Primer Manejo Pruebas

Chevrolet Blazer 2019: Primer Manejo

Aspecto agresivo contra espacio interior

Aspecto agresivo contra espacio interior

Con su gran ubicación, San Diego goza de interminables playas, gran clima y montañas que hacen a las pruebas de manejo divertidas. Fue con esta receta que Chevrolet nos invitó a conducir por primera vez la nueva Blazer, una SUV para cinco pasajeros que se ubicará entre la Equinox y Traverse. La misma semana que Chevrolet presentó la Blazer tuve oportunidad de conducir la Honda Passport; ambos modelos forman parte del segmento liderado por la Jeep Grand Cherokee y también participan la Hyundai Santa Fe, Nissan Murano y Ford Edge.

Entre la Blazer y Passport existen muchas diferencias. La más grande es el hecho de que la Passport ha sido posicionada y diseñada para pasar más tiempo fuera del pavimento que el resto de los modelos en el segmento (a excepción de Jeep). Como lo expuse durante mi Primer Manejo, la Passport está enfocada para entregar una conducción más cómoda en la carretera, pero tiene un espíritu aventurero que le ayuda a llegar a lugares donde su competencia no lo puede hacer necesariamente.

Por el otro lado, la Blazer se ha enfocado más a las carreteras y para eso Chevrolet ha diseñado cuatro versiones: L, Blazer, Premier y RS. Las variantes L, Blazer y Premier son las que están enfocadas a entregar un manejo más cómodo y confortable, mientras que la RS está diseñada para ser más deportiva. Aunque la variante L forma parte de la alineación de la Blazer, es muy probable que no la veamos mas que en las agencias de alquiler, ya que está diseñada para las flotillas. La variante Blazer puede estar propulsada por el motor 2.5 litros de cuatro cilindros que entrega 193 hp y 188 libras-pie de torque. Por el otro lado, las versiones Premier y RS son propulsadas por el motor 3.6 litros V-6 que entrega 308 hp y 270 libras-pie de torque. Ambos motores están accionados a una transmisión automática de nueve velocidades. El motor V-6 puede llegar a la versión Blazer por un precio adicional, mientras que la tracción integral está disponible en cualquier versión por un precio extra.

Las diferencias más notorias entre las variantes Premier y RS se encuentran en su aspecto. Como su nombre lo sugiere, RS es más deportiva y por ende cuenta con una parrilla de color negro, ruedas de hasta 21 pulgadas de color negro y detales negros en las defensas y las partes inferiores de las puertas. Sin embargo, mecánicamente la Premier y RS son lo mismo – excepto en la suspensión y dirección. La relación de la dirección es más rápida en el modelo RS (15.1:1 vs. 16.1:1), mientras que en la suspensión el modelo RS cuenta amortiguadores ajustados hacia la deportividad, teniendo un 40 por ciento más de compresión en el frente y 15 por ciento más en la parte trasera. Por dentro, la RS cuenta con costuras rojas en el tablero, los paneles de las puertas, asientos, volante y palanca de cambios, además de que las ventilas del aire acondicionado tienen un marco de color rojo. Los asientos de cuero del modelo RS también tienen detalles de color rojo, dándole al interior un toque diferente.

En cuestiones de manejo, conducimos únicamente el motor V-6 en las versiones Premier y RS. Las carreteras sinuosas de San Diego sirvieron como el escenario para probar ambas versiones. Durante un par de días condujimos la nueva SUV de Chevrolet y notamos diferencias en ambos modelos.

Para empezar, el motor V-6 es muy potente. Pise el acelerador y sentirá rápidamente como avanza a buen paso. Los 308 hp se sienten más que suficiente para una SUV como la Blazer. La transmisión de nueve velocidades hace un gran trabajo haciendo los cambios suaves, y cuando usted pisa el acelerador los cambios hacia abajo se hacen de forma rápida. Con el modo de manejo Sport, la transmisión detiene los cambios a rpm más altas, mientras que la dirección hidráulica se vuelve un poco más rígida. Este modo es muy bueno y divertido para conducir en curvas y está disponible en los modelos con tracción integral y con tracción en las ruedas delanteras. El único problema que sentí en este aspecto fue cuando conduje el modelo RS con tracción integral y al girar la perilla para seleccionar el modo de manejo Sport el sistema titubeaba y no quería quedarse con este modo activado. Si cuenta con tracción a las cuatro ruedas también podrá acceder al modo de manejo Off-Road y Tow, con el que se pueden remolcar hasta 4,500 libras cuando está equipado apropiadamente.

La suspensión hace un buen trabajo reduciendo las vibraciones y movimientos en la cabina. Al conducir la RS, notamos que el balanceo de la carrocería era muy bajo y la cabina se sentía cómoda, sin mucho zangoloteo. Aunque un día conduje el modelo Premier y al día siguiente conduje el modelo RS, no noté una diferencia significativa en cuanto a la dirección, aunque sí se sentía un poco más precisa. En donde sí noté un cambio significativo fue en la suspensión, ya que en el modelo RS se siente más deportiva y rígida en comparación al Premier.

La cabina tiene detalles muy funcionales. Por ejemplo, al igual que en el Camaro, los marcos de las ventilas del aire acondicionado pueden girar para ajustar la temperatura, simplificando su uso y espacio en la consola central. Pero lo que más me llamó la atención es lo bien que fue pensado el sistema de infotenimiento. A través de una pantalla táctil de 8 pulgadas, el sistema no solo es muy fácil de usar, sino que también cuenta con muy buenas gráficas y funciona como un smartphone. Entre los íconos que existen, uno puede crear un perfil y relacionarlo a la llave, para que cuando uno arranque el vehículo sus estaciones de radio y aplicaciones favoritas estén guardadas de la misma forma en que a usted le gusta. Se pueden crear muchos perfiles y cambiar entre uno y otro es muy fácil. Además, el sistema de infotenimiento cuenta con el modo valet, que bloquea electrónicamente el acceso a la guantera y limita el uso de las aplicaciones del sistema de infotenimiento.

En cuestiones de espacio, la Blazer no cuenta con el mismo espacio interior que la Passport. El modelo de Chevy se ve y se siente menos espacioso que el modelo nipón, y esto lo noté sobretodo en el espacio para la cabeza en la segunda fila, que se siente más apretada. Lo mismo ocurre en el maletero; la Honda tiene un maletero mucho más grande que la Chevy.

En cuestión de equipamiento, la versión L inicia a partir de los $29,995 dólares y cuenta con ruedas de aluminio de 18 pulgadas, pantalla táctil de 8 pulgadas con dos puertos USB, aire acondicionado de doble zona, asientos tapizados en tela, control crucero electrónico, luces LED de circulación diurna, Teen Driver y volante y palanca de cambios tapizados en cuero. El modelo Blazer con el motor de cuatro cilindros inicia a partir de los $33,495 dólares, mientras que el V-6 tiene un precio de $34,495 dólares y agrega radio XM, asiento del conductor automático con ocho posiciones, vidrios tintados, espejos del color de la carrocería y espejos de vanidad iluminados. La variante Blazer V6 Leather inicia a partir de los $38,695 dólares y cuenta con todo el equipamiento ya mencionado además de asientos de cuero, asientos delanteros con calefacción, asiento eléctrico para el pasajero, espejos exteriores con atenuación automática, portón del maletero automático, rieles en el techo, arranque a control remoto, monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzado y sensores de estacionamiento en la parte trasera. La variante RS inicia a partir de los $41,795 dólares y cuenta con todo el equipamiento ya mencionado pero agrega ruedas de 20 pulgadas (las de 21 pulgadas están disponibles por un precio adicional), seis puertos USB, volante con calefacción, luz ambiente, pantalla táctil de 8 pulgadas con sistema de infotenimiento y navegación, así como un sistema para acomodar mejor las cosas en el maletero. Por último, la variante Premier tiene un precio de $43, 895 dólares y cuenta con todo el equipamiento de la versión RS y un sistema de audio Bose de 8 altavoces con un subwofer, asientos con calefacción y aire acondicionado, espejos y asientos con memoria y exterior con detalles de cromo.

Será importante ver cómo es recibida la Blazer en los Estados Unidos. Se espera que este segmento siga creciendo, y con dos jugadores nuevos habrá que ver cómo se distribuyen las ventas. La Blazer ya está llegando a los concesionarios de los Estados Unidos.