Premios Truck of the Year

Cómo ha mejorado la Chevrolet Silverado 1500, y dónde necesita mejorar

Se ubicó como finalista a nuestra Camioneta del Año 2020

Se ubicó como finalista a nuestra Camioneta del Año 2020

Pros:

  1. Trenes motrices fenomenales
  2. Dirección sensible
  3. Buena potencia de tracción

Cons:

  1. Interior austero
  2. Los asientos no son cómodos
  3. Cámara de reversa horrible

El tren motriz es el corazón latiente de una camioneta grande. Una caja funcional, el equipamiento interior y la facilidad de emparejar un teléfono, todo eso genera un impacto en cuanto a qué tan habitable es una pickup. Pero si los criterios clave se refieren a la forma en que la camioneta acelera, suena, realiza los cambios y remolca, no podrá equivocarse con la Chevrolet Silverado 1500 2020 con motor de gasolina o diésel y transmisión automática de 10 velocidades, calibrada de manera inteligente para aprovechar el torque.

Es difícil creer que el motor de 2.7 litros sea de cuatro cilindros; la mayoría de los jueces dijeron que lo preferirían a cualquier otro motor de gasolina en la gama Silverado. Este atractivo motor, que genera 310 hp y 348 libras-pie, tal vez no suene emocionante. Sin embargo, es un motor con mucho torque a bajas revoluciones, que es en donde está la mayor parte del tiempo, como comentó el editor de pruebas de manejo Chris Walton. Y se desplaza rápidamente, impulsando la camioneta de 5,022 libras hasta 60 mph en 7.1 segundos y cubriendo el cuarto de milla en 15.3 segundos. Viaja sin problemas a velocidades de autopista y produce poco balanceo de la carrocería en caminos sinuosos. Los cambios son fluidos y eficientes.

Si le engancha un remolque de 4,000 libras, la RST 2.7 es la más rápida en el arranque de todo nuestro grupo de competidores, alcanzando 30 mph en 3.5 segundos, mientras que su tiempo de 0 a 60 mph de 14.1 segundos la coloca en segundo lugar frente a las Ford Ranger. Walton quedó impresionado en Davis Dam; la 2.7 remolcó con sofisticados cambios ascendentes y mantuvo la velocidad de crucero con facilidad al descender por la pendiente. El ahorro en peso con el motor cuatro cilindros provee una impresionante cantidad de capacidad de carga adicional, lo que le permite cargar casi una tonelada.

O si opta por el Duramax de 3.0 litros, una dulzura de diésel con un sonido y una sensación excelentes, un genial ahorro de combustible, buena potencia en el arranque, gran capacidad de carga y remolque. “Probablemente sea la mejor de las pickups diésel de trabajo ligero”, dijo el juez invitado Mark Williams.

La RST Duramax es ágil; sortea los caminos sinuosos como un sedán de gran tamaño. Las mejoras en la suspensión de la Chevy hacen que se sienta como una camioneta nueva. “No recuerdo haber conducido una pickup que anduviera tan bien”, dijo Walton. El editor general de MotorTrend en Español  Miguel Cortina comentó lo fácil que derrapa por diversión. El editor de crónicas Scott Evans dijo que podría remolcar con ella todos los días: “se conduce magníficamente, incluso sin todas las cámaras opcionales y las aplicaciones de remolque”. Los frenos requieren de un pie pesado, pero funcionan bien. El director técnico Frank Markus dijo que la sensación del pedal es bastante lineal en su relación con la fuerza de frenado.

Tuvimos un problema en el que la palanca de cambios se atoraba en la posición de estacionamiento (park) en el Duramax. Parece ser un problema aislado; nuestra GMC Sierra con el mismo tren motriz no tuvo problemas.

El editor de crónicas Christian Seabaugh sintió que las camionetas tuvieron dificultades en la tierra; para librar los obstáculos, la Silverado requirió el modo todoterreno, que desactiva el control de tracción y provoca el deslizamiento de las ruedas antes de que se accionen los frenos y eviten que una rueda que está en el aire gire.

Después de otorgar altas calificaciones por los trenes motrices y la caja amplia, tuvimos que restar puntos a la Silverado por la calidad de su interior, que palidece en comparación con la competencia. El diseño no es tan fresco y los materiales, como el plástico duro y los incómodos asientos de tela, no son tan lujosos. La imitación de madera en las puertas podría haber embellecido el tablero simple. Nuestro vehículo de prueba RST 2.7 con el asiento delantero tipo banca disponía de un puerto USB regular y una radio AM/FM. Inaceptable. Y no hablemos de la horrible cámara de reversa con su granulosa pantalla.

A Markus le gustó la información presentada en la pantalla central. Una pantalla de tracción en las cuatro ruedas proporcionaba estadísticas sobre cabeceo y balanceo, información de viaje, rango de combustible, vida del aceite, presiones de los neumáticos, vida del filtro de aire e incluso la vida de las pastillas de freno, así como las horas del motor, un temporizador y gráficos de barras instantáneos de ahorro de combustible.

En general, la Silverado 1500 ha mejorado, pero todavía sigue siendo ordinaria, con excelentes trenes motrices. “Mientras que Ford y Ram se enfocan en cómo fabricar una mejor camioneta”, dijo Seabaugh, “Chevy parece enfocarse en fabricar una mejor Silverado”.