Car of the Year Premios

¿Cómo pudo mejorar el Porsche 911 2020 en comparación de su predecesor?

El eterno, mejorado

El eterno, mejorado

Pros:

  1. Tren motriz flexible y sensible
  2. Chasis preciso y comunicativo
  3. Diseño soberbiamente ejecutado

Contras:

  1. Palanca de cambios tipo videojuego
  2. Plástico negro brillante en la consola
  3. Precio alto, con opciones costosas

La familiaridad genera desdén: es fácil desestimar el Porsche 911 2020 como… otro 911 más. Pero vea más de cerca. Este vehículo es uno de los 911 más hermosos que se hayan fabricado en la historia.

El diseño exterior (su revestimiento, detalles y proporciones) es simplemente sublime. “No podía haberlo hecho yo mejor”, dijo nuestro juez de diseño invitado, Ian Callum, un hombre familiarizado con el diseño de autos deportivos hermosos. El interior puede verse un poco adusto a menos que le meta algo de dinero, pero el enfoque está en el conductor. Y la experiencia de conducción es más firme, tensa y comunicativa que nunca.

La filosofía detrás del diseño y desarrollo de este Porsche 911 de octava generación era simple, como dijo el jefe de investigación y desarrollo Michael Steiner: “Ignoramos las tendencias de corto plazo y nos concentramos en las cosas que podíamos mejorar”. El 911 de la serie 992 es más largo, amplio y potente que el auto al que sustituye. También presenta un motor y suspensión renovados, además de una nueva transmisión, nuevo interior y nuevas tecnologías de asistencia para el conductor.

Son muchas mejoras.

Todo comienza con la carrocería. La estructura es 30 por ciento de acero solamente, en comparación con el 63 por ciento de su predecesor, aunque la rigidez mejoró un 5 por ciento. Los guardabarros delanteros son 1.8 pulgadas más amplios para alojar una anchura de eje delantera más ancha y hacer espacio para el próximo sistema de enfriamiento de baterías del 911 híbrido. Los guardabarros traseros amplios, que antes se reservaban para el Carrera 4S, se incluyen como equipamiento de serie en todos los Carrera; además la longitud total aumentó 0.8 pulgadas, todo en la parte frontal del auto para cumplir con las regulaciones de protección al peatón. La distancia entre ejes de 96.5 pulgadas no cambió, pero las actualizaciones del chasis incluyen la adopción de ruedas delanteras de 20 pulgadas y traseras de 21 pulgadas. El EPS se recalibró para ser más sensible y las relaciones de los muelles se hicieron más rígidas.

El motor 3.0 litros turbo comparte el cárter, las cabezas de los cilindros, el sistema de aceite y el tren de válvulas con el sistema motopropulsor anterior del 911. La relación de compresión aumentó, se instalaron inyectores más precisos y el sistema de control de válvulas variable ahora abre una válvula de admisión más que la otra bajo una carga parcial para reducir las emisiones y mejorar la fluidez. Los turbocargadores más grandes tienen compuertas de gases controladas electrónicamente y alojamientos exclusivos para las unidades izquierda y derecha, lo que asegura admisiones de igual longitud.

Todo converge magníficamente en el camino. Hay más precisión en el chasis que nunca, una conexión más directa entre la carretera y el conductor. La dirección es delicada y precisa, la transmisión fluida y alerta, y hay una adorable sensación matizada en el pedal del freno.

“Me siento parte del auto, no aparte de él” dijo el editor de pruebas de manejo, Chris Walton. “Como si fuera por intuición, sé exactamente cuánto freno aplicar, cuánta dirección accionar, cuándo es el momento adecuado para aplicar el acelerador y a qué ritmo. Tengo problemas para compararlo con otro auto de esta forma y no estoy seguro de que haya uno tan bueno como el 911”.

¿Perfección? Muy cerca de ella. Pero a algunos el andar les parecerá muy firme, incluso con los amortiguadores en el ajuste más suave, y siempre hay mucho ruido del pavimento. El plástico negro brillante en la consola central refleja el sol en sus ojos. La pequeña palanca rechoncha de selección de marchas divide las opiniones: “Es para jugadores de videojuegos, no para conductores serios”, dijo Mark Rechtin, editor ejecutivo.

Ah, y es costoso, con pocos beneficios de serie por su precio. “Entiendo que el control de crucero con radar sea una opción”, dijo Frank Markus, director técnico, “pero me parece detestable que Porsche quiera que pague una cantidad adicional por la entrada sin llave”.

Durante décadas, el Porsche 911 ha sido el rey incomparable de los superautos cotidianos asequibles. Pero con el lanzamiento del exitoso (y mucho menos costoso) Corvette C8 con motor central, la corona está en peligro.

Porsche 911 Carrera S 2020
Precio Base/Precio del Vehículo a Prueba $114,650/$122,640 dólares
Potencia (SAE net) 443 hp @ 6,500 rpm
Torque (SAE net) 390 lb-ft @ 2,300 rpm
Aceleración, 0-60 mph 2.9 seg
Cuarto de Milla 11.2 seg @ 124.3 mph
Frenado, 60-0 mph 96 pies
Aceleración Lateral 1.09 g (promedio)
Pista en forma de Ocho 22.7 seg @ 0.94 g (promedio)
Ahorro de combustible, según la EPA 18/24/20 mpg ciudad/carretera/terreno combinado