Novedades

BMW podría reemplazar al i8 con otro superauto híbrido

Seguramente con más potencia y un precio más alto

Seguramente con más potencia y un precio más alto

BMW acaba de actualizar su i8 híbrido y recientemente agregó el i8 convertible, pero por lo que hemos escuchado, no hay planes para la segunda generación de su híbrido de alto performance. De hecho, tanto el i3 como el i8 seguramente serán descontinuados. Pero eso no significa que BMW esté dejando el juego de los vehículos con motor central. Podría estar trabajando en un superauto híbrido.

Autocar señaló que en lugar de reemplazar directamente al i8, BMW seguramente irá por un modelo más alto. Y aunque BMW todavía no ha dicho públicamente que quiere competir contra el Acura NSX, suena que por lo menos un ejecutivo ya está haciéndose a la idea. En una reciente conversación con Autocar, Klaus Frohlich, director de desarrollo de producto de BMW, habló abiertamente sobre el potencial de un superauto híbrido.

“Si eres un ingeniero, una vez en tu vida vas a querer hacer un super deportivo. Creo que la electrificación parcial lo hará posible”, dijo Frohlich. “Si tenemos estas unidades potentes y eléctricas, si tenemos un chasis de fibra de carbono, por ejemplo el del i8, y si tenemos motores de alta potencia, entonces lo que tienes que hacer es combinarlo todo en un mismo paquete de mucho performance”.

Frohlich no se quedó corto en nombrar a algunos competidores potenciales. “Si ves a los superautos – los McLarens, los Ferraris – más allá de 2020, todos serán parcialmente eléctricos”, dijo. “Y si ves a los híbridos enchufables que estamos planeando hoy, un motor eléctrico en nuestros híbridos enchufables tiene más de 99 bhp y 184 libras-pie de torque. Así que si ves este motor eléctrico en un auto que te da el mismo empuje que antes encontrabas en un motor V-8, entonces debes de sentir una potencia deportiva en este híbrido enchufable – y eso encaja perfectamente con la marca M”.

Por supuesto, más performance también costará más. Y debido a que el i8 cuesta alrededor de $150,000 dólares, podríamos estar viendo un precio de $200,000 dólares para el nuevo superauto híbrido de BMW. Y si se conduce como un Ferrari o un McLaren, por supuesto que valdrá la pena.

Fuente: Autocar