Primera Prueba Pruebas

Volvo S90 T6 AWD 2017: Primera Prueba

Encontrando la magia de la XC90 en un sedán.

Encontrando la magia de la XC90 en un sedán.

Volvo ha tenido una racha bastante buena. Después de que la XC90 esperó durante una década por su reemplazo, el modelo de segunda generación debutó el año pasado ante los elogios de los críticos, llevándose nuestro codiciado premio de la SUV del año. El ciclo de vida del Volvo S80 fue dos años menor al de la XC90 original, pero el sedán de lujo necesitaba un reemplazo con urgencia. Con la rediseñada XC90, el fabricante automotriz sueco giró su atención hacia el S80 y, afortunadamente, parte de la magia de la XC90 se le pegó a su reemplazo, el Volvo S90 2017.

El nuevo Volvo S90 tiene mucho en común con la XC90. Al estar basado en la misma arquitectura de producto escalable que el crossover, el S90 en realidad comparte el 70 por ciento de sus piezas con la XC90, incluyendo el motor I-4 supercargado y turbocargado de 2.0 litros de nuestro vehículo de prueba S90 T6 AWD Inscription, la transmisión automática de ocho velocidades y el sistema de tracción total. Al igual que con la XC90, el motor I-4 supercargado y turbocargado de 2.0 litros del S90 T6 desarrolla saludables 316 hp y 295 libras-pie de torque. El motor T6 en nuestro auto de prueba está actualmente solo disponible con tracción total. Los compradores que deseen un Volvo de tracción delantera pueden optar por el T5, que no cuenta con el supercargador y desarrolla 66 hp menos.

2017 Volvo S90 T6 AWD Inscription front three quarter in motion 02

A pesar del uso compartido de piezas entre la XC90 y el S90, Volvo hizo un trabajo excepcional al diferenciar los dos vehículos, en donde el S90 cuenta con su propio estilo exclusivo con el lenguaje de diseño del fabricante de autos, tanto en el interior como en el exterior. Y el S90 se conduce de manera distinta también. En la pista, nuestro vehículo de prueba S90 2017 casi totalmente equipado aceleró de 0 a 60 mph en 5.6 segundos y recorrió el cuarto de milla en 14.1 segundos a 98.9 mph. El rendimiento de aceleración del sedán Volvo es un segundo más rápido que nuestra XC90 de prueba a largo plazo. El S90 tuvo un rendimiento excepcional en la prueba de frenado de 60 a 0 mph, deteniéndose por completo en solo 107 pies. A diferencia de la mayoría de las XC90, que andan sobre suspensión neumática, nuestro S90 de prueba contaba con la suspensión delantera estándar de doble horquilla y suspensión trasera transversal de ballesta (los muelles traseros de aire son una opción de $1,200), pero el rendimiento en la pista de derrape y el circuito de figura en ocho aparentemente no se vio afectado por ello. En la pista de derrape el S90 promedió 0.88 g y completó el circuito de figura en ocho en 26.3 segundos, con un promedio de 0.68 g.

En la carretera, el S90 es bastante agradable de conducir. El motor supercargado y turbocargado emite un rugido gratificante al pisar cada vez más el acelerador y, a pesar de su cilindrada del tamaño de una botella de refresco, nunca se queda con deseos de más potencia al viajar por la ciudad o por la autopista. “Una entrega de potencia fluida y agradable”, comentó la editora de Detroit, Alisa Priddle. “Además, la combinación de un supercargador con un turbocargador elimina por completo el retraso”. El S90 tiene un buen manejo también. Aunque queda claro que el S90 no busca ser conducido de manera deportiva (Volvo está guardando esto para la próxima versión Polestar), el sedán se conduce aparentando estar más pequeño de lo que realmente es, con una cremallera de dirección precisa y bien compensada.

El interior del S90 es un fantástico lugar para estar, con cuero tan suave como la mantequilla, hermosas texturas y contrastes, y un fantástico revestimiento de madera. Resulta obvio que el diseñador del interior del Volvo haya perfeccionado sus destrezas trabajando para Bentley. Los asientos delanteros del Volvo son cómodos para los viajes largos, y el asiento trasero ofrece suficiente espacio para pasajeros adultos. El sistema de infotenimiento Sensus de Volvo al estilo Tesla es estelar, con gráficos nítidos y una respuesta eficiente.

El Volvo S90 T6 AWD tiene un precio inicial de $57,245 dólares en el nivel de equipamiento Inscription más alto; nuestro vehículo llegó casi totalmente equipado con un precio de $66,105. Tal vez eso no suene impresionante, pero es potencialmente valioso si se le compara con los rivales alemanes como el BMW serie 5 y el Mercedes-Benz clase E. ¿Cómo se medirá el S90 2017 contra los estables del segmento? Sea paciente; no tendrá que esperar mucho para averiguarlo.

Volvo S90 T6 AWD Inscription 2017
PRECIO BASE $57,245 dólares
PRECIO DEL MODELO A PRUEBA $66,105 dólares
ESQUEMA DEL VEHÍCULO Motor delantero, AWD, 5-pasajeros, sedán de 4 puertas
MOTOR 2.0L/316-hp/295-lb-ft turbo-/supercharged DOHC 16-válvulas I-4
TRANSMISIÓN Automática de 8 velocidades
PESO EN VACÍO (DIST. DELANTERA/TRASERA) 4,148 libras (55/45%)
DISTANCIA ENTRE EJES 115.8 pulgadas
LARGO X ANCHO X ALTO 195.4 x 74.0 x 56.8 pulgadas
0-60 MPH 5.6 segundos
CUARTO DE MILLA 14.1 segundos @ 98.9 mph
FRENADO, 60-0 MPH 107 pies
ACELERACIÓN LATERAL 0.88 g (promedio)
PISTA EN FORMA DE OCHO 26.3 seg @ 0.68 g (promedio)
AHORRO DE COMBUSTIBLE SEGÚN EPA 22/31/25 mpg ciudad/carretera/combinado
CONSUMO DE ENERGÍA, CIUDAD/CARRETERA 153/109 kW-hrs/100 millas
EMISIONES C02, COMBINADO 0.77 lb/milla