Primer Manejo Pruebas

Cadillac XT6 2020: Primer Manejo

El rey de tres filas de la cima de Cadillac

El rey de tres filas de la cima de Cadillac

Mi día comenzó con un viaje en Uber al aeropuerto de Los Ángeles en un Chrysler PT Cruiser que olía a cigarrillos y se sentía como si su suspensión consistiera en discos de hockey fríos. Cuando me bajé del avión en Washington, D.C., busqué la salida esperando a que tocara otro mediocre auto camino al hotel. ¡Pero no! En cambio, me recibieron las buenas personas de Cadillac, que nos transportaron a otros tres periodistas y a mí a en el único Cadillac adecuado para este trabajo: el Escalade.

El gran y extravagante vehículo negro no tuvo problemas para alojar nuestro equipaje en su expansiva área de carga; al ser yo el periodista de automóviles más nuevo del grupo, dejé la segunda fila vacante y me fui directo hasta atrás. El espacio para las rodillas era estrecho pero aceptable para mis rechonchas piernas, y mis pies encontraron un diminuto hogar en la pequeña alcoba esculpida debajo del asiento de la segunda fila, pero era difícil ignorar que viajábamos en un SUV de carrocería sobre bastidor. Sin importar la cresta en su frente, el andar del Escalade era un poco rígido y holgado a la vez; además la palanca de cambios montada en la columna se tomó directamente de una Silverado. Pero para Cadillac, es el único de tres filas en la flotilla.

Corrección: era el único de tres filas en la flotilla.

Vehículo más Pequeño, Mayor Espacio

El Cadillac XT6, nuevo para este año, es un SUV de lujo de tres filas con carrocería monocasco, que se coloca justo debajo del Escalade y por encima de los XT4 y XT5, que son más pequeños y de cinco pasajeros. Su carrocería exterior se ve influenciada directamente por el impactante prototipo Escala; para nosotros es el SUV de Cadillac de producción en serie con la mejor apariencia. No sufre de las desafortunadas proporciones del XT4 o de la obsoleta apariencia de burbuja que el XT5 heredó de su predecesor, el SRX. La amplia parrilla y los faros delgados de LED conforman un frente agresivo, mientras que su perfil cuadrado con lados planos se ve utilitario y maximiza el volumen interior.

Hablando del interior, el XT6 se diseñó desde cero para tener tres filas de asientos. En China (un segmento de mercado básico para el XT6) los vehículos de tres filas son a menudo responsables de transportar tres generaciones de una familia con los abuelos atrás, así que la tercera fila no podría ser una adición barata. Me complace informar que la tercera fila es cómoda y espaciosa; mucho mejor que la del Escalade. Yo, que mido 6 pies con 1 pulgada, pude caber fácilmente en la butaca de la segunda fila y con el asiento del conductor posicionado en donde lo tendría para andar y conducir con comodidad. Mi cabeza rozaba con el techo, pero hay mucho más espacio para la cabeza que en la tercera fila del Kia Telluride en el que hace poco traté de meterme. Además, el piso es agradable y bajo en el XT6, por lo que mis rodillas no topaban con mi barbilla.

Al frente, los conductores y pasajeros se encuentran con una nueva versión del sistema de infotenimiento CUE de Cadillac, que ahora dispone de una perilla de selección giratoria, justo detrás de la nueva palanca de cambios electrónica. No había tenido experiencia con las muy criticadas generaciones anteriores de CUE, pero esta es bastante buena. La pantalla táctil es grande, clara y sensible; además la renovada consola central minimiza el uso de los botones táctiles capacitivos que asediaban a sus predecesores. Ambos modelos que conduje usaban mucho revestimiento de fibra de carbono real, que se ve mucho mejor que el revestimiento falso de algunos competidores, pero parece particularmente fuera de lugar en un SUV de tres filas. En mis autos de lujo, prefiero piel y madera en vez de carbono y Alcántara.

Tres Filas Llenas de Bondad

El XT6 está disponible en dos niveles de equipamiento: Premium Luxury y Sport, cada uno de los cuales se ofrece con un paquete Platinum que enriquece el interior. El Premium Luxury sirve como el vehículo de nivel de entrada y se ofrece con tracción delantera o total. Dispone de muchos acabados brillantes en el exterior, lo que Cadillac denomina Galvano. Los modelos Sport cuentan con una dirección más rápida, tracción integral de serie, suspensión activa y un mapeo único de aceleración y de los cambios, junto con pequeños detalles como las paletas de cambios de magnesio. Las piezas de revestimiento Galvano del modelo Premium Luxury se sustituyen con partes en negro brillante en el Sport.

El XT6 Sport cuenta también con doble embrague y vectorización del torque, aunque no pude discernir una diferencia notable en el manejo entre los dos modelos. Yo diría que el XT6 en cualquier versión se maneja relativamente bien. Al conducirlo se siente mucho más pequeño y controlado que el monstruoso Escalade. En un camino de tierra fuera de una bodega de vinos en Virginia, incluso pudimos sacudir el extremo trasero y aplicar algo de bloqueo opuesto. Es un enunciado que nunca pensé escribir sobre un SUV de Cadillac.

Todos los modelos son impulsados por un 3.6 litros V-6 de aspiración natural, acoplado a una transmisión automática de nueve velocidades. El V-6 suministró una potencia adecuada, además de sonar excelente con el acelerador a fondo. Con una aceleración parcial puede sonar un poco tosco, pero el uso de una transmisión automática convencional en vez de una CVT mantiene las revoluciones bajas y mitiga en gran medida el problema. Hay mucho recorrido en los pedales del acelerador y del freno, lo cual facilita a los conductores el proceso de medir sus acciones para una conducción fluida. La dirección es mucho más rápida en el XT6 Sport; al conducir cada modelo uno después del otro se reveló la ligera ventaja del Sport en cuanto a comodidad en el andar. Su amortiguación activa de serie no marca la transformadora diferencia como el Magnetic Ride Control de Cadillac, pero los movimientos de la carrocería son un poco más controlados que en el modelo Premium Luxury.

El XT6 no está disponible con la excelente tecnología de conducción manos libres Super Cruise de Cadillac, pero nos dijeron que será una opción para el modelo 2020. Dicho esto, todos los modelos incluyen de serie el frenado de emergencia con avance en baja velocidad, asistente de estacionamiento delantero y trasero, y asistente de mantenimiento de carril. Los faros para curvas y las luces altas automáticas se incluyen también de serie. Un paquete de asistencia para el conductor disponible agrega el control de velocidad crucero adaptivo, frenado de emergencia mejorado y el ligeramente desconcertante sistema de ajuste de cinturón automático. Aprecio el uso de Cadillac de la vibración del asiento del conductor para activar las alertas de seguridad, en contraste a las alertas audibles en la mayoría de los autos. El sistema notifica solo al conductor en vez de poner a todos los pasajeros en un estado de pánico absoluto.

También hay disponible un paquete llamado Enhanced Visibility and Technology (visibilidad y tecnología mejoradas), el cual agrega un asistente de estacionamiento automático, un sistema de cámara de visión envolvente de alta definición, un head-up display y el espejo con cámara trasera. Esa última característica ofrece a los conductores un espejo retrovisor convencional que, con solo activar un interruptor, cambia a un monitor en forma de espejo que muestra una transmisión de video de una cámara justo debajo del alerón trasero del XT6. Funciona en cuanto a que puede tener una vista más amplia sin obstrucciones del camino detrás de usted, pero la iluminación de la transmisión de video es diferente de lo que puede ver hacia delante.Cambiar su mirada entre el camino y el monitor le toma una fracción de segundo de ajuste óptico; nos pareció más una distracción que algo útil.

Hasta luego, Escalator

Después de una mañana de conducir por el campo en el XT6, regresamos a uno de los muchos viñedos en Virginia para una tarde de cata de vinos. Yo no quise participar porque me estaba quedando dormido y no me gusta mucho el vino, pero fue una agradable forma de terminar el viaje. A medida que se aproximaba la hora de volar de vuelta a casa, algunos de nosotros nos llevaron otra vez a un Escalade; yo me decepcioné un poco de que no viajáramos al aeropuerto en un XT6. Es un SUV que se ve y se conduce mejor, con más tecnología y comodidad. Es una pena que el SUV insignia de Cadillac tenga que ser una enorme y corpulenta bestia como el Escalade. Si fuera mi dinero y mi familia, no dudaría en coger mejor las llaves del XT6. Sin embargo, el Escalade nos llevó sanos y salvos al aeropuerto y fue mucho mejor que un oloroso PT Cruiser.