Primer Manejo Pruebas

Chevrolet Colorado ZR2 Bison 2019: Primer Manejo

Espíritu animal

Espíritu animal

¿Alguna vez ha visto correr a un bisonte? No galopa con la gracia de un caballo, más bien salta como una cabra. Es apropiado entonces que American Expedition Vehicles (AEV), socio de desarrollo de la Chevrolet Colorado ZR2 Bison 2019, tenga uno como su mascota, ya que estos saltan sobre las rocas como un macho cabrío.

Imagino que la mayoría de los lectores no saben cómo corren los bisontes. Yo en lo personal sí lo sé, solo porque una vez este animal arremetió contra mi auto. No sé si fue algo personal o si a los bisontes simplemente no les gustan los Volkswagen, pero se dio por vencido después de una corta persecución. La Colorado ZR2 Bison, a diferencia de su homónimo, no se rinde tan fácilmente.

Si a usted le gustan las camionetas, probablemente conozca la Colorado ZR2 estándar. Convierte a la Colorado 4×4, que de por sí es sólida, en una camioneta todoterreno con una increíble capacidad, diferenciales de bloqueo delantero y trasero, poderosos neumáticos, protección debajo de la carrocería, los extremos del parachoque recortados (para más espacio) y amortiguadores Multimatic DSSV.Gracias a su destreza en todos los terrenos, es tan apta para andar rápido en el desierto como para avanzar lentamente en el lodo. Aún así, no todos los terrenos y senderos son iguales, además de que ciertos tipos de conducción en todoterreno requieren de equipos especiales. Le presentamos a AEV.

Conocida por vender accesorios automotrices para camionetas y SUVs con calidad de fábrica para fanáticos de todoterreno (sin mencionar que también ofrece vehículos completos), AEV se especializa en el overlanding, un subconjunto del todoterreno para quienes prefieren recorrer largas distancias todoterreno y acampar en el trayecto, totalmente autosuficientes. Si usted no planea regresar a la civilización al terminar el día o el fin de semana y piensa viajar solo, necesita el equipo adecuado.

Para la ZR2 Bison, esto significa nuevos parachoques con protección tubular de acero para las esquinas de la camioneta. El parachoque delantero dispone de un montaje de gancho y la parte trasera cuenta con puntos de recuperación. Los deslizadores de roca de la ZR2 se conservan para proteger los paneles de estribo, pero la Bison cuenta con placas de deslizamiento de acero adicionales en su parte baja para proteger todas las piezas críticas. La apariencia se renovó con ruedas de aluminio de 17 pulgadas con neumáticos Goodyear Wrangler DuraTrac de 31 pulgadas, una nueva parrilla negra inspirada en la Silverado con las enormes letras “Chevrolet” e insignias de AEV Bison. Hay una toma de aire elevada disponible como equipamiento opcional y Chevy dice que ajustó los amortiguadores DSSV para avanzar lentamente por las rocas.

De la lista de actualización, podemos ver que la ZR2 Bison se enfoca en entrar y salir de lugares a los que otras camionetas no pueden ir. La pickup 4×4 estándar no es muy buena en los senderos en mal estado, los cruces de aguas profundas o para avanzar lentamente por las rocas; además, las camionetas especializadas como la Ford F-150 Raptor y la Ram 2500 Power Wagon son demasiado grandes para las verdaderas regiones apartadas de la civilización. La ZR2 Bison llega con gusto a los lugares que por lo general están reservados para los Jeep Wrangler y los vehículos todoterreno fabricados a la medida, al tiempo que le proporciona una caja que puede llenar con equipo, en donde puede instalar bastidores y levantar una tienda de campaña.

Como lo mencioné antes, no es una todoterreno que nada más sirve como exhibición. Para demostrarlo, Chevy nos llevó al desierto de Sonora al este de Phoenix y nos dejó probar su camioneta de $48,045 dólares (precio inicial para una V-6 de cabina extendida, y $49,645 dólares para la V-6 de cabina doble) sobre todas las rocas que pudimos encontrar. Y esa no era una pista para novatos. El jardín de rocas en donde Chevy nos dejó sueltos requirió de observadores en todos los elementos tan solo para limitar el daño a las piezas diseñadas para este fin.

Y vaya que les hicimos daño. Los deslizadores de rocas debajo de las puertas fueron los más abatidos, seguidos por la protección de la parte baja. La mayor parte de estos daños no se ven, e incluso las abolladuras que sí se ven, no se ven tan mal, lo que comprueba la resistencia de las protecciones. Sin importar qué tan resistentes sean las placas de deslizamiento, nunca podrá sentirse uno cómodo con el ruido que hacen al arrastrarlas sobre las rocas. Peor le fue a la enorme punta del escape en los modelos diésel, que fue golpeada hasta quedar en forma de vaina. Si piensa hacer esto en casa, lo más conveniente es que corte esa cosa. Los modelos de gasolina, con sus tubos de escape más cortos y de diámetro más pequeño, no tuvieron problemas.

En la mayoría de los casos, el agarre de los neumáticos Goodyear y la multiplicación de torque proporcionada en rango bajo fue suficiente como para que la Bison pudiera sortear los obstáculos, pero el diferencial trasero con bloqueo fue bastante útil. Solo en unos cuantos obstáculos y por una mala línea de conducción se requirió el uso del bloqueador delantero, pero al hacerlo, la camioneta pudo pasar y no se requirió el gancho.

Pero no crea que las ventajas recién descubiertas dejaron atrás los compromisos. Con las placas de deslizamiento fuertemente golpeadas, deshabilitamos los bloqueadores, pusimos la Bison en cuarta marcha alta y salimos del sendero y del camino de acceso de tierra igual que como lo hubiéramos hecho en una ZR2 estándar. De vuelta en la autopista, cualquier peso adicional de la protección o los cambios en la calibración fueron invisibles. El ruido de los neumáticos todoterreno fue la única indicación de la especialidad de la camioneta.

La conducción continua entre sendero y autopista pone en perspectiva la mayor decisión que tendrá que tomar a la hora de comprar una Colorado de cualquier tipo: gasolina o diésel. En general, somos partidarios del torque a bajas vueltas del motor diésel, sobre camino pavimentado y en todoterreno. Con la predilección de la Bison a desplazarse por las piedras, no hay que pensarlo dos veces. El V-6 de gasolina siempre ha sido un poco blando en el límite inferior, desarrollando toda su potencia en los rangos altos de revoluciones y eso no es lo que uno desea en todoterreno. Por otro lado, el motor diésel es mucho más lento para alcanzar velocidades de autopista y cuesta $3,730 dólares más. Sí logra un ahorro de combustible mucho mayor, algo a considerar si piensa pasar mucho tiempo lejos de una gasolinera. Chevrolet haría bien en considerar ofrecer su nuevo motor 2.7 litros de cuatro cilindros a gasolina, que combina el límite inferior del diésel con la velocidad del V-6.

La Chevrolet Colorado ZR2 Bison no es una ZR2 mejorada; es una ZR2 distinta. Hace todo lo que una ZR2 puede hacer, pero también se especializa en salir de las peores situaciones en las que uno pueda ponerla. Lo que es más, le ofrece una excelente plataforma para crear el vehículo todoterreno de sus sueños. Con un precio inicial de casi $50,000 dólares, no es un artículo especial de Craigslist, pero si planea basar la construcción de su todoterreno en una nueva camioneta en vez de una usada, tendrá que invertir bastante dinero de todas formas. ¿Por qué no empezar con lo mejor?

Chevrolet Colorado ZR2 Bison 2019
PRECIO BASE $48,045-$49,545 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, 4WD, 5-pasajeros, camioneta de 4 puertas
MOTORES 3.6L/308-hp/275-lb-ft DOHC 24-válvulas V-6; 2.8L/186-hp/369-lb-ft turbodiésel DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIONES Automática de 8 velocidades; automática de 6 velocidades
PESO EN VACÍO 4,800-5,000 libras (fabricante)
DISTANCIA ENTRE EJES 128.3 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 212.4 x 76.7 x 72.2 pulgadas
0-60 MPH 7.1-9.7 segundos
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN LA EPA 16-18/18-22/17-19 mpg ciudad/carretera/terreno combinado
CONSUMO DE ENERGÍA EN CIUDAD/CARRETERA 134-211/109-187 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 1.13-1.15 lb/milla
DE VENTA EN LOS ESTADOS UNIDOS enero 2019