- Cupé/Convertible
En Retrospectiva: La Maquina de McQueen
Rumbo a las colinas de Hollywood al volante del amado Jaguar XKSS de Steve McQueen

Agradable. Guapo. Talentoso. Paranoico. Tenaznaz.Mercurial. Idealista. Directo. Sexy. Endiabladamente sexy.

Éstos son sólo algunos de los adjetivos que describían a Terrence Steven McQueen.

Casi 25 años después de su muerte, la leyenda de Steve McQueen sigue viva. Como adolescente problemático, disléxico y generalmente sin hogar,McQueen encontró su vocación en el escenario y en la pantalla. Era el más complejo de los seres humanos. Podía ser amable en un momento y maligno al siguiente. Tenía un retorcido sentido del humor y un temperamento violento. Perfeccionista.Hombre de hombres. Hombre para las damas.

publicidad


Sid Avery/MPTV

La complicada vida de McQueen y su muy exitosa carrera seguían los mismos lineamientos que el teatro mismo: la comedia y la tragedia. Con una mirada azul acerada y siendo muy voluble, magnetizó a cualquiera que tuviera contacto con él, ya sea en persona o por medio de la pantalla de plata. Su “sex appeal” hizo de él una estrella en vida y un icono de Hollywood desde su temprano fallecimiento el 7 de noviembre de 1980 por causa del cáncer. Sólo tenía 50 años de edad. Steve McQueen y sus contemporáneos —Newman, Brando, Garner, Coburn y otros— durante décadas definieron el género del actor viril estadounidense.

Su biógrafa, Penina Spiegel, cita a Faye Dunaway cuando dijo: “Es el chico malo que nadie entiende que se puede curar fácilmente con un poco de calidez y comida hecha en casa”.

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | Siguiente





publicidad