Primer Manejo Pruebas

Volvo XC60 2018: Primer Manejo

El más vendido de Volvo rejuvenece.

El más vendido de Volvo rejuvenece.

La última Volvo XC60 que comparamos en la Gran Prueba 2015 era un poco “chirriante”, por lo que quedó en el último lugar de la competencia. En ese entonces tenía seis años de antigüedad, y criticamos su interior por su sistema infotenimiento que estaba ubicado demasiado abajo, su deslucido lujo y su tendencia a “rechinar más que nuestro Nissan Versa Note de largo plazo” (con la mitad del millaje). Se había sometido a un trasplante de corazón ese mismo año: recibió el motor 2.0 litros sobrealimentado y turbocargado Drive-E de la actualidad, pero la integración se sintió algo inmadura. La lógica de cambios y la calidad de la nueva transmisión automática de ocho velocidades suscitó críticas y, debido a que el nuevo motor solo estaba disponible con tracción delantera ese año, sufría de una dirección de torque muy parecida a la de un Chevrolet Cobalt SS turbo o un Dodge Omni GLH. Al menos la tracción total acabó con la dirección de torque en un auto de prueba 2016.

Para el año modelo 2018, el vehículo más vendido de Volvo se deshace de su vieja arquitectura Ford para obtener una versión corta de la plataforma sueca SPA. En comparación con su hermana mayor, la XC90 que se coronó como nuestra SUV del Año, la distancia entre ejes de la nueva Volvo XC60 2018 se recortó 4.7 pulgadas, mientras que las anchuras del eje y de la carrocería se contrajeron aproximadamente media pulgada. El peso también disminuyó en aproximadamente 280 libras. Desde luego que, con respecto a la estructura de Ford, la nueva distancia entre ejes es 3.6 pulgadas más larga, la carrocería es 4.3 pulgadas más ancha y la anchura del eje se extiende 0.8 pulgadas en la parte delantera, y 2.8 pulgadas en la parte trasera. Pero este régimen para “musculatura” de la SPA recortó suficiente grasa como para que la XC60 SPA no pese más que su predecesor. También se cambiaron los amortiguadores delanteros por brazos de control y los muelles traseros por la suspensión de ballesta transversal para acomodarse en la arquitectura compacta. La suspensión neumática con amortiguadores Four-C está disponible ahora en todos los modelos del XC60 por $1,800 dólares.

Las opciones de tren motriz y las clasificaciones de potencia coinciden con las de la XC90, lo que significa que tendremos los siguientes números: T5 AWD (turbo, 250 hp/258 libras-pie), T6 AWD (supercargado y turbocargado, 316 hp/295 libras-pie) y T8 eAWD (supercargado, turbocargado, más una batería de 10.4-kW-h que impulsa dos motores eléctricos, para entregar un total de 400 hp/472 libras-pie combinados). En otros mercados habrá motores diésel y motores a gasolina menos potentes que nunca veremos en Estados Unidos, aunque sabemos que pronto llegará una opción de tracción delantera. Al igual que con la XC90, cada una de las opciones anteriores está disponible en las versiones Momentum, R-Design e Inscription.

No sería un lanzamiento de un producto Volvo sin un nuevo artilugio de seguridad en la presentación de PowerPoint; después de todo, falta muy poco para el año 2020, cuando Volvo ha declarado que no habrá más lesiones o muertes graves en ninguno de sus autos. Además de frenar automáticamente cuando haya una colisión inminente, el sistema City Safety de la XC60 proporcionará asistencia a la dirección mediante una combinación de asistencia eléctrica suave y frenado en parte interna de las ruedas del giro previsto. Este sistema funciona para prevenir colisiones con vehículos, peatones y animales grandes a velocidades entre 30 y 60 mph. De 37 a 87 mph, el sistema Oncoming Lane Mitigation acciona la dirección para prevenir accidentes con los vehículos que vienen de frente, en caso de que el auto atraviese el separador de carril. Esas características son equipamiento de serie (junto con todo el equipo de seguridad que llega de serie en la XC90 y el S90). Si compra el paquete Vision de $1,100 dólares, el sistema de información de punto ciego recibe una asistencia a la dirección similar para regresar el auto al carril correcto si se detecta tráfico aproximándose en sentido contrario. El conductor siempre tiene la opción de anular estos sistemas de asistencia.

La plataforma SPA resolvió todos los detalles del interior, y el interior de la XC60 2018 tiene la misma estética de diseño escandinava que nos entusiasmó en la XC90. El nivel de equipamiento más alto, “Inscription”, cuenta con un nuevo tablero y detalles en las puertas de madera grisácea de poro abierto. Pero la mayor actualización es la pantalla táctil vertical Sensus, similar a un iPad. Nos gustaba la original en la XC90, pero después de vivir con ella por un año, teníamos varias sugerencias para mejorarla. La mayoría de estas actualizaciones fueron incorporadas al modelo 2018: una estructura de menús más simple, integración con smartphones Apple y Android, y la adición de nuevas apps como Wikilocations, Yelp, Glympse, además de audio con Tune-In, Pandora y Spotify.

En el interior abundan los detalles bien pensados, como los cubículos de almacenamiento para tabletas debajo de los asientos traseros, botones en el maletero para abatir los asientos, un tapete opcional para la zona de carga que puede proteger temporalmente la pintura del parachoque y que puede desdoblarse para formar una superficie alfombrada sólida sobre los respaldos de los asientos abatidos, además de un área para pasar los esquís. La XC60 cuenta incluso con los tubos que dispersan el agua de los limpiaparabrisas justo dentro de ellos, de modo que el líquido únicamente se dispersa justo donde se necesita, en las gomas de los limpiaparabrisas.

Para averiguar si sus costumbres de manejo coincidían con su buena apariencia, probamos una Volvo XC60 T6 AWD Inscription 2018 con suspensión neumática en las colinas cerca de Barcelona, España, y se desenvolvió admirablemente bien. Los brazos de control delanteros se esfuerzan mucho por bajar y enderezar el centro de balanceo geométrico, mientras que los muelles más rígidos (en realidad tienen el mismo índice que los de la XC90, pero por soportar menos peso se comportan con mayor rigidez) y la barra estabilizadora delantera hacen mucho por corregir el rumbo. Los neumáticos Michelin Latitude Sport 3 (tamaño 255/45R20) rechinaron un poco, pero su agarre fue como el de un político insurgente. La calidad en el andar nos pareció bastante flexible, dadas las aspiraciones más deportivas del auto. La dirección está calibrada para ser mucho más sensible que en la XC90 cuando se desvía ligeramente del centro. Esto fue útil en los tramos más sinuosos, pero resultó algo tembloroso en los tramos más rectos a altas velocidades. Ninguna de las tres configuraciones de la dirección hicieron mucho con respecto a la sensación en el camino, por lo que dejamos la opción intermedia.

A pesar de ser casi tan ancha como la XC90, el habitáculo de la XC60 2018 se siente más estrecho y ordenado gracias a un parabrisas más inclinado y a las ventanas laterales que están más curvadas en la parte superior. Esa sensación se corrobora mediante el rendimiento de una mejora del 16 por ciento en la relación peso/potencia y una transmisión automática de ocho velocidades recalibrada, con cambios placenteramente rápidos y astutos (especialmente en modo Dynamic). Pero la realidad insoslayable es que un motor así de pequeño con dos dispositivos de refuerzo se va a sentir menos fluido que uno más grande con aspiración natural, y con por lo menos 280 libras menos para amortiguar la percepción del conductor sobre esto, la XC60 se siente menos fluida que la XC90 al conducirla de manera agresiva.

Probamos la asistencia de dirección haciendo cambios de carril que pudieran haber resultado peligrosos, y sentimos cómo el sistema regresaba tranquilamente el vehículo al carril correcto. También fue de utilidad la advertencia audible que puede ajustarse para sonar cada vez que el conductor se desvía más allá de una diferencia definida según los límites de velocidad publicados, o, lo que es más frecuente, cada vez que se reduce un límite de velocidad señalizado. Incluso advierte sobre las cámaras de velocidad en Europa (esa funcionalidad todavía no está totalmente implementada en casa). El sistema Pilot Assist está diseñado deliberadamente a disuadirlo de cualquier noción de autonomía total. Solo tolera quitar las manos del volante por cuestión de segundos, pero es muy útil durante las visitas turísticas o tal vez al hablar con un pasajero con las manos en el volante, ya que ayuda con delicadeza a mantener el vehículo centrado en el carril.

Entonces ¿cómo se desempeñaría la nueva XC60 2018 en una revancha de esa Gran Prueba? Con todas nuestras quejas corregidas, buen rendimiento del motor T6 AWD y con su agresivo esquema de precios (el T5 tiene un precio inicial de $42,495 dólares y el T6 de $45,895 dólares con techo panorámico, navegación, faros LED, advertencia de colisión y demás equipamiento de serie que tiene un costo adicional en la Lexus NX y en otros), me agradan las posibilidades de la Volvo. Nunca subestime el poder de rejuvenecimiento holístico de la arquitectura “SPA” escandinava bien aplicada.

 Volvo XC60 2018
PRECIO BASE $42,495-$57,695 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, AWD, capacidad para cinco pasajeros, SUV de cuatro puertas
MOTORES 2.0L/250-hp/258-lb-ft turbocargado DOHC 16-válvulas I-4; 2.0L/316-hp/295-lb-ft supercargado y turbocargado DOHC 16-válvulas I-4; 2.0L/313-hp/295-lb-ft supercargado y turbocargado DOHC 16-válvulas I-4 y dos motores eléctricos que entregan una potencia de 46-hp/111-lb-ft en el frente y 87-hp/177-lb-ft en la parte trasera; 400 hp/472 lb-ft combinados
TRANSMISIÓN Automática de ocho velocidades
PESO EN VACÍO 3,950-4,600 lb (fabricante)
DISTANCIA ENTRE EJES 112.8 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 184.6 x 78.7 x 65.3-66.9 pulgadas
0-60 MPH 4.9-6.4 seg (estimado fabricante)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN EPA No ha sido sometida a pruebas
DE VENTA EN LOS ESTADOS UNIDOS Agosto de 2017