Auto Shows Detroit

Cadillac CT6-V se agota en cuestión de horas

Lo que hace el motor Blackwing V-8

Lo que hace el motor Blackwing V-8

El Cadillac CT6 no solo es un sedán muy lujoso, sino que la variante CT6-V de alto rendimiento con su motor Blackwing se vendió en cuestión de horas cuando comenzaron los pedidos.

El V-8 Blackwing construido a mano se presentó en marzo de 2018: un motor 4.2 litros V-8 doble turbo, exclusivo para Cadillac, que produce unos 550 hp y 627 libras-pie de torque.

Para preparar su lanzamiento a mediados de este año, Cadillac comenzó los pedidos la mañana del 14 de enero, y para las 2:30 p.m., las 275 unidades dirigidas al mercado de los Estados Unidos se agotaron, nos dijo el presidente de Cadillac, Steve Carlisle. Los clientes del sedán de $89,785 dólares también obtendrán dos días en la Academia Cadillac V-Performance en Spring Mountain Resort, en Nevada.

El CT6-V es la expansión de la submarca V-Series, que se continuará ofreciendo en más modelos de la alineación, pero que seguramente será la única que cuente crossovers de alto perfil, dijo Carlisle, sin identificar si la Escalade calificaría.

Carlisle también dijo que los reportes sobre la descontinuación del CT6 son muy exagerados. La planta de Detroit Hamtramck actualmente produce el modelo, pero cerrará muy pronto. Sin embargo, el modelo, que recibió una actualización de medio ciclo para 2019, seguirá vivo.

Como parte de un plan de reestructura, GM dijo que no tiene planes cambiar la producción en algunas plantas, incluyendo Hamtramck, y que la fe de las instalaciones está basada en las negociaciones con el sindicato de trabajadores automotrices. Las dos partes están trabajando en un nuevo acuerdo para reemplazar el actual contrato, que expira en septiembre.

“Estamos buscando alternativas para mantener al CT6 en el mercado”, dijo Carlisle.

Las negociaciones podrían mantener abierto a Hamtramck, o la producción se podría trasladar a otra planta como Spring Hill, que actualmente produce los crossovers XT5 y XT6 en Tennessee.

El CT6 también es construido en China, donde las ventas son más o menos las mismas que en los Estados Unidos. Pero exportar de China a Estados Unidos no es una opción. “Los aranceles y las políticas – están un poco tensas”, dijo Carlisle. “No es mi opción favorita”.