Novedades

Chevrolet Corvette 2020 produce 495 caballos con motor central

Valió la pena la espera

Valió la pena la espera

Frente a más de 1,300 personas, Chevrolet presentó la octava generación del Corvette 2020—el primer Corvette de producción con motor central en la historia. Con un tema aeronáutico y en medio de los festejos del 50 aniversario de la llegada del hombre a la luna, Chevrolet reveló el modelo más esperado de la década con un diseño agresivo y un interior con materiales lujosos y tecnología de vanguardia.

 

Pero lo más importante es el corazón del nuevo Corvette. Bajo el capó encontramos un motor 6.2 litros V-8 de aspiración natural que produce 495 caballos de fuerza y 470 libras-pie de torque. El motor LT2 de bloque pequeño es de la misma cilindrada que el motor pasado, pero prácticamente no comparte ninguna otra cosa. La única transmisión disponible es una automática de doble embrague de ocho velocidades y no habrá transmisión manual para este modelo, aunque sí hay paletas de cambio al volante.

El diseño del nuevo Corvette es muy agresivo. Las líneas del capó y las puertas se ven muy agresivas las imágenes, aunque en persona son más sutiles. El cambiar el motor a la parte trasera hizo que la forma del Corvette cambiara, pero sigue siendo reconocido como un Corvette. La cabina se ha movido más de 16 pulgadas hacia adelante, en parte debido al espacio que ahora existe frente a la cabina, y la parte trasera luce más larga. El nuevo Corvette fue inspirado en los aviones de combate y eso se puede ver tanto por dentro como por fuera. La aerodinámica juega un papel muy importante, y eso se puede notar en cómo las líneas de carácter hacen que el diseño sea más agresivo. Las tomas de aire en las puertas, el frente y spoiler trasero ayudan en ese aspecto, y el bajo centro de gravedad hace que tenga mejor control en las curvas, según Chevrolet.

Por adentro, la cabina recibe un aspecto muy lujoso. El volante es en forma semi-cuadrada y de dos radios, dándole un toque diferente en comparación al Corvette pasado. El panel de instrumentos está compuesto por una pantalla de 12 pulgadas completamente digital, y cuenta con gráficas modernas que pueden cambiar cuando se selecciona un modo de manejo diferente. Además de los modos de manejo Sport, Weather, Track y Tour, el Corvette C8 está recibiendo los modos de conducción MyMode y Z Mode—este último es el más deportivo y puede utilizarse con solo presionar el botón Z en el volante. Los demás modos de conducción pueden activarse a través de la perilla ubicada en la consola central.

Toda la cabina ha sido orientada hacia el conductor, y los materiales son de muy buena calidad. La mayoría del interior está cubierto en gamuza y cuero, y cuenta con otros materiales de lujo como aluminio y fibra de carbono. El diseño del tablero también fue inspirado en los aviones de combate y se puede ver justo frente al conductor y arriba de la pantalla táctil con el nuevo sistema de infotenimiento MyLink de Chevrolet, que es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y es muy fácil de usar. El hecho de que las ventilas del aire estén bien escondidas en el tablero también le da un toque de lujo. Hay dos puertos USB y un cargador inalámbrico que se encuentra entre los respaldos del conductor y pasajero. El maletero trasero puede almacenar hasta dos bolsas de golf, mientras que el maletero delantero tiene el espacio suficiente para una maleta de carry-on.

El Chevrolet Corvette C8 estará llegando al mercado a finales del año por un precio alrededor de los $60,000 dólares y también habrá una versión convertible que llegará más adelante.