Primera Prueba Pruebas

Chevrolet Camaro SS 2019: Primera Prueba

Probamos el renovado Camaro con la transmisión automática de 10 velocidades

Probamos el renovado Camaro con la transmisión automática de 10 velocidades

El Chevrolet Camaro se lanzó en 1966 con una caja automática de dos velocidades adicional a la transmisión manual. Para1969, el Camaro disponía de dos distintas opciones de tres velocidades.Cincuentaaños y cinco generaciones después, podemos obtener un Camaro SS 2019 con caja de 10 velocidades. Citandoa Jasper Beardly de Los Simpson, “Qué época para estar vivo”.

No hay nada malo en especial con la transmisión automática de ocho velocidades que se encuentraen el SS antes de surenovación (razón por la cual se sigue ofreciendo en los niveles de equipamiento con motor cuatro cilindrosturboy V-6), pero con una transmisión automática de 10 velocidades codesarrollada con Ford, GM consideró adecuado extender la caja de cambios que debutó en el ZL1 a más modelos en la gama del Camaro. La transmisión de 10 velocidades cuesta unos$1,595dólares másen el SS.

Desde luego que la renovación del Camaro 2019 implica mucho más que el aumento en el conteo de marchas de la transmisión automática. Elactualizado “pony car” agrega la advertencia de colisión delantera como opción y también tiene de forma opcionalun nuevo sistema de infotenimiento con pantalla táctil de 8.0 pulgadas. Ydesde luego tambiéntenemos la renovación delexterior, que ha sido controversial, por deciralgo. Losfaros se rediseñaron con nuevos detalles de LED que fluyen hacia la parrilla, mientras que las luces traseras regresan a la clásica disposición de lámparas cuádruplesredondas. Hayuna mayor diferenciación entre los niveles de equipamiento; la nueva apariencia del SS ha sido hasta ahora la más ridiculizada.

Tal vez yo sea de la minoría, pero después de unos cuantos días de conducir el Camaro SS 2019, terminó gustándome el nuevo extremo delantero. Laenorme parrilla oscurecida con la insignia de moño derivada del Z/28 se ve amenazadora; yo creo que las partes del color de la carrocería que encajan en la parrilla hacen que el extremo delantero se vea como el casco de un guerrero espartano. Aúnasí, tal vez no le convenga encariñarse demasiado. Sedice que Chevy está considerando poner en producción el extremo delantero de su prototipo Camaro SS SEMA, el cual agrega una barra transversal del color de la carrocería para dividir la parrilla.

Pero basta de hablar sobre su apariencia. ¿Cómose conduce? Justocomo antes, el Camaro SS es impulsado por un 6.2 litros V-8 LT1 deaspiración natural, que desarrolla 455 hp y 455 libras-pie de torque. Equipadocon la transmisión automática de 10 velocidades, es fácil conducirlo por la ciudad. Algunastransmisiones con alto conteo de engranajes se confunden a bajas velocidades, pero yo no sentí ningún cambio torpe con esta unidad y no hubo ningún problema de titubeo al buscar cambios. Latransmisión recorre las primeras cinco marchas rápidamente para alcanzaruna relación ideal a velocidad de crucero, pero basta con pisar un poco el acelerador para realizar varios cambios descendentes y hacer saber al tren motriz que deseamos divertirnos un poco.

La característica de Chevy  de mantener la marcha al soltar el aceleradorproviene del Camaro ZL1 de 10 velocidades y está diseñada para evitar cambios ascendentes o descendentes excesivos durante el manejo deportivo. En cambio, la lógica de los cambios mantendrá intuitivamente la marcha en la que se encuentre, incluso aunque deje de apretar el acelerador. Enmodo normal, la respuesta de aceleración del motor de inyección directa es de por sí rápida, pero si cambiamos el interruptor a modo Sport se agiliza aún más. Laspaletas de cambio montadas en el volante desencadenan cambios de marcha casi instantáneos, pero la calidad de las paletas en sí se siente un poco inferior para ser un auto deportivo serio.

En la prueba de aceleración, el SS automático tuvo un buen desempeño. ElCamaro llegóde 0-60 mphen 4.1 segundos, igualando el resultado de un Camaro SS 1LE 2018 con transmisión manual de seis velocidades. Tambiénfue un poco más rápido en el cuarto de milla con 12.4 segundos a 115.8 mph, en comparación con los 12.5 segundos a 115.2 mph del modelo 2018 con transmisión manual. Eleditor de pruebas de manejo Erick Ayapana elogió la transmisión por sus “excelentes cambios nítidos” durante el recorrido por la pista de arrancones. ElCamaro también tuvo un buen desempeño en las pruebas de frenado, en donde se detuvo de 60 a 0 mph en 103 pies, lo cual está a la par de los modelos Camaro SS de sexta generación anteriores a la renovación.”Sensación sólida de los frenos, buen agarre”, reportó Ayapana.”No hay señales de desgaste después de seis repeticiones”.

El Camaro SS2019 también estuvo a punto de igualar las cifras en el circuito de figura en ocho del SS que no es 1LE previo a la renovación, registrando un tiempo de 23.9 segundos con un promedio de 0.84 g.Sin duda es un tiempo impresionante, pero de acuerdo con el director de prueba Kim Reynolds, no fue fácil. Enel modo Track con el control de estabilidad desactivado, el Camaro requirió de una gran delicadeza al recorrer nuestro circuito.

“Solo use la tercera marcha porque en segunda la parte trasera es demasiado sensible, e incluso en tercera es extremadamente fácil hacer que se lance de lado”, escribió Reynolds en sus notas.”La forma de conducir esta cosa es mantenerla muy, pero muy cuidadosamente en un ligero subviraje y solo provocar un ligero sobreviraje al salir de la curva.Entonces, hay que ser medidos en la dirección y acelerar con mucho cuidado. Noes un auto con el que se puedan hacer payasadas. Consolo una ligera contracción del pie del acelerador podría patinar y girar”.

Recorrer la pista en forma deocho derrapando es siempre una opción, aunque Reynolds dice que ese método sería inevitablemente más lento (pero tal vez muy divertido).Lo interesante es que el Camaro SS iguala a la perfección el resultado que obtuvimos para un Ford Mustang GT 2018, el cual estaba equipado con la versión de Ford de la misma transmisión automática de 10 velocidades. Sinembargo, ese auto con su motor 5.0 litros V-8 que desarrollaba460 hp y 420 libras-pie fue más rápido en la prueba de aceleración.ElGT de 10 velocidades recorrió el cuarto de milla en 12.1 segundos a 118.8 mph e hizo el sprint de 0 a 60 mph en 3.9 segundos.

Las capacidades del Camaro SS no pueden usarse totalmente fuera de la pista, pero aún así podemos disfrutarlas. Esbastante sencillo alcanzar velocidades superiores al límite legal si tenemos suficiente espacio para galopar; además no ayuda el hecho de que el corpulento sonido del motor V-8 se vuelve cada vez más dulce a medida que aumentan las rpm. Ydesde luego, también hay diversión en las curvas. Laplataforma Alpha de GM en la que está basadosigue impresionando con su inherente rigidez; además la suspensión deportiva hace un excelente trabajo al eliminar el exceso de balanceo de la carrocería en lascurvas. Perola suspensión más rígida provoca a su vez un andar más rígido, lo cual se acentúa debido a las ruedas de 20 pulgadas con neumáticos de verano de bajo perfil.

Me encantó el hecho de poder lograr una posición baja en el asiento, aunque sería bueno contar con un poco más de refuerzo lateral de los asientos de serie. Hayasientos deportivosRecaro por un precio adicional de$1,595dólaresy se incluyen en el paquete SS 1LE de $7,000dólares, aunque ese grupo de equipamiento solo está disponible en los vehículos con transmisión manual. Elnuevo sistema de infotenimiento es rápido y sensible, pero uno tarda un poco en acostumbrarse a ver una pantalla inclinada hacia delante.

Por desgracia, una renovación a mitad de ciclo no puede hacer mucho por resolver la deficiente visibilidad hacia fuera del Camaro.Los estrechos cristales de la cabina y la elevada línea de referencia de la mitad hacia arriba provocan una experiencia claustrofóbica en el tráfico en horas pico. Nuestrovehículo de prueba 2SS disponía del sistema de advertencia de punto ciegoy alerta de cruce de tráfico trasero como equipamiento de serie, lo que ayuda a que sea más fácil vivir con el Camaro al conducirlo a diario.

La única opción incluidaen nuestro Chevrolet Camaro 2SS 2019 fue la transmisión automática de 10 velocidades, que aumentóel precio hasta $44,590dólares.Un 2SS con transmisión manual tiene un precio inicial de $42,995dólares.Incluso con los ahorros en costo, mi corazón se inclinaría por elde seis velocidades, ya que me gusta el compromiso adicional que representa realizar mis propios cambios de marcha. Peroconsiderando que hago una hora de mi casa al trabajo y viceversa, existe la probabilidad de que mi cerebro gane la batalla y me decidapor el de 10 velocidades, en especial ya que es tan rápido como el de transmisión manual y ofrece emociones similares.

Chevrolet Camaro SS Coupe (2SS) 2019
PRECIO BASE $42,995 dólares
PRECIO DEL VEHÍCULO A PRUEBA $44,590 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, RWD, 4 pasajeros, cupé de 2 puertas
MOTOR 6.2L/455-hp/455-lb-ft OHV 16-válvulas V-8
TRANSMISIÓN Automática de 10 velocidades
PESO EN VACÍO (DISTRIBUCIÓN DELANTERA/TRASERA) 3,739 libras (54/46%)
DISTANCIA ENTRE EJES 110.7 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 188.3 x 74.7 x 53.1 pulgadas
0-60 MPH 4.1 seg
CUARTO DE MILLA 12.4 seg @ 115.8 mph
FRENADO, 60-0 MPH 103 pies
ACELERACIÓN LATERAL 1.00 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 23.9 seg @ 0.84 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE, SEGÚN LA EPA 16/27/20 mpg
CONSUMO DE ENERGÍA EN CIUDAD/CARRETERA 211/125 kW-hrs/100 millas
EMISIONES CO2, COMBINADAS 0.99 lb/milla