- Cupé/Convertible
Pedal A Fondo: Lamborghini Murcielago 2002
El modelo de auto exótico

2002 Lamborghini Murcielago interior view

Lamborghini lo ha estado haciendo por más de 40 años: crear autos deportivos extremos con motor en el medio que pululan en los sueños automovilísticos de los adolescentes de todo el mundo. Primero fue el Countach. Luego vino el Diablo. Y ahora es el Murciélago. Aunque es claramente el descendiente espiritual de los dos primeros, el Murciélago proviene de una nueva Lamborghini, cuya propietaria es la Volkswagen, supervisada por Audi, y orientada a construir maquinaria de calidad aunque fantástica, que pueda ser manejada (y lo será), y no sólo halagada.

publicidad


2002 Lamborghini Murcielago engine view

La mayor parte de la carrocería está elaborada en fibra de carbono, excepto el techo de acero y las obligatorias puertas en tijera con bisagras al frente; dicha estructura rodea a un chasis con marco espacial. La fuerza motivadora viene en forma de una planta de poder V-12 DOHC de 6.2 litros, completamente de aleación, que sirve para dar 571 CV de potencia, la máxima producción en esta competencia. El motor está respaldado por la primera transmisión manual de Lambo con seis velocidades; la potencia llega al pavimento por medio de una tracción total a tiempo completo que divide el torque entre un 70 por ciento para atrás y 30 por ciento para el frente.

Lamborghini Murcielago 2002
Lo positivo
Rendimiento insuperable; ganador de velocidad máxima
Finalmente, sentido de calidad
Tracción total efectiva

Lo negativo
El ingreso y egreso todavía es un problema
Visión trasera obstruida
Red limitada de distribuidores en Estados Unidos

No se pierda
Lo mejor tecnología activa de enfriamiento y aerodinámica

Conclusión
En resumen el mejor Lambo de todos los tiempos

Además de ayudas completas en potencia y estilo, el Murciélago ostenta varios toques técnicos que valen la pena. El más notable es su Sistema de Enfriamiento con Flujo Variable de Aire; los conductos estilo “ala de murciélago” justo atrás de las ventanas, se elevan cuando es necesario un máximo de aire enfriador, y se bajan en caso contrario, reduciendo la resistencia aerodinámica. Un “spoiler” montado en la cubierta trasera se eleva y baja por sí mismo, dependiendo de las necesidades aerodinámicas. El amortiguamiento activo se ajusta automáticamente a cuatro niveles de firmeza, dependiendo de las condiciones de la carretera y del estilo de conducción; o a su vez, el conductor puede preseleccionar una a su gusto. La barrera frontal de aire parece peligrosamente baja, pero el frente puede ser elevado hidráulicamente para evitar el contacto con los accesos bajos.

El interior del Murciélago es el primero en un Lambo que no parece como si viniese de un auto construido en casa en base a un “kit”. Hay espacio adecuado para la mayoría de conductores, y todo tiene hermosos acabados. Afortunadamente la cabina no está muy aislada; sería una vergüenza acallar todo el profundo rugido mecánico de este V-12. Lamborghini actualmente construye unos 400 Murciélagos por año, de los cuales alrededor de la mitad van al mercado estadounidense. Con estas cantidades y a este precio, unos pocos afortunados conocerán la emoción de poseer un Murciélago. Pero por lo menos da a los adolescentes (de todas las edades) algo con qué soñar.






publicidad