Primer Manejo Pruebas

Chevrolet Silverado 2500HD/3500HD 2020: Primer Manejo

La camioneta más grande de Chevy mejora su capacidad de remolque, pero ¿será eso suficiente?

La camioneta más grande de Chevy mejora su capacidad de remolque, pero ¿será eso suficiente?

Depende a quien le pregunte, las camionetas que están obteniendo la mayor atención son las camionetas de tamaño mediano (con dos nuevas participantes— laFord Ranger y la Jeep Gladiator), o los populares modelos de media tonelada que cuentan con motores diésel de trabajo ligero. Cabe mencionar que acabamos de conducir la Silverado 1500 2020 con motor Duramax de 3.0 litros y es bastante buena.

Aunque todo esto es cierto, el verdadero impulso y la gravedad en el mundo de las pickups se están desarrollando en el segmento de las camionetas de trabajo pesado; aquí a las camionetas se les conoce como pickups de tres cuartos de tonelada y de una tonelada.  (No, esos descriptores de tonelaje ya no son tan importantes, pero estas son las camionetas más grandes, fuertes y normales que uno puede comprar). Hay tanto impulso en el segmento que, a finales de este año, todo el segmento contará con propuestas competitivas totalmente nuevas, rediseñadas o actualizadas de cada una de las cuatro marcas clave: Chevrolet, GMC, Ram y Ford.

Hace poco tuvimos la primera oportunidad de ponernos detrás del volante de varios modelos distintos de la Chevrolet Silverado 2500HD y 3500HD 2020; condujimos por las montañas y los valles de la parte central de Oregon. Y estas son nuestras primeras impresiones en cuanto al manejo y el remolque de la nueva pickup.

La nueva apariencia de la gama de la Silverado HD será, sin duda, difícil de absorber para algunos, en gran parte debido a lo elevado de los estándares que han fijado los competidores (principalmente Ram). Estas nuevas camionetas Chevy HD son más grandes, altas, anchas y largas en casi todas las formas medibles; además tienen algunas de las características más tecnológicamente avanzadas que se hayan visto en una pickup.

En cuanto a lo visual, el exterior no tiene nada en común con el modelo de media tonelada, a no ser por la enorme insignia de Chevrolet a lo largo de la parrilla. (Los modelos High Country HD, que son los mejores de la gama, disponen de una parrilla cromada y el tradicional moño.) La altura del capó en los modelos 4×4 o 4×2 casi evita que alguien de menos de seis pies de altura vea el motor o cierre el capó una vez abierto. Los ingenieros y la gente de mercadotecnia de Chevy nos dijeron que los clientes de la HD querían que el nuevo modelo 2500/3500 fuera más grande e intimidante que el 1500. Como resultado, estimamos que alrededor del 90 por ciento de los compradores de la Chevy HD necesitarán un taburete para poder alcanzar el compartimiento del motor.

De nuestra experiencia, no cabe duda de que hay una diferencia entre los compradores de pickups de media tonelada y de trabajo pesado; además vimos varias presentaciones de Chevy que dejaron en claro este punto. De acuerdo con Chevy, la mayoría de los compradores del modelo 1500 usan su pickup para muchos tipos de actividades diarias y para todos los fines de semana. Por otro lado, los compradores del modelo HD tienen una tarea muy específica (exclusivamente para trabajo o juego duro, pero por lo general no ambas cosas) para la que buscan usar su pickup (trabajo con equipo comercial, remolque de caravana de quinta rueda o para llevar a los caballos a la siguiente exhibición).

Y el denominador común en todo el rango es remolcar cargas tanto grandes como pequeñas. Puesto que la mayoría de los clientes de la HD comúnmente realizan algún tipo de maniobra de remolque, Chevy nos dio bastante tiempo para usar estas camionetas con un remolque pesado; como consecuencia, gran parte de nuestro análisis tratará acerca del comportamiento de estos vehículos con remolques pesados.

Como resultado, algunas de las mejoras más importantes en estas nuevas pickups Chevy HD (y probablemente en las GMC que saldrán pronto) no se pueden ver o sentir fácilmente, sino que más bien se encuentran debajo de la pickup. Cada aspecto de este nuevo bastidor es más rígido y sólido, lo que proporciona, según nos dijeron, una mejor base para las piezas más resistentes de la suspensión que ofrecen un rango más amplio de capacidad para un andar fluido a la hora de conducir tanto sin carga como a su capacidad máxima. Eso no es algo que pareciera preocuparles a los ingenieros anteriores; la mayoría de las personas entienden que, al optar por una pickup HD, hay que sacarificar mucho en cuanto a comodidad y calidad en el andar.  Los compradores actuales, según nos dicen, buscan hacer menos concesiones.

La primera de estas nuevas camionetas que condujimos era un modelo Custom 2500 de nivel medio, doble cabina 4×4, con el nuevo motor 6.6 litros de gasolina V-8 con inyección directa que desarrolla 401 caballos de fuerza y 464 libras-pie de torque. Este motor sustituye al 6.0 litros V-8 de 6.0 litros que GM mantuvo en producción durante casi dos décadas. El nuevo motor representa una enorme mejora en comparación con su predecesor.

Aunque es probable que la mayoría de estos modelos HD se pidan con el motor turbodiesel Duramax, que es más grande y potente (clasificado con 445 caballos de fuerza y 910 libras-pie de torque), todos los competidores en este segmento tienen que ofrecer un V-8 sólido de gasolina y enfocado en el torque, para los compradores de flotillas y comerciales de la vieja escuela, así como para un pequeño número de compradores de uso personal, a quienes les gusta la forma en que un enorme motor V-8 de gasolina suena y responde.

Después de conducir el V-8 de gasolina con la transmisión de seis velocidades en los caminos sinuosos de dos carriles por el campo abierto y por las pendientes graduales de la cordillera de las Cascadas al noroeste, concluimos que la capacidad de respuesta del acelerador y su disposición de subir rápidamente por una colina son impresionantes. Todos los motores V-8 de gasolina disponen de engranajes del eje 3.73:1, puesto que la transmisión demuestra ser lo bastante inteligente como para saber cuándo y cómo realizar un cambo descendente con rapidez cuando se necesite. La transmisión 6L90 es básicamente un remanente de la gama HD anterior, pero nos imaginamos que se ha realizado una cantidad considerable de trabajo de integración del software para evitar los cambios de engranaje más duros (en especial durante los cambios 1/2 y 2/3) que hemos experimentado con ella en el pasado.

Dicho esto, nos divertimos bastante durante varias situaciones de rebasar e incorporarnos a la autopista, en donde pisamos el acelerador a fondo y sentimos que la pickup de 8,000 toneladas se desplazaba como si fuera una camioneta deportiva. También cabe señalar que el peso más ligero del nuevo motor (en comparación con el motor Duramax) proporciona al extremo delantero una sensación de mayor agilidad al conducir y atravesar las curvas; no es algo que estemos acostumbrados a sentir en una pickup de este tamaño.

Todas las nuevas Chevy HD siguen usando la conocida suspensión delantera independiente (la única de todos los competidores dentro del segmento), pero con un juego mejorado y recalibrado de brazos A y muelles de la barra de torsión. Los paquetes de resortes traseros también se rediseñaron y calibraron para proveer la máxima capacidad de carga para cada modelo. Tuvimos la oportunidad de remolcar con un enganche en el parachoques con la HD de gasolina, tirando de un remolque de base plana Big Tex con una excavadora compacta Hitachi Zaxis 30U anclada, con un peso de alrededor de 12,000 libras. Nuestra camioneta de prueba tenía los espejos para remolque de accionamiento manual más grandes, de varios niveles (los paquetes de niveles de equipamiento más altos ofrecen espejos para remolque extensibles y plegables totalmente eléctricos) y un nuevo controlador de los frenos integrado (ubicado recientemente en la parte inferior izquierda de la consola central), que nos permite mantener el seguimiento y control de la carga detrás de nosotros. De hecho, estuvimos en el camino remolcando por mucho tiempo antes de descubrir el verdadero peso del remolque, y nos sorprendió que la carga no fuera varios miles de libras más ligera.

De nuestros cálculos nada científicos, había casi 1,000 libras de peso de la lengüeta en el enganche trasero, pero no sentimos ni el más ligero meneo o empuje del remolque cuando teníamos que frenar bruscamente o al tomar curvas a velocidades altas. También cabe señalar que los ingenieros de GM hicieron un impresionante trabajo al reforzar la sensación de la dirección de esta enorme camioneta, ya que lograron que fuera rápida para responder y consistente en cuanto al grado de sensación en el camino al tomar curvas o conducir por un camino con una cima desagradable. Hemos experimentado ambas situaciones problemáticas con la pickup anterior y descubrimos que era complicado lograr que la pickup tomara una curva de manera fluida o se mantuviera en línea recta cuando el camino no estaba nivelado. Algo sobre esas condiciones parecía provocar que saliera a relucir la configuración de la dirección anterior y nos obligaba a realizar pequeños ajustes continuos, que con el tiempo eran mentalmente agotadores. Con esta configuración de la dirección mejorada, no sentimos nada de eso.

Tuvimos también la oportunidad de conducir una High Country 2500HD 4×4 Duramax totalmente equipada por caminos de dos carriles y autopistas alrededor de la zona de esquí de Mt Bachelor. En estas circunstancias teníamos un remolque de 24 pies con caja y enganche en el parachoques, perfectamente balanceado y equipado para que tuviéramos 14,000 libras detrás de nosotros al conducir por el mismo trayecto que con el motor V-8 de gasolina. Y sin mayores sorpresas, como tal vez usted se haya imaginado, el turbodiésel con una carga más pesada y a una altitud elevada tuvo un desempeño excepcional, tirando con más fuerza y dureza que su contraparte de gasolina.

Nuestro equipo para remolcar ofrecía también algunas de las características de remolque más recientes que ofrece Chevy, que incluyen hasta 15 distintas vistas de cámara de su remolque. Incluso puede cablear una cámara dentro de su remolque. En especial apreciamos que muchos de los distintos ángulos de cámara puedan seleccionarse de manera individual mientras uno conduce, para poder revisar qué ocurre en la caja, detrás del remolque o incluso dentro del mismo, por hasta ocho segundos. Chevy equipó también nuestro remolque con una cámara trasera exterior que proporcionaba un ángulo de cámara de vista transparente (lo cual nos permitía ver justo a través del remolque lo que había detrás de la camioneta.

Una de nuestras características favoritas en la Silverado HD equipada con el motor Duramax es la nueva transmisión Allison 10L 1000 de 10 velocidades, que realiza los cambios con rapidez y es bastante flexible. Todas las relaciones de engranajes del eje para todas las Silverado HD equipadas con el motor Duramax logran una eficiencia de 3.42:1, ya que los engranajes en esta nueva transmisión de 10 velocidades (la única en el segmento a la fecha) varían de 4.54:1 en primera a 0.63:1 en décima marcha (con un engranaje de reversa de 4.54:1 también).

Tuvimos la oportunidad de conducir un par de pickups 3500 de una tonelada con ruedas traseras dobles, equipadas con el motor Duramax (ambas con más de 30,000 libras de peso del remolque detrás de ellas), y descubrimos que la nueva transmisión, con la relación más cerrada de engranajes, es una experiencia sorprendentemente fluida y controlada, incluso al pisar bruscamente los frenos o el acelerador a fondo. (Desde luego que no recomendamos que hagan esto, a menos que estén en un circuito cerrado como nosotros.)

Hay muy pocos cambios en el Duramax 6.6 litros V-8; sin embargo, con la adición de esta nueva y sofisticada transmisión Allison de 10 velocidades, la sensación y capacidad de respuesta del motor nos hace sentir como si la camioneta tuviera una personalidad completamente nueva. En el modelo 2500 que condujimos de vuelta a nuestro hotel desde Mt. Bachelor, es evidente que la banda de potencia se amplió y profundizó, pero con la adición de cuatro marchas más y una banda de potencia más amplia, los resultados son sorprendentes. Durante la conducción cotidiana (sin carga) por las estrechas calles de la ciudad o al incorporarse a las autopistas, descubrimos que la respuesta de aceleración nunca tuvo retraso y la potencia siempre estaba disponible cuando la necesitábamos.

La transmisión de 10 velocidades hizo que conducir una pickup de trabajo pesado sin carga fuera más cómodo en el tráfico, además de que es más relajante remolcar cargas pesadas pues nos da suficiente potencia para subir por las pendientes más pronunciadas y disponemos de un sólido control de freno de escape en los descensos más empinados.

El modo Tow/Haul (remolcar/transportar) se activa mediante la nueva perilla giratoria y parece cambiar el mapeo de los cambios de manera considerable, además de que acciona el turbocargador de geometría variable con mayor agresividad cuando está acoplado el freno de escape. Nuestra única queja con esta nueva configuración es que (como señalamos con la transmisión del V-8 de gasolina) llegábamos a una situación en la que queríamos saber en qué marcha estaba nuestro equipo de remolque antes de accionar la palanca de cambios de columna para realizar el cambio descendente a un modo manual (lo que es necesario para obtener una lectura de marcha). De igual forma, nos quedamos con las ganas de más configuraciones con el freno de escape (como las que ofrecen Ford y Ram) para ayudar a mantener un mejor control de nuestras cargas colina abajo o al realizar una parada rápida.

No hemos dicho mucho sobre el interior, que para algunos compradores podría ser lo más importante y reflectante de la calidad en general para una pickup (esto tiene sentido, ya que es en donde la gente pasa la mayor parte de su tiempo). En esa cuestión y como Chevy no ha hecho nada descomunal o único, aquí es en donde la Silverado HD 2020 probablemente reciba más críticas.

Con un parecido casi idéntico al interior de la Chevrolet Silverado 1500 2019 (que tuvo al parecer una recepción poco entusiasta de muchos canales de venta, incluido este), las HD son sin duda más grandes en todos los aspectos en relación con los vehículos a los que sustituyen; todas las cabinas ofrecen más espacio para las piernas, para la cabeza y los hombros, mientras que cualquiera que haya visto el interior de una Chevy 2019 de media tonelada reconocerá de inmediato el panel de medidores y la consola central en forma de pirámide.

Nuestra pickup de prueba Custom 4×4 tenía un asiento delantero tipo banca, el cual era un poco plano y demasiado firme para nosotros, además de que solo ofrecía ajustes hacia delante y atrás en cuanto al espacio para las piernas, sin capacidad de ajustar los pedales de pie o el cinturón de hombros. Sin embargo, nuestra High Country contaba con asientos calentados y enfriados ajustables de seis vías, además de proporcionarnos una sensación más acolchada y reforzada de los lados, sin mencionar una característica de soporte lumbar bien colocada y considerablemente inflable.

Los espacios de almacenamiento en la puerta y a los lados de la consola central son convenientes y se diseñaron cuidadosamente, al igual que los portavasos. En la parte trasera de la cabina, no hay mucha creatividad en cuanto al almacenamiento. Nos gusta el piso trasero más plano, pero quisiéramos ver algún tipo de solución de problemas adicional para quienes necesitan más de un pequeño recorte bajo el asiento trasero (que aloja el gato de botella de tamaño estándar). Parece como si esa área no pudiera contener más que unas cuantas varas de medir o cuñas para ruedas. Nuestra conclusión aquí es que la disposición interior y las características de almacenamiento nos dejan con ganas de más. Y aunque probablemente eso no sea lo más importante para los compradores que se fijan en estas pickups, son detalles que podrían usarse como separadores competitivos clave respecto de las otras pickups de la competencia, que parecen estar tomando esas características muy en serio.

¿Acaso estos cambios en el tren motriz y en tecnología ofrecen grandes mejoras? Así es. ¿Llevarán estas mejoras en el interior a Chevy al primer lugar del segmento? No. ¿Es esta la mejor Silverado HD a la fecha, que probablemente haga más felices que nunca a todos y cada uno de los clientes de la Chevy HD? Así es. ¿Superará esta nueva gama de la Silverado HD a la competencia? Tendremos que esperar y ver.

Ya se publicaron los precios para las Chevrolet Silverado 2500 y 3500 2020, que en algunos casos ofrecen una sólida propuesta de valor. Nuestra Custom 4×4 2550 doble cabina con el V-8 de gasolina tenía un MSRP de $47,770 dólares (todos los precios incluyen los cargos por destino). Y aunque nuestra High Country 4×4 2500 de doble cabina con el Duramax (y la transmisión de 10 velocidades de serie) tenía un precio de lista de más de $70,000 dólares, nuestra 3500 de cabina regular 4×2 con ruedas traseras dobles, el motor Duramax y la transmisión de 10 velocidades, tenía un precio de poco menos de $50,000 dólares. Así es, pueden ser unas pickups costosas (en especial si opta por los niveles de equipamiento superiores o los paquetes de tecnología más avanzados), pero tome en cuenta que recibirá una muy buena camioneta por su dinero.