeación de nuevos productos. Recientemente tuvimos oportunidad de visitar estas instalaciones y de charlar con los ingenieros y diseñadores que trabajaron en la nueva Jeep Gladiator y Jeep Wrangler, esta última nuestra SUV del Año 2019.

La visita comenzó en el centro de diseño, donde los diseñadores Chris Benjamin, Vince Galante y Emilio Feliciano nos platicaron sobre el desarrollo y los estudios que hicieron sobre la Chrysler Portal Concept que se presentó en el Consumer Electronics Show (CES) de Las Vegas hace un par de años. Al ser uno de los conceptos que más llamó la atención en CES, la Portal Concept requirió de muchos estudios y planeación para su presentación. El concepto está basado en la Chrysler Pacifica, pero la tecnología, manejo autónomo y la convivencia en el interior requirieron de muchos estudios e investigación para llegar al producto final.

Feliciano, quien está involucrado en el tema de experiencia del usuario, pasó horas—desde el proceso de desarrollo hasta su ejecución. Él es el encargado de cómo conviven los ocupantes dentro de un auto autónomo, algo muy distinto en comparación con los autos de hoy en día. La Chrysler Portal cuenta con un volante y pedales, pero éstos se pueden guardar una vez que el vehículo está circulando en una carretera con el sistema de navegación activado. El interior es más versátil—los asientos traseros se pueden deslizar hacia atrás y hacia adelante, dejando mucho espacio según las necesidades de los usuarios—algo importantísimo cuando hablamos de vehículos compartidos.

Pero para llegar ahí, Feliciano tuvo que trabajar de la mano con Galante, quien se encargó del diseño del interior. Para poder incorporar las ideas que Feliciano tenía después de haber visto los estudios relacionados con el tema, Galante tuvo que laborar en equipo, creando una maqueta de tamaño real del interior—primero utilizando sillas de la oficina para recrear el interior, y después con el modelo final, que se produjo a unos pasos del centro de diseño donde trabajan.

Su trabajo no fue nada fácil, y requirió de mucho trabajo con otros centros de diseño de FCA alrededor del mundo, como China, donde están tomando un fuerte papel en cuanto a tecnología se refiere, según me dijo Galante al platicar con él.

 

Por su parte, Benjamin ha subido varios escalones desde que llegó a FCA en 2013. Aunque participó en el desarrollo de la Portal, él fue nombrado director de diseño interior avanzado de Jeep, y es el responsable de los interiores de la Jeep Wrangler y Jeep Gladiator (hasta ahora). Benjamin sigue siendo el responsable de diseño interior de Jeep y Chrysler para FCA Norteamérica, lo que significa que cada auto que se desarrolla específicamente para Estados Unidos (que también llega a Canadá y México) pasa por sus manos.

Pero para que el equipo de diseño logre sus objetivos, deben de trabajar de la mano con el equipo de ingeniería, quienes pasan horas trabajando en el túnel de viento durante el desarrollo. FCA es uno de los pocos fabricantes que cuenta con un túnel de viento dentro de sus oficinas, y el estar ubicado a unos pasos del centro de diseño y de la zona de manufactura les permite poder hacer los cambios necesarios rápidamente.

Pete Milosavleski, ingeniero en jefe de la Jeep Gladiator tuvo que ir de un lado al otro para tratar de hacer a la Gladiator lo más aerodinámica posible sin perjudicar el diseño general del vehículo. Aunque la Gladiator no se identifica por ser un vehículo aerodinámico, sí tuvo que pasar mucho tiempo en el túnel de viento para poder lidiar con la aerodinámica.

 

Durante las pruebas, el equipo de Milosavleski prendió la turbina del túnel hasta las 120 mph, lo que les ayudó para ver cómo reaccionaría el vehículo ante dichas velocidades. Los cambios hechos a la parrilla, los faldones, el pilar A y las líneas de carácter ayudaron a redireccionar el aire de mejor forma, lo que hizo a la Gladiator más aerodinámica en comparación con el diseño original. Para Milosavleski y su equipo, el trabajo con la Gladiator fue más fácil, ya que todo—desde el pilar C en adelante—no cambió en comparación con la Wrangler. Pero la caja de la Gladiator y su largísima distancia entre ejes presentaba problemas en ese aspecto. El equipo tuvo que agregar un pequeño spoiler sobre el portón trasero para redireccionar el aire de una mejor manera.

Durante nuestra presentación, Milosavleski nos mostró con humo blanco cómo se dirige el aire a unas 20 mph. En lo personal, lo que más me impresionó fue cómo se estanca el aire cuando el portón trasero está abierto y perjudica la aerodinámica de la camioneta. Cuando el portón trasero está cerrado, el aire fluye mejor gracias a las mejoras que hizo el equipo de ingeniería.

Este proceso se realiza unos dos años antes de que el modelo esté por llegar al mercado e inicia con una maqueta de plastilina que es mucho más chica que el modelo real (alrededor de una escala 1:36). Con esta maqueta, los ingenieros trabajan en otro túnel para realizar cambios con el equipo de diseño y luego poder llegar a una maqueta del mismo tamaño que el modelo real. Los últimos detalles se prueban en un prototipo, y de ahí se hacen pocos cambios debido al costo que esto representaría.

A partir de ahí comienzan las pruebas en diferentes partes del mundo, otra etapa que toma mucho tiempo. Y una vez que esto está completado, el vehículo finalmente es presentado al público y medios de comunicación. Y a partir de ahí, todos conocemos la historia.